Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 21 jun 2018

Consejos para proteger el móvil en el verano

Ya está aquí el verano, y con él una serie de riesgos para los teléfonos móviles. El calor, el agua, la crema solar, la arena, los despistes, los robos… son las principales causas que pueden ocasionar contratiempos indeseables con el dispositivo. Por suerte, teniendo en cuenta una serie de precauciones el ‘smartphone’ vivirá feliz y hasta disfrutará de las vacaciones.

En estas fechas, solo hay un pensamiento común: descansar de la rutina y tener tiempo libre para hacer lo que se quiera. Un momento de desconexión del trabajo, del día a día pero sin dejar de lado al teléfono móvil. Habrá más tiempo incluso para colgar fotos, chatear con los amigos olvidados, dar envidia en las redes sociales y hacerse ‘selfis’ sin parar.

Es decir, la mayoría de personas se lleva su teléfono a la playa o piscina. Lugares poco amigables para los teléfonos. Y es que el agua, el sol, la arena e incluso el viento pueden provocar daños -en muchos casos irreparables- en los dispositivos.

Por esto, es importante tener en cuenta estas recomendaciones para evitar que el móvil se dé un buen chapuzón o se ‘queme’ con tanto sol:

– El sol no broncea al ‘smarthone’: De hecho, el exceso puede dañar la pantalla y el interior del móvil. Por tanto, si es necesario llevarlo encima (dejarlo en casa un rato no está de más) es recomendable taparlo. Ya sea metiéndolo en alguna mochila que proteja bien del sol y del calor, o evitando que le dé la luz del sol durante cierto tiempo.

– La crema solar, solo para las personas: Tampoco es de lo más dañino, pero si se queda una capa gruesa en la pantalla táctil esta puede fallar. Con limpiarlo es suficiente, además es complicado que la crema se meta en el teléfono. Pero no por ello hay que asegurarse de tener las manos lo más limpias que se puedan e incluso evitar que los dedos tengan arena que pueda dañar la pantalla.

– Solo pocos móviles se llevan bien con el agua: Ya existen móviles resistentes al líquido elemento. Se pueden mojar pero ojo no resisten a un baño en agua salada. Y atención también al cloro de las piscinas. Es decir, los móviles soportan caídas al agua, no baños largos. De hecho, las compañías de seguros de móvil no suelen cubrir este tipo de averías. ¿Qué hacer si se cae al agua? Este técnico lo explica de forma clara.

– Ni mucho frío, ni mucho calor: Tan malo es lo uno, como lo otro. Recomendable al 100% llevar el móvil guardado en una funda que lo cubra por completo. Si se calienta en exceso, lo mejor es apagarlo y esperar a que se enfríe. Si al volver a encenderlo no responde, habrá que acudir a un servicio técnico. En principio, el calor no tendría que ser una causa muy dañina para el terminal, aunque las consecuencias para la batería pueden ser fatales.

– El polvo y la arena se cuelan por todos los rincones: Pasa a las personas, llegar de la playa supone tener arena en cualquier rincón del cuerpo. Con los móviles es igual. Se pueden meter al interior del mecanismo y provocar fallos importantes. Además, incluso pueden rallar la pantalla. Solución, una buena funda.

– Atención a la batería: Darle cargas cuando se necesiten, no abusar del tiempo de carga ni esperar a la descarga total. Es decir, si se trata el móvil correctamente en el día a día, no hay razón para descuidarse en el verano.

– Precauciones ante pérdidas y/o robos: Tener siempre presente cómo tener localizado el teléfono en caso de pérdida. En este punto, tambien resulta importante tener un buen sistema de bloqueo de pantalla y no perder de vista el código IMEI, ese DNI del teléfono de 15 dígitos. Es necesario para la denunciar la pérdida.

– Por último, tener una copia de seguridad de todo el contenido del teléfono es igualmente importante. La agenda, fotos, vídeos y demás datos personales almacenados son material muy sensible en malas manos. En móviles Android, se realiza mediante una cuenta de Google; con el iPhone, habrá que acudir a una cuenta en iCloud.

Importante: localizar un cajero hablando con el móvil

Una ‘bola extra’ para el verano: necesitar efectivo y no saber dónde queda el cajero. El ‘chatbot’ de BBVA, con Google Assistant, permitirá a cualquier usuario de ‘smartphone’ saber dónde se encuentra su cajero más cercano. Incluso a través de la voz el asistente los guiará.

Con esta iniciativa, BBVA se convierte en la primera entidad bancaria que permite a sus clientes interactuar con Google Assistant en castellano. Para ello, el usuario debe hacer una llamada al ‘chatbot’ de BBVA y, una vez se inicie, preguntar dónde se encuentra el cajero más cercano. El asistente le indicará dónde se encuentra y la mejor manera de llegar.

Otras historias interesantes