Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA Research: “El PIB de Cantabria crecerá un 2,9% en 2016 y un 2,2% en 2017”

BBVA Research estima que la economía de Cantabria seguirá creciendo los próximos años. Así, mejora las previsiones para 2016, considerando un aumento del PIB del 2,9% y prevé una desaceleración para el próximo año, situando las expectativas en el 2,2%. Además, estima que el empleo aumentará en 12.000 personas en el bienio 2016-2017 y que la tasa de paro será del 14,5% en 2017.

El informe Situación Cantabria señala que el PIB regional habría aumentado un 0,7% en el tercer trimestre y que podría mantenerse cerca de ese nivel en el cuarto. Tras este buen comportamiento se encuentra la progresiva recuperación de la demanda interna, principalmente del consumo de las familias, y en menor medida, la política de expansión del gasto público y el dinamismo del sector turístico.

En cuanto a 2017, aunque  la actividad evoluciona mejor de lo esperado y los sesgos son al alza, el informe prevé una desaceleración que situará el crecimiento en el 2,2%. Así, el PIB de Cantabria seguirá aumentando por debajo de la media, pero experimentará una desaceleración algo menor que en el conjunto de España.

Situación Cantabria BBVA

Peio Belausteguigoitia y Miguel Cardoso han presentado el informe 'Situación Cantabria'

Se crearán 12.000 empleos entre 2016 y 2017

BBVA Research prevé la creación de 12.000 empleos en la región entre 2016 y 2017, y estima que se podría cerrar el bienio con una tasa de paro promedio en torno al 14,5%. Con todo, este avance aún es insuficiente, ya que el nivel de empleo de la región se situará todavía cerca de un 10% por debajo del nivel alcanzado en 2008 y la tasa de paro duplicará el 7,2% promedio de 2008.

Además, el informe destaca el problema de la composición temporal del desempleo, que sigue mostrando una alta proporción de paro de larga duración (afecta al 43,1% de los desempleados).

El consumo privado continúa creciendo, aunque menos que el año anterior. El mantenimiento de unos tipos de interés históricamente bajos y la mejora de la renta disponible de las familias, favorecida por la creación de empleo, han impulsado el

avance del gasto doméstico. Esta situación resulta particularmente beneficiosa para el sector turístico cántabro, que ha evolucionado favorablemente con respecto al año anterior. Así, se ha acelerado el crecimiento del número de viajeros y de pernoctaciones, particularmente entre los extranjeros.

Tanto la política monetaria, como los bajos precios del petróleo continuarán impulsando el consumo y la inversión, pero su impacto se moderará durante los próximos meses. En el ámbito fiscal, las medidas necesarias para alcanzar la meta de déficit en 2017 tendrán que reducir el desequilibrio estructural de las cuentas públicas en alrededor de un 0,5% del PIB, lo que tendrá un impacto negativo en la demanda interna de 2017.

Por otro lado, riesgos como el brexit o la incertidumbre sobre política económica, que puede implicar el retraso de algunos proyectos de inversión y consumo, apuntan a una desaceleración. Como consecuencia del brexit, se espera un impacto negativo cercano a las 4 décimas, similar a la media nacional.

Incumplimiento del déficit

Las cuentas públicas de la comunidad están teniendo una peor evolución en 2016 que el año pasado. Como consecuencia, Cantabria cerró septiembre con un déficit del 1,0% del PIB regional. Los ingresos están creciendo ligeramente por debajo de lo esperado a principios de año, mientras que el gasto está aumentando por encima de lo previsto. En este escenario, se cerraría el año con un déficit por encima del 1% del PIB regional, incumpliendo así el objetivo de estabilidad (-0,7% del PIB). En adelante, el Gobierno de Cantabria debería ajustar sus presupuestos de 2017 a la consecución del objetivo que se fije.

La reducción de la tasa de paro y el desempleo de larga duración, el aumento de la productividad media del trabajo y de la tasa de actividad, la mejora del capital humano o la adaptación a las tecnologías digitales son algunos de los retos que debe enfrentar la economía cántabra. También se debe aumentar el grado de apertura comercial de la región (el número de empresas exportadoras por cada mil habitantes es de las más bajas del país) y mejorar el esfuerzo en gasto en I+D.

Para descargar el informe completo de BBVA Research pincha aquí.

Otras historias interesantes