Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciencia y tecnología 28 sep 2016

Conversaciones sobre robótica: el desafío constante

Construir un robot es un proceso con varias fases. En conversación con el ingeniero Diosnel Dávalos, de Reeduca Paraguay, me cuenta que incluye desde la definición del desafío que tiene que realizar el robot o problema a solucionar; los cálculos matemáticos y físicos; los materiales; el diseño; el ensamblaje del prototipo… y podemos seguir hasta llegar a la producción en masa.

Todo suena muy técnico; sin embargo, lo más importante del proceso no pasa por la complejidad de una u otras fases, ya que todas son necesarias para llegar al destino final. Lo más importante es algo muy humano, algo que llevamos en nuestro ADN gregario: el trabajo en equipo.

Resulta que cuando se construyen grandes robots es necesaria la colaboración de diversos equipos de trabajo que deben desenvolverse de manera autónoma. “Podríamos hacer una analogía con el cuerpo humano: es la máquina perfecta y se encuentra en perfecta armonía, esta armonía es lo que se busca en un proyecto de esta envergadura, que los miembros del equipo se sientan parte del todo y que todos y cada uno son indispensables, no hay todo sin uno”, comenta el ingeniero de Reeduca Paraguay.

¿El diseño importa?

La primera respuesta del ingeniero es que claro que importa: “En pocos años más ya no estaremos comprando más productos terminados, solo adquiriremos el diseño y lo imprimiremos en nuestros propios hogares por medio de una impresora 3D”.

En el caso de los robots, el diseño además de ser visual debe de ser primero funcional. Al diseñar es necesario pensar en la comodidad del usuario y en caso de robots industriales, en la practicidad a la hora del montaje y desmontaje.

Desde mi mundana curiosidad, tenía que preguntar ¿cuál es el robot más PRO?

El ingeniero hizo la distinción según el tipo de robot: el modelo humanoide y los modelos funcionales y prácticos, los cuales llevaron a la raza humana a superarse tecnológicamente y científicamente.

En cuanto a los que se parecen a nosotros, los humanoides, Atlas, el robot creado por Boston Dynamics es bípedo, capaz de transitar terrenos ásperos y escalar con manos y pies como lo haría cualquier humano.

Atlas fue presentado en 2013, momento en el cual el Dr. Gill Pratt, involucrado en su desarrollo dijo lo siguiente en un artículo de la época publicado en New York Times: “Un niño con un año apenas puede caminar, a esa edad se cae mucho… aquí es donde estamos ahora”.

“En general, los fracasos son parte del crecimiento y perfeccionamiento continuo.

Según el ingeniero, Atlas es el robot de forma humanoide más ‘pro’ ya que el hecho de replicar de forma casi exacta actividades humanas básicas como caminar, requiere algoritmos de control muy avanzados.

Ahora, si hablamos del otro tipo de robots podemos hablar de las naves espaciales que aunque mi mente no las reconocía como robots, me cuenta el ingeniero de Reeduca que el proceso de creación de una nave espacial consta de todas las fases de creación de un robot, pero con una mayor escala. Explica que “son máquinas autónomas que sirven al propósito de las personas para investigar el espacio exterior”

Y cuando hablamos de naves espaciales, la Nasa es una de las referencias más reconocidas, tanto por sus éxitos como por sus intentos fallidos; es el caso del proyecto Marte, en el cual se han invertido billones de dólares, además del tiempo y la energía en investigación y hasta ahora tenemos excelentes películas. Sin embargo, el espíritu perseverante ha llevado al humano a seguir avanzando y a seguir superándose.

El ingeniero firma: “en general, los fracasos son parte del crecimiento y perfeccionamiento continuo”.

Niño verificando su robot

Alumno del Laboratorio de Robótica de BBVA verificando su robot. - BBVA

En el Laboratorio de Robótica de BBVA Paraguay se busca estimular en los chicos la curiosidad constante y las ganas de superarse, de manera que siempre estén asumiendo nuevos desafíos, una actitud que en el futuro los llevará a crear grandes cosas.

Para incentivar todavía más a las futuras generaciones, en Paraguay se ha creado también una serie de competencias, llamada Liga Nacional de Robótica, organizada por Reeduca Paraguay e impulsada por BBVA. Las competencias se realizan una vez al mes con un objetivo concreto: llegar al mundial de robótica con los equipos mejor preparados.

La robótica ocupa cada vez más espacios en nuestra vida y afortunadamente va adquiriendo la relevancia que necesita en la formación de los chicos y jóvenes.

Otras historias interesantes