Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 05 dic 2018

BBVA se une a la iniciativa de SWIFT para acelerar los pagos internacionales

BBVA es el único banco español entre las 15 entidades financieras que participarán en un piloto para la detección de errores en los pagos SWIFT gpi.

BBVA forma parte de un piloto promovido por SWIFT destinado a mejorar la velocidad y precisión de las transferencias internacionales. El nuevo servicio integrado de prevalidación de pagos gpi facilitará la rápida identificación y eliminación de errores y otras ineficiencias en el proceso de pagos.

Este piloto forma parte de la primera fase del despliegue del ambicioso programa de SWIFT con el que se quiere sentar las bases de un nuevo servicio interactivo que estará disponible para los más de 10.000 bancos de su red.

Este servicio, que está totalmente integrado dentro del sistema de pagos gpi, facilitará las interacciones dinámicas y en tiempo real entre los bancos a través de APIs para mejorar la previsibilidad y la eficiencia de los pagos internacionales, con la posibilidad de usar analítica predictiva. Esto se complementará con un servicio de reconciliación e investigación posterior al pago que permitirá la rápida resolución de posibles errores que pueden ralentizar el proceso de pago y que habitualmente están relacionados con requerimientos de cumplimiento regulatorio.

SWIFT ha puesto en marcha este piloto con 15 grandes bancos de todo el mundo: Bank of America Merrill Lynch, Bank of China, Barclays, BBVA, BNP Paribas, Citi, Deutsche Bank, E.SUN Commercial Bank, ICBC, Intesa Sanpaolo, J.P. Morgan, National Australia Bank, Piraeus Bank, Societe Generale y Wells Fargo.

Esta no es la primera colaboración de BBVA con SWIFT pues este mismo año el banco también fue la única entidad española en participar en el piloto para el lanzamiento de un nuevo estándar multibanco diseñado para mejorar la experiencia de los clientes corporativos con múltiples operaciones en el extranjero.

Ambos pilotos forman parte del compromiso de BBVA para ofrecer las últimas soluciones tecnológicas a sus clientes, y como parte de su objetivo de utilizar la tecnología para mejorar la vida de las personas.

El lanzamiento de este piloto se produce en el momento en que SWIFT gpi ha logrado capturar más del 50% del volumen total de pagos transfronterizos de SWIFT, pero aún más de la mitad de los pagos SWIFT gpi tardan 30 minutos en ser acreditados por el beneficiario. El motivo por el que algunos de los pagos tardan este tiempo en lugar de segundos suele ser la presencia de errores en los datos relativos al pago, como información incompleta o errónea sobre el beneficiario, que es necesaria con fines de cumplimiento. Al corregir estas omisiones y errores evitables antes de que se envíen las instrucciones iniciales, es posible mejorar en gran medida la eficiencia de la experiencia.

Gracias a un mecanismo basado en APIs en tiempo real, el piloto permitirá a los bancos emisores enviar y recibir llamadas de APIs a través de SWIFT para verificar de forma sencilla y sin fricciones la información de la cuenta beneficiaria con los bancos receptores finales. Esto permitirá a los bancos remediar rápidamente las imprecisiones o faltas de información, con la consecuente reducción de retrasos y costes.

Luc Meurant, Chief Marketing Officer en SWIFT, ha afirmado: “SWIFT gpi ya ha creado una experiencia de pago transfronterizo rápida y sin fricciones para muchos bancos y corporaciones, pero sabemos que todavía existen pagos que pueden acelerarse aún más al garantizar que se proporciona la información correcta desde el principio. Al incluir esta nueva capacidad en el mismo canal de los pagos, miles de bancos podrán beneficiarse de las eficiencias resultantes, impulsando así la industria de servicios financieros en su conjunto a medida que nos acercamos a la implementación universal de gpi en 2020”.

Por su parte, el responsable global de Client Solutions de BBVA, Derek White, ha afirmado: “SWIFT es un socio fuerte para BBVA y su énfasis en la innovación para el beneficio de los clientes refleja exactamente lo que nosotros estamos haciendo a lo largo de los países en los que operamos, tanto en banca minorista como en los segmentos de empresa”.

“Para nosotros, la clave está en comprender dónde y cómo la banca puede mejorar para ofrecer una experiencia más intuitiva y personal a las personas, y después utilizar la tecnología como un facilitador para llevar esto a cabo”, ha añadido White.

SWIFT y los bancos que han participado en el piloto decidirán las especificaciones para la industria global para el servicio de prevalidación de gpi a finales de 2018. Está previsto que el piloto comience a principios de 2019. Más adelante, el servicio se expandirá para ofrecer transparencia por adelantado sobre las comisiones, basándose en la ruta exacta del pago. Esto dará a los emisores y beneficiarios del pago una completa transparencia y previsibilidad respecto a los costes, rutas y fechas de entrega esperadas para sus fondos.

Otras historias interesantes