Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Calabacín: la hortaliza que no puede faltar en verano

El calabacín es una hortaliza de verano que da muchas opciones en cocina. Se trata de una verdura con alto contenido en agua, rica en vitaminas, con poca fibra pero que, en cambio, tiene mucílagos, que lo convierten en un bálsamo digestivo. Gracias a su escaso aporte calórico (15 kcal/100 g) puede ser un aliado perfecto para mantener la línea en esta época. Es el producto sostenible del mes de julio en ‘Gastronomía Sostenible’, la iniciativa de El Celler de Can Roca y BBVA para apoyar al pequeño productor y promover la cocina saludable.

Consulta aquí los detalles para suscribirte

Esta verdura no puede faltar en cualquier nevera. Si en el mes de junio hablábamos de las propiedades de la zanahoria, en julio el protagonista es el calabacín. Un complemento perfecto que mantiene fuertes las defensas gracias a su contenido en vitaminas A y C. Además, esta hortaliza te aportará la hidratación necesaria para poder llevar mejor la época más calurosa del año. “Tiene muchísimas aplicaciones en nuestra cocina mediterránea”, opina Joan Roca, chef de El Celler de Can Roca.

Aunque es una hortaliza que se cultiva a lo largo de todo el año, la época óptima de consumo suelen ser los meses de verano. Resulta sencillo combinar cualquier plato con un poco de calabacín ya que da mucho juego y es esencial en una dieta equilibrada.

Joan Roca te propone una ensalada de calabacín crudo y rallado, aliñado con aceite de albahaca y con piñones tostados. Un plato fácil y rápido de preparar, refrescante y, por ello, perfecto para esas comidas y cenas sofocantes del verano. ¡Pruébalo en casa!

Otras historias interesantes