Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bonos 16 ago 2018

Los bonos sostenibles suman y siguen en 2018

2018 ha sido el año de la consolidación de los bonos verdes, sociales y sostenibles como fuente de financiación en los mercados de capitales, tal como demuestra su sólido crecimiento. El mercado global de estos instrumentos de financiación sostenible ha alcanzado –hasta el momento–, 71.000 millones de euros (equivalente) según Dealogic. En 2018 España supera ya el volumen de bonos verdes emitidos a lo largo de todo el 2017.

Durante el año 2017, los bonos verdes batieron récords de emisiones alcanzando un volumen hasta el momento inédito, 131.000 millones de dólares. En su décimo aniversario, este instrumento de financiación ‘green’ vio un incremento del 52% sobre la cifra de 2016.

Por todo ello, los expertos predecían una firme consolidación de estos productos de financiación sostenibles en el mercado, y así lo han confirmado los datos de cierre de semestre publicados por Dealogic. Considerando la distribución geográfica, España se sitúa cuarto en el ranking, con un volumen de 5.800 millones de euros, detrás de EE. UU., Francia y China. Las emisiones españolas han estado lideradas por Iberdrola (1.450 millones de euros), Comunidad de Madrid (1.000 millones de euros) y BBVA (1.000 millones de euros).

Pero, ¿a qué se debe el afianzamiento de estos productos de la modalidad ‘green’? Se justifica por el aumento –de manera gradual– del número de emisores e inversores que se sienten atraídos por este mercado. Cabe destacar que cada vez mayor número de sectores y geografías se unen a esta modalidad de financiación sostenible.

Además, numerosas han sido las compañías que han visto el nicho de mercado en el medio ambiente y han acudido en busca de nuevos formatos de financiación sostenibles. Cabe destacar el rol ejercido por las compañías energéticas como Iberdrola, que ya en 2017 emitió bonos por valor de 2.750 millones de euros.

BBVA, un asesor de referencia en la emisión de bonos verdes

Dentro del sector bancario español, BBVA es uno de los bancos con más experiencia en el asesoramiento de bonos verdes para sus clientes, una actividad que inició en el año 2007 cuando tomó parte en la emisión del primer bono verde por parte del Banco Europeo de Inversiones. Desde entonces BBVA ha estructurado, asesorado y colocado bonos verdes en Europa, EE. UU., México y América Latina para empresas, entidades financieras y organismo o administraciones públicas.

Durante los primeros seis meses de 2018 hay que destacar las emisiones de bonos verdes inaugurales lideradas por BBVA de ACS SCE, Gobierno Vasco, Aguas Andinas, así como el segundo bono verde de ADIF AV y el segundo bono sostenible de la Comunidad de Madrid. Todas estas emisiones tuvieron una extraordinaria acogida en mercado y serán importantes como ejemplo para otros emisores que quieran acudir al mercado en el futuro.

hogar-verde-cambio-reciclaje-ahorro-ecologia-habitos-medioambiente-bbva

Durante este año se ha observado una mayor actividad de sectores y tipo de bonos verdes y sociales.

Por otro lado, durante este año se ha observado una mayor actividad de sectores y tipo de bonos verdes y sociales. En este sentido, el Tesoro belga debutó en el mercado en febrero siguiendo de esta manera los pasos de otros países como Francia o Polonia. En el sector corporativo, Danone innovó con un bono social inaugural, mientras que en el sector financiero han destacado emisiones como el bono verde alineado a los ODS del banco australiano ANZ, o el bono verde de Bank of America Merrill Lynch en divisa USD.

BBVA también se estrenó el pasado mayo como emisor al emitir el mayor bono verde de la eurozona hasta la fecha. Este bono verde inaugural de BBVA (también ligado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible) supone la emisión verde de mayor volumen de una institución financiera en la Eurozona.

El futuro de los bonos verdes

Para que los bonos verdes crezcan de manera exponencial es necesario mejorar las condiciones monetarias así como establecer políticas que incentiven las formas de financiación ‘green’, como se comentó en el ‘BBVA Sustainable Finance Forum’ celebrado el pasado mayo en Madrid. En ese sentido, se espera que la Comisión Europea comience a publicar las primeras entregas de la regulación que conformará el futuro de las finanzas sostenibles en Europa.Por otro lado, según se ha comentado en distintos foros de discusión, los inversores internacionales rechazarían que las emisiones verdes tuvieran una remuneración menor debido a su etiqueta ‘green’, argumentando que el riesgo corporativo de repago permanece invariable.

De cara a 2018, las previsiones apuntan un aumento del 25%-40% en el mercado global de bonos verdes. En este sentido, se estima que el año terminará con un volumen emitido de unos 175.000 millones, lo que supone un crecimiento del 30% sobre las cifras del 2017 y  muy en línea con el crecimiento observado en el primer semestre.

*Julián Romero, responsable del equipo de ‘Sustainable Bond Group’, dentro del departamento de Crédito de Global Markets de BBVA

Otras historias interesantes