Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguros 22 ago 2017

La buena salud de las 'insurtech'

Dos ‘insurtech’ dedicadas a los seguros de salud, Clover Health y Bright Health, han captado en los últimos meses casi 300 millones de dólares en sus rondas de financiación, contribuyendo al crecimiento de la inversión en este sector.

Clover Health es una ‘insurtech’ —’startups’ que tratan de reinventar el negocio del seguro a través de la tecnología— que ya forma parte del selecto club de los unicornios, como son conocidas aquellas empresas que sin necesidad de cotizar en bolsa tienen una valoración superior a los mil millones de dólares.

La compañía de San Francisco recibió el pasado mayo el apoyo de Google Ventures, el brazo inversor de Google, que junto a otros inversores aportó 130 millones de dólares al proyecto, disparando su valoración hasta los 1.200 millones de dólares.

Clover Health puede parecer una simple aseguradora, pero en realidad su negocio son los datos, o al menos ese es su planteamiento estratégico. En principio, su modelo de negocio es como el de cualquier otra aseguradora de salud adaptada a la tecnología más puntera de 2017, pero su idea es ir progresivamente más allá gracias al uso del ‘big data’.

Mediante un ‘software’ específico, Clover va detectando problemas en el tratamiento de cada asegurado para atajarlos mediante visitas médicas concertadas y evitar así complicaciones que lleven a nuevos tratamientos más costosos. Todos ganan: el paciente porque mejora su salud y la aseguradora porque se ahorra tratamientos más caros. “La gente quiere compartir sus datos, sabe que le puede ayudar”, aseguró el CEO de la empresa, Vivek Garipalli, a Bloomberg.

El espaldarazo a Clover Health se produjo en el mismo trimestre —el segundo de 2017— en el que otra ‘insurtech’ dedicada a la salud, Bright Health, recibía otra inversión millonaria, en este caso de 160 millones de dólares, en una ronda liderada por la firma de capital riesgo Greenspring Associates. Las operaciones de Bright Health y Clover Health han contribuido a que se haya disparado la inversión en ‘insurtech’ —tanto en número de operaciones como en volumen— tras más de un año de ligera atonía.

insurtech-grafico-inversion-bbva

El interés inversor por estas dos ‘insurtech’ estadounidenses dedicadas a la salud contrasta con los problemas políticos a los que se enfrentan en Estados Unidos, por la posible derogación del ‘Obamacare’, una promesa electoral del presidente Trump que de momento se ve incapaz de realizar ante la férrea oposición de los demócratas y de parte de los republicanos.

Para Clover Health y Bright Health sería una mala noticia que se eliminase la obligatoriedad de contratar un seguro médico, pero tanto las empresas como los inversores parecen convencidos del recorrido de estas compañías. Como dijo a Bloomberg TV Krishna Yestwant, socio de Google Ventures, “una inversión como la de GV en Clover es cuestión de varios años, va más allá del periodo de una administración concreta. La pregunta clave es cómo podemos mejorar los seguros de salud mediante la tecnología, y eso no depende del debate político”.

De momento, Clover pierde dinero, y mucho: 34,6 millones de dólares en 2016, siete veces más que el año anterior, pero en el mundo de los unicornios lo importante son las promesas de futuro, no las realidades del presente.

Otras historias interesantes