El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha destacado este martes ante inversores internacionales que BBVA está bien posicionado para aprovechar las oportunidades del entorno actual gracias a que cuenta con una senda estratégica clara y bien definida, un plan de transformación con foco en el cliente y apoyado en el uso de los datos y la tecnología, y las fortalezas de su modelo de negocio.

Su intervención en el encuentro Morgan Stanley European Financials Conference celebrado en Londres, se dividió en dos partes. En la primera hizo un repaso de los avances del plan de transformación de BBVA, que utiliza la tecnología en beneficio del cliente y que posicionan al Grupo de forma diferencial de cara a aprovechar las oportunidades que tiene ante sí. Posteriormente, el consejero delegado subrayó las fortalezas de BBVA tanto globalmente como por áreas de negocio.

Igual te interesa…

Transformación digital

Carlos Torres Vila comenzó su presentación poniendo en contexto la estrategia del Grupo dentro de un entorno complejo. En este escenario, el consejero delegado señaló que BBVA cuenta con una senda estratégica clara, definida a través de su propósito: poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era, y de su materialización en seis prioridades estratégicas. Todo ello constituye una propuesta de valor que busca tener un impacto real tanto en individuos como en compañías.

Partiendo de esa base, Carlos Torres Vila quiso hacer hincapié en que BBVA está cumpliendo con la estrategia centrada en el cliente. Para conseguirlo BBVA está utilizando la tecnología  para impulsar los ingresos a través de experiencia de cliente, las ventas digitales y de la función de asesoría (above the glass) y generar ahorros de costes a través de cambios en el modelo de distribución, mejoras en la productividad e implantación de nuevas plataformas tecnológicas y formas de trabajo agile (below the glass).

Igual te interesa…

3T16-carlos-torres-vila-quinta

Así pues, BBVA está centrado en generar productos y prestaciones diferenciales muy intuitivas que permitan al cliente contar con los servicios que necesita en su móvil. Esto es lo que se ha definido como “la revolución de las pequeñas cosas”. Una revolución que, durante 2016, se ha ido materializando en entregables que continuarán sucediéndose trimestralmente. Todo ello, unido a una oferta clara y transparente destinada a ayudar a los clientes a entender mejor sus finanzas, está llevando a que estos estén más satisfechos y comprometidos con la entidad.

Además, el consejero delegado de BBVA quiso recalcar el crecimiento tanto del número de clientes como de las ventas digitales que se viene generado por la mayor oferta de este tipo de productos. Los clientes digitales crecieron un 20% en el último año hasta alcanzar los 18,4 millones en diciembre de 2016 (de los cuales 12,4 son clientes que utilizan el móvil como canal principal). En lo que respecta a las ventas digitales, estas representan ya el 17% de las ventas totales en España, mientras que en EE.UU rozan el 20% y en Turquía superan el 26%. En cualquier caso, Carlos Torres Vila señaló  que todavía hay potencial para seguir creciendo. Además, el consejero delegado hizo referencia a la función de asesoría como palanca clave para ofrecer una propuesta de valor personalizada y enriquecida,

Carlos Torres Vila quiso explicar también las claves que impulsarán el proceso de transformación de BBVA gracias a la generación de eficiencias. En este sentido, destacó el papel clave que jugarán las oficinas y los gestores en la transformación de BBVA y a la necesidad de desarrollar un nuevo modelo operativo que permita aumentar la productividad y mejorar la eficiencia. El consejero delegado de BBVA hizo, además, particular hincapié en el impacto que tendrá la implantación de la tecnología Cloud en la reducción de costes por menores costes unitarios por transacción.

También recalcó que la oportunidad no reside únicamente en los propios clientes de la entidad, con los que todavía hay recorrido de mejora, sino que también gracias a la tecnología el modelo es escalable al resto de mercado con potenciales crecimientos exponenciales.

La parte final de su discurso se centró en las fortalezas de BBVA: una franquicia muy diversificada, un perfil moderado de riesgos y una sólida posición de capital. Estos tres factores han sido la clave para la resistencia de los resultados a lo largo de la crisis y la capacidad de generación de ingresos, superior a la media del sector.

El consejero delegado de BBVA se detuvo también en cada una de las áreas de negocio del Grupo y dio unas pinceladas de sus previsiones para 2017. Así pues, de Actividad Bancaria en España destacó la reducción de costes como principal catalizador de los resultados en 2017, año en el que comenzarán a materializarse las sinergias de costes resultantes de la integración de Catalunya Banc. En lo que respecta a Actividad Inmobiliaria en España resaltó la aceleración en la venta de carteras que se ha producido en los últimos meses. En EE.UU, la prioridad de la franquicia será incrementar su rentabilidad a través de un mayor foco en los segmentos de crédito más rentables y la mejora de la productividad de su red de oficinas. Además,  el área se encuentra bien posicionada para beneficiarse del incremento de tipos. De México destacó el liderazgo y la resistencia de la franquicia de BBVA Bancomer. Los préstamos y los resultados deberían seguir creciendo a tasas elevadas en este mercado. En lo que respecta a Turquía, resaltó la resistencia del área, donde se espera un crecimiento de doble dígito de los créditos. En América del Sur, las previsiones de recuperación macro servirán de apoyo al crecimiento de los préstamos sin que se produzca un deterioro significativo de su calidad crediticia.

Para terminar, el consejero delegado de BBVA hizo referencia a la sólida posición de capital del Grupo, que se demuestra en los elevados ratios regulatorios, la probada capacidad de generación de capital y la buena calidad del mismo.

Como conclusión, Carlos Torres Vila reiteró que BBVA está bien posicionado en el entorno actual para aprovechar las oportunidades del mercado.

Comunicación corporativa