Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 02 ene 2020

Cómo conseguir las metas de ahorro en 2020

Con el final de 2019 y el inicio de 2020 llega el periodo para hacer balance de las finanzas personales y marcar las metas de ahorro de los próximos 12 meses. Ha llegado el momento de revisar la situación financiera personal y establecer un plan de acción, con algunos pasos útiles, para que el nuevo año vaya sobre ruedas en lo financiero.

Analizar la situación 

¿Cuánto dinero se ingresa y en qué se gasta? La pregunta parece sencilla, pero para contestarla correctamente es necesario recopilar la información de la que se disponga y comprobar, con toda la exactitud posible, cuál es la situación financiera real.

Existen varias herramientas y soluciones tecnológicas que ayudan en esta tarea. Las aplicaciones oficiales de las entidades bancarias suelen ofrecer un seguimiento de las finanzas de sus clientes, informando al usuario de las entradas y salidas de capital y estableciendo categorías de gasto. Por ejemplo, la aplicación de BBVA cuenta con funcionalidades como BBVA Bconomy que permite controlar los gastos, crear un colchón financiero o marcarse metas de ahorro, entre otras ventajas.

En este análisis previo, conviene tener en cuenta los pequeños dispendios del día a día que no suelen quedar registrados en las cuentas bancarias. El portal especializado Finanzas para todos’ impulsado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España, recomienda tener en cuenta las cantidades sacadas del cajero y, en el caso de las familias, que todos sus miembros apunten los gastos que realizan, incluso los más nimios. Si se cuenta con esta información, será más fácil preparar la planificación del año siguiente.

Corregir a tiempo

Realizar un análisis previo de la situación es importante porque permite rectificar en el caso de que haya habido algún fallo de previsión. Por ejemplo, conviene revisar si se han hecho las suficientes aportaciones para la jubilación, algo que es positivo tanto para el futuro como de cara a la próxima declaración de la renta.

Si todavía no se cuenta con un plan de ahorro enfocado en el retiro, quizá es el momento de plantearlo. Precisamente, el nuevo capítulo de EduFin, el ‘podcast’ sobre educación financiera de BBVA, trata sobre cómo elegir un fondo de pensiones y qué opciones tienen los usuarios para planificar su jubilación con tranquilidad
.

Guía millennial para el ahorro efectivo

Definir los objetivos

Para establecer un plan de acción, conviene saber qué metas se quieren alcanzar a nivel personal y familiar en el año que se estrena: comprar una vivienda, cambiar de coche, hacer ese viaje soñado… Por eso, ha llegado el momento de definir los objetivos y establecer prioridades. Lo importante es que las metas sean cuantificables y muy concretas para calcular el coste que va a tener cada una y en qué plazo quiere conseguirse.

Ponerse en acción

Ya se ha analizado la situación y se han establecido los objetivos de ahorro. Ahora llega la gran pregunta, ¿cómo lograrlos?

En el caso de que sea necesario minimizar gastos, habrá que comprobar cuáles son las fugas principales de dinero y ver cómo reducirlas. Normalmente, se suele empezar, tal y como recomienda Finanzas Para Todos, por recortar los gastos superfluos o discrecionales como, por ejemplo, la suscripción a un servicio que se usa poco o el café de media mañana. Si fuera necesario más dinero, habría que plantearse cómo conseguir algún ingreso extra (venta de bienes, algún trabajo durante el tiempo libre…) o recortar en algún gasto de mayor cuantía.

En cuanto a la consecución de objetivos, es fundamental que las metas a corto plazo no impidan el cumplimiento de las de medio o largo plazo que suelen ser de mayor cuantía y pueden requerir un esfuerzo algo mayor.

Ser perseverante

Ahorrar es un ejercicio de disciplina, pero cuando se consiguen las metas establecidas resulta muy gratificante. Por eso, vale la pena establecer un seguimiento del presupuesto durante todo el año y asegurarse de que el plan se va cumpliendo. Para ello, existen aplicaciones para el móvil que son de gran ayuda en la tarea de controlar los gastos y no desviarse del propósito de ahorro. Un buen seguimiento del plan financiero permitirá optimizar los recursos y conseguir que las metas propuestas que, en un principio, pudieran parecer lejanas, estén cada vez más cerca.

Otras historias interesantes