La presentación del libro ‘Blockchain: la revolución industrial en Internet‘ reunió en Madrid a los principales expertos de España, que debatieron sobre cómo esta tecnología está cambiando nuestras vidas.

Igual te interesa…

Blockchain tecnología libro planeta alex preukschat recurso

¿Cómo está cambiando y cambiará la tecnología blockchain el ocio, la música, la banca o la industria? ¿Por qué la sociedad no puede mirar hacia otro lado? El Centro de Innovación BBVA de Madrid acogió un debate apasionante que reunió a los autores del libro ‘Blockchain: la revolución industrial en Internet‘, coordinado por Alex Preukschat y editado por Gestión 2000 (Grupo Planeta). Un libro que explica desde el nacimiento de esta tecnología en 2009 hasta los casos reales y prácticos de uso de blockchain -cadena de bloques- en los diferentes sectores de la industria hoy en día.

Uno sus autores, Carlos KuchkovskyCTO New Digital Business en BBVA, destacó que la tecnología “es la forma más sencilla, más rápida y más eficaz para construir nuevas soluciones en cualquier sector”. Esta tecnología, que se puede definir como una base de datos descentralizada que no puede ser alterada y cuyo consenso es la clave para que los participantes puedan confiar en ella, aspira a transformar la sociedad, que podrá intercambiar -algunas empresas ya lo están haciendo- bienes y servicios sin necesidad de terceros.

Igual te interesa…

blockchain ripple cliente tecnología recurso

Eusebio Felgueramanager Public Policy and Internet en Telefónica, incidió en la idea de que blockchain ha llegado para quedarse. “Viene por defecto en todas las cosas que se están haciendo. No hay ninguna startup que no utilice blockchain como herramienta. Los emprendedores no nos proponen utilizar blockchain en Telefónica, vienen con proyectos, y lo que hay debajo -igual que está la tecnología IP para comunicarse por internet-  es blockchain”.

Para el experto, “los jóvenes emprendedores ven que es la manera óptima para interactuar con las otras partes en los proyectos”. Pese a que las nuevas generaciones apuestan por esta tecnología, Felguera apuntó que la mayoría de la sociedad la desconoce, y resaltó que uno de los desafíos es fomentarla entre las pequeñas y grandes empresas. “En Internet ocurrió lo mismo: todo el mundo pensó al principio que era para universidades y hoy en día nadie duda de que se tiene que digitalizar; aquí confío en que el proceso sea parecido”.

Intercambio de valor

Su compañero Christoph Steckdirector de Public Policy and Internet en Telefónica, declaró que “aunque la descentralización puede dar miedo en un principio por un tema cultural, poco a poco la mentalidad va a cambiar y el impacto va a ser mucho más grande y más profundo que el previsto”. La sociedad, según el especialista, “tiene cada día más confianza en la comunidad, quiere marcar sus propias reglas y que todo se comparta”.

Para Daniel Díez GarcíaDigital Blockchain Leads en Everis, la cadena de bloques deriva en una gran explosión del valor: “Vamos a ver, por ejemplo, cómo cosas que nunca antes se han financiado por el elevado riesgo que tenían ahora van a ser posibles”. Y puso de ejemplo el caso de la startup española Aragon, que consiguió en 15 minutos 25 millones de dólares. Díez se mostró optimista con el avance de blockchain en España que, aunque todavía está lejos de los países líderes europeos como el Reino Unido, “se ve arrastrada al cambio gracias la regulación PSD2 y a las APIs abiertas”.

Carlos Kuchkovsky, Christoph Steck, Daniel Díez y Eusebio Felguera escuchando las preguntas de los asistentes.

Durante las dos horas de debate se habló también de casos prácticos. En el campo financiero esta tecnología, señaló Kuchkovsky, “facilita, por ejemplo, modelos de banca de inversión: donde antes era muy complicado acceder a créditos o hacer una emisión de un activo ahora se simplifica gracias a la confianza descentralizada”.  El especialista de BBVA incidió en que “puedes hacer nuevos modelos de negocio, pues gracias a blockchain se pueden ‘tokenizar’ activos físicos o activos digitales; cualquier acuerdo implica valor y estos acuerdos se realizan en una red en donde se intercambia ese valor sin necesidad de acudir a una autoridad”.

Otro de los autores del libro, el consultor Íñigo Molero, destacó cómo las donaciones de bitcoin ayudan al tercer sector o cómo la tecnología de cadena de bloques permite a la sociedad seguir el rastro de su donación en tiempo real. Una transparencia y trazabilidad que ataja la mala gestión o la mala praxis de las organizaciones en, por ejemplo, catástrofes naturales.

Una vez que se apuesta por esta tecnología, todos los especialistas coincidieron en que el talento y regulación son imprescindibles para impulsar la nueva ola tecnológica que va a transformar nuestra sociedad.

Comunicación corporativa