Los teléfonos móviles contienen multitud de datos personales que se van acumulando en los mismos con el paso del tiempo. Desde contactos telefónicos a conversaciones de WhatsApp y correos electrónicos, pasando por la agenda con las citas del día a día o fotografías y vídeos de carácter personal. Por eso, al cambiar de móvil se recomienda liberar el dispositivo y dejarlo limpio como el primer día. Así se hace de manera sencilla en las dos plataformas principales, tanto en iOS como en Android.

iOS

El sistema operativo propietario de Apple tiene su propia hoja de ruta para restablecer el iPhone como si se hubiera comprado en ese momento. No se recomienda eliminar manualmente datos como los contactos, los calendarios, los recordatorios, los documentos, las fotos, los vídeos o cualquier otra información ligada al servicio en la nube iCloud mientras se esté conectado al mismo a través de la ID de Apple. El proceso que se detalla a continuación es el adecuado para eliminar el contenido de los servicios iCloud y de todos los dispositivos conectados al mismo.

  1. En el caso de que el iPhone se encuentre enlazado a un Apple Watch, lo primero que habrá que hacer el desenlazar el reloj del móvil.
  2. Una parte fundamental dentro del proceso es la de respaldar los datos mediante una copia de seguridad. A pesar de que se puede realizar de diversas maneras, quizá la más recomendable sea la que se puede hacer a través de iTunes. Para realizar una copia de seguridad cifrada a través de iTunes basta con conectar el iPhone al ordenador –ya sea este un PC o un Mac– y tras abrir iTunes, seleccionar el botón ‘Realizar una copia de seguridad’ marcando la casilla que hace referencia a cifrar dicha copia. En ese momento se solicita una clave o contraseña que será la que se utilice cuando sea necesario descifrar la copia de seguridad. Utilizar la opción de copia cifrada permite almacenar más información que la se guarda con una copia normal. Una vez finalizado el proceso, y para comprobar que se ha realizado correctamente, se recomienda mirar en la pantalla Resumen de iTunes de la aplicación del ordenador y chequear que la última copia de seguridad que aparece (con fecha y hora) es la que se acaba de realizar.
  3. Cerrar sesión en iCloud, iTunes Store y App Store: -En el caso de utilizar iOS 10.3 o posterior, hay que pulsar Ajustes > [el nombre del usuario]. Desplazarse hacia abajo y pulsar Cerrar sesión. Introducir la contraseña del ID de Apple del usuario y pulsar Desactivar. -En el caso de utilizar iOS 10.2 o anterior, hay que pulsar Ajustes > iCloud > Cerrar sesión. Volver a pulsar Cerrar sesión y, a continuación, pulsar Eliminar del iPhone e introducir la contraseña del ID de Apple. A continuación, ir a Ajustes > iTunes Store y App Store > ID de Apple > Cerrar sesión.
  4. Volver a Ajustes y pulsar General > Restablecer > Borrar contenidos y ajustes. Si se había activado la opción ‘Buscar mi iPhone’, puede ser que se tenga que introducir el ID de Apple y la contraseña.
  5. En el caso de que se solicite el código del dispositivo o el de Restricciones, se ha de introducir el mismo y a continuación pulsar Borrar iPhone.
  6. Si se va a cambiar a un nuevo teléfono que no sea de Apple, se recomienda anular el registro de iMessage a través de Ajustes > Mensajes > desactivar iMessage.

Android

Igual te interesa…

Al igual que en el caso anterior, el primer paso que se debe realizar es el de respaldar los datos a través de una copia de seguridad. Pese a que se puede hacer de varias maneras, el camino más lógico y habitual es el que ofrecen los servidores de Google, aunque también se puede doblar la seguridad con uno de los múltiples servicios en la nube existentes o mediante el almacenamiento de los datos en el mismo ordenador.

A partir de ahí se recomienda cifrar el móvil. Se trata de un proceso mediante el cual la información que contienen los archivos se convierten en ilegibles y solamente se pueden descifrar por el poseedor de la contraseña. Los teléfonos con Android ya poseen esta opción por defecto a partir de la versión 6.0 (Marshmallow), así que en principio solo debe realizarse manualmente con aquellos móviles que corran sobre versiones anteriores a esta.

Para poder activar el cifrado hay que ir a Ajustes > Seguridad > Cifrar teléfono y una vez allí no hay más que seguir las indicaciones para finalizar el proceso. El cifrado se convierte en algo aún más importante si con el teléfono también se va a entregar al siguiente usuario la tarjeta externa de memoria que se utilice junto al móvil.

Tras la copia de seguridad y el cifrado, llega el momento de desvincular el teléfono de la cuenta de Google del usuario. Para ello, hay que ir a Ajustes > Cuentas y una vez ahí aparecen todos los servicios en los que se tiene cuenta. Se selecciona una a una la cuenta o cuentas asociadas a cada servicio y a continuación se ha de pulsar sobre el icono de tres círculos ubicado en la parte superior derecha de la pantalla para acto seguido seleccionar ‘Suprimir cuenta’.

El último paso antes de terminar el recorrido que exige borrar con seguridad los datos de un dispositivo Android es el de restaurar el móvil a valores de fábrica. Así, el nuevo propietario se encontrará un teléfono virgen para poder utilizarlo sin reminiscencia alguna de su anterior usuario.

Para restaurar los valores de fábrica hay que ir a Ajustes > Copia de seguridad y restablecer > Restablecer datos de fábrica. Pese a que esta ruta puede variar ligeramente dependiendo de la marca del móvil Android, el camino a seguir es siempre el mismo y no tiene pérdida. Al pulsar la opción de Restablecer datos de fábrica aparecerá una advertencia recordando que se está a un solo paso de que se borren todos los datos y archivos del dispositivo y solamente habrá que aceptar este último mensaje para que el proceso final se ponga en marcha. Una vez terminado, el móvil estará listo para entregarlo a su próximo propietario o usuario.

Comunicación corporativa