Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología Act. 06 nov 2018

Contexto digital en Argentina

internet economía digital recurso

A pesar del creciente avance en el uso de internet, Argentina se encuentra rezagada en materia de digitalización estructural. El Índice de Digitalización Estructural (2015), construido por BBVA Research, analiza distintas dimensiones como la asequibilidad, regulación TIC, infraestructura, uso a nivel individual, uso a nivel empresarial y contenidos de internet. El índice sugiere que Argentina está rezagada en materia de digitalización estructural, con un nivel similar al de países menos desarrollados (considerando el PIB per cápita).

Atendiendo a las diferentes dimensiones que el índice toma en cuenta, Argentina se sitúa por encima de la media tanto en términos de uso individual como de asequibilidad de internet. La frecuencia de uso de internet es elevada, siendo el hogar el principal lugar de acceso. Para el año 2015, el 67,3% de la población de Argentina estaba suscripta a banda ancha móvil.

Sin embargo, tiene un gran margen de mejora, especialmente en la regulación de las Tecnologías de la información y la Comunicación (protección del consumidor digital, leyes derivadas del comercio electrónico y conceptos de garantía de seguridad digital como las firmas electrónicas), en el uso a nivel empresarial y en la implementación de una mejor infraestructura.

Pese al rápido crecimiento de internet, alrededor de un 40% de los hogares argentinos aún encuentran barreras al acceso a este servicio. Varios indicadores vistos desde el lado de la demanda confirman el rápido crecimiento de internet en Argentina. El último relevamiento disponible (2015) confirma que el 62% de los hogares disponía de acceso a internet, lo que supone un aumento del 40% respecto a 2011, mientras que el 66% de los argentinos utiliza los servicios de internet. El hecho de que el uso se encuentra por encima del acceso indica que los individuos hacen uso de Internet también fuera del hogar. La disponibilidad de ordenador y móvil en los hogares ascendía a 62% y 90% respectivamente. Cabe señalar que la mayoría de individuos utilizan internet de forma diaria.

Gráfico 1: Acceso a TIC y uso de internet

Pese al rápido crecimiento del acceso a internet, cerca del 40% de los hogares en Argentina carecen de este servicio debido a varios problemas, percibidos como barreras de acceso. En Argentina, la principal barrera de acceso es el costo del servicio, que se mantiene por encima del resto de países de América Latina, seguido por la falta de necesidad que opera como una barrera “voluntaria”.

Respecto a las actividades que los usuarios realizan a través Internet se destaca el acceso a redes sociales y las actividades relacionadas con la comunicación, en ambos casos con unos porcentajes de uso superior al 80%. Seguidamente, aparecen actividades relacionadas con la búsqueda de información en general y los trámites con el Estado con porcentajes superiores al 40%, mientras que la búsqueda de empleo en internet es una actividad realizada por cerca del 35% de los usuarios. El comercio electrónico (‘e-commerce’) y la banca electrónica (‘e-banking’), representan respectivamente un 26 y un 23%, porcentaje bajo (aunque en aumento) en comparación con otras actividades debido principalmente a los requerimientos de capacitación y habilidad que los usuarios deben poseer para la realización de este tipo de actividades.

Otros indicadores, pero desde el lado de la oferta van en la misma dirección. El uso de la telefonía móvil en Argentina ha experimentado un sustancial aumento. Entre 2005 y 2015 las suscripciones a teléfono móvil se han multiplicado por 2,5, mientras que el tráfico de llamadas móviles nacionales -medidas en minutos- se ha multiplicado por 10 entre 2008 y 2013. Cabe señalar que el coste de una llamada (1 minuto) resulta en términos de PPA (paridad de poder adquisitivo) más elevado en Argentina (0,41 USD) que en otros países como por ejemplo España (0,11 USD) en 2015.

Gráfico 2: Barreras de acceso a internet en el hogar

Las suscripciones de banda ancha fija han aumentado un 61% en Argentina entre 2010 y 2015, aunque solo llegan al 16%, cifra considerablemente inferior al 28% de suscripciones en España para el mismo período. El costo medio de estas suscripciones alcanzaba a USD 41,16 (2015). En el caso de la banda ancha móvil, las suscripciones en Argentina se han multiplicado por 13 entre 2010 y 2015.
Finalmente, por año, Argentina invierte en servicios de telecomunicaciones alrededor de un 0,5% del PIB, cifra algo por encima –en proporción- que la que invierte España (0,54% del PIB).

A medida que aumenta la regulación relacionada con las TIC, el nivel de eficiencia del sistema legal aumenta y también se reduce la piratería. Argentina tiene que mejorar en cuanto a la facilidad para hacer negocios y el emprendimiento en comparación con el resto de los países. La regulación es fundamental para el emprendimiento (expresado en términos de creación de nuevas empresas por cada 1.000 trabajadores).

En Argentina el emprendimiento es escaso ya que el ratio de creación de empresas por cada 1.000 trabajadores es inferior a 0,5. En este indicador, Argentina obtiene una calificación de 3 sobre 7 en lo referido a leyes relacionadas con las TIC, situándose en el último lugar de los países latinoamericanos (19) sobre los que se dispone de información, y una puntuación de 2 sobre 7 en lo referente a eficiencia del sistema legal (penúltimo lugar). Al mismo tiempo, Argentina muestra un alto nivel de piratería y una baja eficacia del sistema, con lo cual un mayor nivel de regulación sería necesario para revertir estas características.

Otras historias interesantes