Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 08 feb 2019

Cómo comprar un coche por internet de forma segura

La compra y venta de vehículos ya no es algo que solamente incumba al concesionario físico. La tendencia de compra ‘online’ va creciendo y, aunque todavía no es lo habitual, la web supone un escaparate fácil, rápido y cómodo para personalizar el modelo y comprar un coche al gusto de cada cliente. Eso sí, siempre hay que tener precauciones y cuidar la seguridad de los datos personales en internet.

¿Comprarías un coche nuevo por la red? ¿Sin verlo en persona? Un estudio de Gasnam revela que el 90% de lo compradores de coches en España inician el proceso a través de internet para recabar información, aunque formalizan la compra acudiendo al concesionario. De hecho, en la actualidad casi la mitad de los automovilistas españoles estarían dispuestos a comprar su próximo coche y contratar los servicios de mantenimiento a través de internet. El mundo digital está sabiendo adaptarse a las demandas del cliente: inmediatez, buenos precios y comodidad.

Incluso se han dado experimentos de ventas ‘online’ directas con Amazon como maestro de ceremonias. El gigante del comercio se alió con Opel para la venta de 20 unidades de un nuevo modelo, e incluso en 2017 realizó ensayos similares con Fiat en Italia, aunque en éstos últimos el proceso de comprar se cerraba en el concesionario.

Las cifras hablan por sí mismas: las ventas de vehículos en internet crecieron un 57 % hasta septiembre, según Trive, la plataforma de comercio electrónico multimarca de vehículos en España. Además, dicho informe cifra en 4.000 las solicitudes de financiación que ha gestionado a lo largo del año. Para el comprador es un aspecto esencial y BBVA Consumer Finance cuenta con una herramienta que facilita el proceso de financiación y venta de vehículos por canales ‘online’. A partir de los 12 meses, el cliente puede elegir los plazos y además no es necesario cambiar de banco.

Además, BBVA Consumer Finance ha lanzado Automik, una solución digital pionera en España diseñada de forma exclusiva para todos los concesionarios que quieran incorporar la financiación de coches a sus canales de venta ‘online’. Automik unifica la elección del vehículo y la solicitud de financiación en un mismo proceso, lo que simplifica y agiliza la operación y contribuirá a impulsar las ventas digitales de los concesionarios.

La tecnología podría evitar incluso el paso por el concesionario

Los simuladores de configuración del vehículo están cada día más avanzados, estando cerca de que permitan incluso ver ‘in situ’ cómo sería el coche por dentro y por fuera. Muchas marcas son conscientes que sus clientes llegan al concesionario con un presupuesto en su cabeza y con la decisión ya casi tomada de antemano, por su experiencia previa ‘online’.

coche-concesionario-bbva-recurso

Los fabricantes de coches buscan nuevas fórmulas para convertir sus concesionarios en lugares que den a los clientes experiencias únicas.

De ahí que estén ya cada día más centrados en convertir los centros de venta en un lugar que vaya más allá de la venta de coches. Buscan crear experiencias únicas y que el cliente se vea identificado con la marca. Los vídeos de pruebas, cada día con más detalle, e incluso las gafas de realidad virtual son aliados para que los fabricantes se acerquen mucho más al vendedor ‘online’.

Pero, además de las propias marcas conocidas por todos existen plataformas que permiten al usuario elegir coche ‘online’ de la marca que se adapte a las necesidades. En apenas un día entregan al futuro comprador un listado con las mejores ofertas del mercado en base al precio, distancia del concesionario y la valoración de los clientes que han usado el servicio.

Por tanto, vendedores y compradores utilizan internet para ponerse en contacto y satisfacer sus necesidades, de una forma más directa pero también con una serie de riesgos que conviene tener en cuenta.

1. Los fraudes siempre están presentes. Para poder evitarlos hay que intentar no caer en errores habituales como son los chollos, los anuncios sin una descripción clara e incluso las personas que piden un adelanto de dinero para comenzar las gestiones.
2. Es recomendable y prácticamente imprescindible examinar bien el anuncio, el texto, las características del vehículo, las fotos (su veracidad) y por último conectar con el propietario o concesionario para ver el coche en persona, siempre que se pueda.
3. Probar el coche. Nunca hay que comprar un vehículo sin conducirlo previamente. Ningún vendedor puede negarse a ello, la única condición es que el propietario esté presente durante la prueba.
4. Estado del coche. Por fuera está en buen estado pero, ¿y por dentro? Es esencial conocer el estado de las revisiones, garantías de las mismas, todo lo relacionado con la documentación (ITV, impuesto de circulación) e incluso acudir con el coche a un taller para que le echen un vistazo nunca está de más. En este punto se puede incluso pedir un informe al Registro de Vehículos de la DGT para conocer toda la información vital del vehículo.
5. Garantía en la compra: Todo vehículo la tiene, pero depende de dónde y a quién se haya realizado la compra, e incluso si es nuevo o de segunda mano:

– Por ley, un coche nuevo goza de dos años de garantía. Durante este periodo, el vendedor debe responder de los defectos de fábrica que pueda presentar ese vehículo. Aunque la ley establece esos dos años, es durante los primeros seis meses cuando se presume que esos fallos existían de origen. En los 18 meses restantes es el consumidor quien debe probar que esos fallos realmente son de fábrica. Además, el comprador puede contratar una garantía adicional.

– En el caso de ser de segunda mano, si es en un establecimiento, existe una garantía legal de como mínimo un año. Pero, si la venta se realiza entre particulares, la garantía se limita a 6 meses. Si surge algún problema es el comprador quien deberá demostrar que ya existía el fallo.

Hay que leer siempre muy bien lo que se firma para que no exista ninguna cláusula que exima al vendedor de responsabilidades.

Financiar la compra

Lo que sí es común en la venta directa y en la venta ‘online’ es que normalmente el cliente no tiene la totalidad del dinero para poder enfrentarse a la compra, o no es el momento para realizar un desembolso tan elevado. En este contexto es conveniente la opción de pedir un préstamos que se adecúe a las necesidades del comprador.

Además, BBVA dispone de un simulador de préstamos para coches que ayuda tanto a clientes como no clientes a hacerse una idea de qué es lo que necesitan antes de tomar una decisión final. Además, si ya se ha decidido que la mejor opción es pedir un préstamo, BBVA ofrece la posibilidad de solicitarlo vía ‘online’ mediante su Préstamo Coche Online BBVA.

Otras historias interesantes