Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 02 sep 2019

De desplazada a empresaria, la historia de Doña Noelia

María Noelia Sora encarna como nadie el espíritu de superación y valentía. Hace casi 20 años tuvo que dejar su casa y empezar desde cero en un nuevo lugar y con sus hijos pequeños. Hoy, esta clienta de Bancamía, ha superado todos los obstáculos y ha sacado a su familia adelante gracias a tu tensón y trabajo.  Óscar Cabrera, presidente de BBVA en Colombia, y Miguel Charria, presidente de Bancamía, la visitaron para hacerle entrega de una beca completa para que una de sus hijas pueda cumplir su sueño: ser médica.

En la esquina de la Carrera 50 con calle 86, en pleno barrio Aranjuez, de Medellín, una mujer todos los días, aún sin que el sol se asome, prepara arepas, chorizos, huevos y ‘calentaos’ para atender la clientela de este sector de la ciudad que acude a desayunar. Se trata de María Noelia Sora, que llegó huyendo de San Carlos, en el oriente antioqueño hace más de 19 años cuando los grupos paramilitares se ensañaron con esa región y obligaron a que miles de personas tuvieran que abandonar sus tierras, viviendas y pertenencias.

De desplazada a emprendedora

“Yo salí corriendo con mis hijas y el niño, una de ellas de escasos meses de nacida y con lo poco que teníamos puesto llegamos a Medellín donde un familiar. En ese momento, me cuestioné ¿qué voy a hacer? la respuesta fue: pues arepas, que es lo que más se vende”, cuenta Doña Noelia, como es más conocida en este barrio, explicando cómo fueron sus inicios.

Para conocer su historia y rendir un homenaje a esta mujer que por 19 años ha estado al frente de esta cocina que comenzó con un fogón de leña y que con el tiempo y con el apoyo de Bancamía, ha podido mejorar, llegaron los presidentes de BBVA en Colombia, Óscar Cabrera y de Bancamía, Miguel Charria, entidad que hace parte de la Fundación Microfinanzas BBVA.

“Yo había conocido a Doña Noelia en otra ocasión cuando vine a Medellín y desde entonces he seguido su historia. Convencidos de que ella es un ejemplo de valentía y fortaleza decidimos apoyarla, por eso estamos aquí”, dijo Óscar Cabrera, presidente de BBVA en Colombia.

Doña Noelia y sus hijas Angie y Xiomara. (1)

Doña Noelia acompañada por sus dos hijas.

Beca al futuro

Sin embargo, el reconocimiento no quedó allí, los altos directivos llevaron hasta Medellín una carta donde además de expresar el respeto y la admiración de las entidades que dirigen hacia ella, le daban una buena noticia.

“Le hemos otorgado una beca completa a Angie, su hija, por 250 millones de pesos para que pueda adelantar sus estudios de Medicina en la Universidad Remington, de esta ciudad”, decía la misiva y que leyó Xiomara, otra hija de Doña Noelia quien no pudo ocultar su emoción.

Para Angie, ser médica ha sido su sueño desde niña. Contagiada por su hermana Xiomara que estudió enfermería, ella leía los libros que traía a su casa y ahí descubrió que eso era lo que quería ser en la vida.

“Poder ser médica para mi significa que puedo cumplir un sueño que he tenido toda la vida. Siempre he querido ser médica y poder tener mi propio consultorio junto a mi hermanita que es enfermera y además debo hacer honor a lo que ha hecho mi madre por mí”, dijo Angie Hincapié, quien ya inició el primer semestre de su carrera.

Al final de la visita Doña Noelia, que estuvo todo el tiempo atendiendo su negocio dijo:Es importante tener sueños, pero lo más importante no es soñarlos, es levantarse todos los días a luchar por ellos”.

Otras historias interesantes