Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 15 nov 2019

Voluntarios BBVA trabajan por disminuir la huella de carbono

Más de 120 voluntarios de BBVA en Colombia, participaron en una siembra de árboles como parte del compromiso de la entidad con el medio ambiente y de su aporte al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS.

Dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que la ONU se ha fijado como meta para su cumplimiento en el año 2030, el ODS nº 13 dedicado al cuidado del medio ambiente, recomienda incrementar la siembra de árboles con el fin de reducir la huella de carbono.

Conscientes de esta meta y enfocados en buscar actividades al aire libre que permitan la integración de las personas en torno a intereses colectivos, Voluntarios BBVA realizó una siembra de árboles en el marco del ‘Lifest 360’, que durante tres días los congregó en Melgar, Tolima.

Disminuir la huella

“Esta siembra tiene como fin ayudar a disminuir la huella de Carbono del Lifest 360, que durante los días que se lleva a cabo en el Centro Vacacional de Melgar arroja más de 75 toneladas de CO2. Los tres tipos de árboles que estamos sembrando son Gualandayes, Ocobos y Chicalás, y en 13 años habremos compensado esa huella”, destacó Julián Gómez, ingeniero Forestal del centro.

El Lifest 360 se lleva a cabo desde hace varios años en este centro en el municipio de Melgar, ubicado a menos de tres horas de Bogotá y en donde más de 2.000 funcionarios de BBVA en Colombia provenientes de todo el país, desarrollan una serie de actividades enfocadas en el deporte y recreación durante tres días.

“Considero que apoyar la labor medio ambiental de BBVA durante las actividades que realizamos aquí en Melgar y en el marco de Voluntarios, es un deber que todos debemos cumplir y en la que debemos estar totalmente conectados”, dijo Leonardo Beltrán del área de Ingeniería de BBVA y participante de la actividad.

Bosque futuro

El aporte realizado por BBVA ayuda a consolidar las mejoras paisajísticas de este club que, con una extensión de más de 120 hectáreas, reúne todas las condiciones medio ambientales para que sus bosques y zonas de reserva forestal se constituyan en un patrimonio de gran valor para los ecosistemas circundantes en la región.

“Para Cafam este aporte paisajístico y de producción de oxígeno para nuestros bosques es un aporte muy importante que trascenderá en el tiempo. Vamos a hacer la marcación de todo el sendero en donde se han sembrado estos árboles para que cuando regresen puedan visitarlos y para que todas las personas sepan que BBVA ha contribuido con este bosque, para el que hemos implementado técnicas modernas de riego y de cuidados”, dijo Lucy Parra, jefe de seguridad integral y medioambiental de Cafam.

Otras historias interesantes