Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 21 feb 2018

Cinco conceptos 'fintech' que marcan tendencia

La evolución de la tecnología trae consigo nuevos conceptos que en ocasiones no resultan comprensibles de manera inmediata. Explicar con sencillez cada uno de ellos hará que potenciales emprendedores vislumbren con más claridad las posibilidades de crecimiento asociado a las ‘startups fintech’.

El origen del ‘fintech‘ es la contracción de las palabras inglesas ‘finance’ y ‘technology’, las cuales engloban los servicios de índole financiera que utilizan las nuevas tecnologías en la creación de productos financieros innovadores.

Recientemente, en Venezuela, el Instituto de Estudios Superiores en Administración (IESA) llevó a cabo la primera jornada ‘fintech’ con el respaldo de la Fundación BBVA Provincial, y en la que varias ‘startups fintech’ que operan en el país presentaron nuevas propuestas de pago y de atención a segmentos con mucho potencial dentro del mercado venezolano.

Las ‘startups fintech’, debido a su agilidad para construir valor en función de nuevas tecnologías o mejora de las existentes, ofrecen soluciones e innovaciones mediante aplicaciones que ayudan a las personas e instituciones financieras tradicionales a manejar de manera más óptima las cuentas, las inversiones o los pagos móviles.

Muchos de los términos vinculados al ‘fintech’ tienen su origen en el idioma inglés y entender su significado nos acerca a la comprensión del alcance de la transformación digital que en la actualidad marcan pauta y tendencia:

  • ‘Cloud computing’. Es el acceso remoto a distintos almacenamientos de datos y archivos por medio de internet, de fácil acceso y a bajo coste. Esto beneficia —particularmente— a las pequeñas empresas, porque de esta forma tienen la capacidad de acceder al potencial de la tecnología avanzada de manera escalable.
  • ‘Crowdfunding’. Se trata de un financiamiento colectivo promovido por un grupo de personas que quiere poner en marcha una determinada iniciativa que requiere de dinero para llevarse a cabo. Está basado en la idea de que muchas personas con una contribución modesta pueden servir como grupo de inversores para apoyar a emprendedores con grandes ideas a cumplir sus objetivos.
  • ‘Crowdlending’. Son préstamos entre personas a través de internet. Quien lo recibe tiene la obligación de devolverlo en el plazo estipulado y con la serie de intereses que hayan definido ambas partes. Aparece como una alternativa para el pequeño emprendedor que quiere rentabilizar su inversión y para el gran prestamista que quiere invertir y obtener intereses.
  • P2P (‘peer to peer’). Se trata de una red entre pares, en la que las aplicaciones pueden comunicarse entre sí (a través de interfaces) intercambiando información sin la intervención de un servidor central. Algunas de sus características son la posibilidad de compartir archivos específicos, el hecho de operar en un mercado global y los intereses comunes que tienen las comunidades de sus usuarios. Este sistema permite por ejemplo el pago móvil interbancario.
  • ‘Big data’. Se refiere al almacenamiento de elevados volúmenes de datos, tanto estructurados como no estructurados, que luego pueden ser de utilidad para su análisis y a su vez para generar soluciones. El ‘big data’ representa un amplio abanico de información que sirve de herramienta para las ‘startups fintech’, ayudándolas en su desarrollo y crecimiento.

Desde que las ‘startups fintech’ se hicieron presentes en la economía digital, han logrado un apoyo creciente de grandes empresas, ya que por su agilidad marcan tendencia a través de sus soluciones tecnológicas.

 

Otras historias interesantes