Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 14 dic 2018

¿Comprar o construir una casa?

Una casa es sin duda una de las principales inversiones que se hacen a lo largo de la vida, y mezcla diversas emociones y sentimientos. Adicionalmente, el presupuesto es determinante para tomar una decisión. Mientras se lleva a cabo la planeación de este proyecto, siempre se presenta la pregunta: ¿qué es mejor, comprar o construir una casa? La respuesta va más allá del ámbito financiero.

Juega con el Simulador de Hipotecas de BBVA

Por lo general, familiares y amigos comentarán que construir una casa resulta más económico que comprarla, pues de esta forma la parte que corresponde a la ganancia del vendedor no será erogada y, por lo tanto, disminuirá el costo de la vivienda. Inicialmente es un razonamiento que resulta tentador, sin embargo, es necesario considerar otras variables.

Localización

Vivir cerca del trabajo, de la escuela, de los papás, suegros, de un centro comercial y hasta de los amigos son criterios que influyen en la localidad deseada del inmueble. Por ello, cuando la búsqueda se concentra en una zona específica, las opciones serán más abundantes en casas que ya están construidas, sobre todo tratándose de zonas urbanas, puesto que localizar un terreno disponible para construir será más difícil. Adicionalmente, existen zonas donde existe una gran variedad de desarrollos inmobiliarios, poniendo sobre la mesa la disyuntiva entre comprar una casa nueva o usada.

Como referencia ante este dilema se puede considerar el Reporte Mensual del Sector Vivienda noviembre 2018 emitido por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), donde compara el periodo de enero-septiembre de 2017 al mismo periodo de 2018, y que muestra un incremento en las acciones de crédito del 24.6%. Destaca que del importe total de los créditos el 57.6% se destinó a la compra de una vivienda nueva y el 35.0% a una vivienda usada.

Gráficas elaboradas con la información del Reporte Mensual del Sector Vivienda noviembre 2018 de la SEDATU

Gráficas elaboradas con la información del Reporte Mensual del Sector Vivienda noviembre 2018 de la SEDATU.

El componente del tiempo

Sin importar las razones que motiven la urgencia de encontrar una vivienda, éste es un factor que definitivamente inclina la balanza a comprar una casa. El tiempo invertido en la construcción de un inmueble es muy variable ya que hay que considerar la elaboración del proyecto, definir y aprobar los planos de la casa, tramitar los permisos ante el gobierno, la construcción de la obra, pintura, detalles finales y los imprevistos. Todo esto puede tomar entre 12 y 24 meses, si ya se cuenta con el terreno para construir.

La importancia del diseño

Cuando no existe mucha exigencia en el diseño del inmueble, la adaptación a una casa construida no representará un problema. Los espacios, ambientes o dimensiones del inmueble pueden no coincidir con las expectativas de la casa ideal, pero cuando se pueden realizar pequeños cambios y estos son suficientes para cumplir el gusto de los nuevos dueños, este concepto no será una limitante para la compra.

Por el contrario, cuando el diseño es primordial y los espacios como la cocina, antecomedor, comedor, sala o servicios han sido pensados a detalle basados en la dinámica personal o familiar, difícilmente un diseño estándar podrá satisfacer las necesidades del comprador, inclinando la decisión a la construcción bajo un diseño particular y específico.

Las remodelaciones e instalaciones

Cuando el diseño y distribución de espacios de una casa cumplen con las expectativas y se considera que con algunos pequeños ajustes se adecúa al gusto del comprador, se debe tener mucho cuidado en no minimizar los costos de la remodelación. Se inicia con un pequeño ajuste aquí, otro por allá, y así se pueden sumar muchos más, lo que afecta sustancialmente el costo y tiempo de las mejoras cambiando la situación de ser algo menor a ser algo relevante.

También se debe considerar la antigüedad del inmueble ya que es un dato relevante para estimar el estado de las instalaciones. Un inmueble con más de 25 o 30 años de antigüedad tendrá servicios que podrán requerir de un mantenimiento mayor o que no cuenten con la capacidad y distribución adecuada para una remodelación, lo cual implicará un gasto adicional a presupuestar

Las tareas de la construcción

Cuando se toma la decisión de edificar un inmueble, implica involucrarse en un proceso constructivo de muchos meses y que incluso puede exceder de un año, requiere supervisar periódicamente la obra y lidiar con problemas de materiales, inventarios, permisos del gobierno, diseños y atender las relaciones de trabajo con arquitectos, albañiles, proveedores y hasta con los futuros vecinos. Llevar a cabo estas tareas supone que sean del agrado o habituales para la persona responsable del proyecto, porque de lo contrario será un proceso incómodo (y hasta tortuoso), que puede afectar emocionalmente al responsable del proyecto.

La decisión finalmente será aquella que partiendo del análisis financiero y las diferentes variables relacionadas al inmueble, determinen la mejor opción para cada persona o familia. Para la decisión que se tome, BBVA Bancomer cuenta con una diversidad de productos diseñados para remodelar, comprar un terreno o comprar una casa nueva o usada.

Otras historias interesantes