Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cómo no perderse en el mundo de las monedas virtuales

Aunque, en general, todos tenemos una idea y concepción de lo que son las monedas virtuales, son varias las definiciones que existen sobre qué es moneda (o dinero) virtual.

Uno de los primeros organismos en establecer una denominación que el Banco Central Europeo que, en 2012, hablaba de “un tipo de dinero no regulado, digital, que se emite y por lo general se controla por sus desarrolladores, y que utilizado y aceptado entre los miembros de una comunidad virtual determinada”. Dos años más tarde, la Autoridad Bancaria Europea define a la moneda virtual como “una representación digital de valor que no se emitió por un banco central o una autoridad pública, ni asociadas necesariamente a una moneda fiduciaria, pero que es aceptado por personas físicas o jurídicas como medio de pago y se pueden transferir, almacenar o negociar electrónicamente”.

Bitcoin, la pionera

Bitcoin es para muchos la primera, y más famosa moneda digital, y la que quizá a la mayoría de las personas le viene a la cabeza cuando hablamos de monedas virtuales. La fama no ha venido sola. Quizá una de las principales razones de su éxito sea el hecho de que cuenta con un libro de contabilidad de todas las transacciones que se realizan y que están verificadas desde el punto de vista criptográfico. Este libro, además, no pertenece a un único organismo o persona, sino que se mantiene en forma conjunta por los usuarios de la moneda. La Fundación Bitcoin organiza buena parte de la actividad en torno a esta moneda.

Otra de las particularidad de Bitcoin es que fue pionera en tener un sistema de moneda descentralizado, en el que todos sus miembros son iguales y donde la moneda no se emite per se, sino que se utilizan equipos avanzados que, mediante ecuaciones basadas en matemáticas difíciles, emiten la moneda.

Gracias a Bitcoin han aparecido muchas otras monedas virtuales. Se calcula que puede haber más de 150 unidades de dinero virtual, a veces conocidas como criptomonedas. Incluso puedes consultar, en una especie de mercado de valores virtual, todas estas monedas (el valor que alcanzan o el número de miembros). Todas las monedas inspiradas en Bitcoin que han ido apareciendo tienen un nombre común: altcoins. Repasamos algunas de ellas.

Litecoin

Litecoin es, con toda probabilidad la segunda moneda virtual más grande. Creada en 2011 por un graduado del MIT y ex ingeniero de Google (Charlie Lee), se basa en una red de pagos mundial punto a punto que permite realizar pagos instantáneos y de costo casi cero, a cualquier parte del mundo. Litecoin es una red de pagos global y de código abierto que es completamente descentralizada y sin autoridades centrales. Basada también en complejas operaciones matemáticas, Litecoin asegura que ofrece tiempos de confirmación de transacción más rápidos y eficiencia de almacenamiento mejorada por sobre su principal rival, el Bitcoin.

Dashcoin

Dashcoin es una versión más secreta de Bitcoin. Aunque las Bitcoins son anónimas cuando se compara con el dinero tradicional, todavía hay un registro de todas las transacciones llevadas a cabo en un libro de contabilidad (o “blockchain”) que puede revelar una gran cantidad de información. Dashcoin ofrece más anonimato, ya que trabaja en una red descentralizada de código maestro que hace que las transacciones sean casi imposible de seguir. Lanzada en enero de 2014, fue creada y desarrollada por Evan Duffield con el nombre de Darkcoin, aunque ha cambiado su denominación.

Peercoin

Peercoin (conocida por algunos como PPCoin, de Peer-to-Peer Coin) fue creada por los desarrolladores de software Sunny King (seudónimo) y Scott Nadal. Disponible desde agosto de 2012, fue la primera moneda digital en introducir la Prueba de Acuñación para asegurar la red. Aunque también utiliza las Prueba de trabajo (utilizando hash), dado que la dificultad de hash aumenta con el tiempo, los usuarios son recompensados con monedas con la acuñación porque, a la larga, esto conllevará que la red de peercoin consumirá menos energía.

Dogecoin

Dogecoin se lanzó en diciembre de 2013. Creada por Shibetoshi Nakamoto y Jackson Palmer, se basa en el protocolo Bitcoin, pero con modificaciones. Asegura tener un tiempo de creación de monedas mucho más bajo que otras monedas y no hay límite para el número dogecoin que se puede producir.

Primecoin

Primecoin es una altcoin con una diferencia. Desarrollado por Sunny King (quien también desarrolló peercoin), su prueba de trabajo se basa en los números primos, que es diferente del sistema habitual del utilizado por la mayoría de monedas virtuales, basadas en el marco de Bitcoin. Se trata de la búsqueda de cadenas largas especiales de números primos, que son de gran interés en la investigación matemática.

Otras historias interesantes