Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cine 09 jul 2019

Cine colombiano, una industria con más de 120 años

La convocatoria de BBVA para hacer cine con el celular es un escalón más en el ascenso de la industria cinematográfica colombiana, que cuenta con más de 120 años de existencia y está viviendo grandes momentos a nivel mundial. En alianza con SmartFilms, el banco patrocina la categoría profesional, dirigida a realizadores de cine y televisión con amplia experiencia.

El cine como industria llega a Colombia a comienzos del siglo XX, de la mano de la familia Di Dominico, unos italianos que llegaron primero a Panamá (hasta 1903 territorio colombiano) y se fueron asentando luego en Cali y Bogotá, en donde abren la primera sala de cine de la capital del país, llamada Salón Olympia, inaugurada en diciembre de 1912.

La primera película rodada en Colombia se llamó ‘El drama del 15 de octubre’, un corto en blanco y negro, y mudo, basado en el asesinato del general Rafael Uribe Uribe. Solo hasta 1922 se graba ‘María’, un largometraje basado en la novela del escritor colombiano, Jorge Isaacs.

En 1923 los hermanos Acevedo crean la primera productora nacional de cine, que rueda el filme ‘Bajo el cielo antioqueño’. A partir de allí y hacia comienzos de los años 30 cuando nace Cine Colombia, hubo un estancamiento en la producción nacional, motivada especialmente por la crisis económica mundial y la transición al cine sonoro que le costó mucho a la incipiente industria nacional.

De esos comienzos en la producción y distribución, la industria del cine en Colombia creció a pasos agigantados. A Cine Colombia, en la exhibición y distribución, se unieron otras grandes cadenas como Cinemark, Procinal, Royal Films y Cinépolis, entre otras, que manejan cerca de 300 teatros con 1.200 salas, a las que en 2018 asistieron 64 millones de espectadores, cifras que ubican al país, en el cuarto puesto en América Latina, después de México, Brasil y Argentina.

Crece la industria

Y si en materia de infraestructura y espectadores la industria del cine marca la pauta en Colombia, no lo es menos en cuanto a producción de películas y a la oferta de servicios ligados a este negocio.

El país realizaba en la década del 20 del siglo pasado entre una o dos películas mudas y en blanco y negro. No obstante, conforme pasaban las décadas también aumentaba el número de cintas producidas.  Colombia realiza al año más de 70 cintas nacionales, se ha convertido en locación de unas 30 películas extranjeras y ha logrado reconocimientos importantes en festivales como La Bernilane, en Alemania; San Sebastián, en España; Cannes, en Francia; y Venecia, en Italia. Su máximo logro fue la nominación al Óscar a Mejor Película Extranjera alcanzada por ‘El abrazo de la serpiente’, de los directores colombianos Ciro Guerra y Cristina Gallego.

“Colombia es una gran fuente de inspiración para mí. Creo que es un país que no ha sido contado en su totalidad, en su complejidad. Es un país inmensamente rico en historias, inmensamente diverso y con infinitas posibilidades”, afirmó el director, Ciro Guerra, en una entrevista a la publicación Semana Rural.

Imagen de El Abrazo de la Serpiente, Oscar

El máximo logro del cine colombiano fue la nominación al Óscar a Mejor Película Extranjera, alcanzado por ‘El abrazo de la serpiente’.

Tecnología democrática

A ese auge, marcado por el crecimiento en infraestructura y producción, especialmente en los últimos 30 años, se le han sumado tres factores esenciales: la aparición de tecnologías que democratizaron el acceso a la expresión audiovisual, la fundación de carreras para aprender los oficios del cine y el apoyo del Estado a la consolidación de la industria, especialmente con leyes como la Ley de cine, que a partir de estímulos tributarios logró estructurar el negocio para empresarios, directores y productores.

Para Mauricio Navas, productor y guionista que ha participado en diferentes trabajos audiovisuales para el cine y la televisión, la llegada del cine al celular significa una gran oportunidad para la Humanidad. “Hoy una persona puede sorprendernos con una historia sin necesidad de depender de una gran producción. Los ciudadanos del siglo XXI tenemos acceso a nuestras propias narrativas de una manera muy fácil y sencilla”, dijo Navas.

Por eso la vinculación de BBVA a la categoría profesional del SmartFilms 2019 marca un punto de alta relevancia al llevar su proceso de transformación digital a estas instancias, lo que le permite poner sobre la mesa la importancia de las tecnologías en la vida de las personas. “Creando Oportunidades, el banco en tu celular”, es el concepto sobre el cual deben trabajar los directores y realizadores que quieran hacer parte del premio que asciende a 35 millones de pesos.

Otras historias interesantes