Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Alquiler de vivienda Act. 01 jun 2018

El Brexit añade incertidumbre al sector residencial inmobiliario pese a su buena marcha

vivienda casa hipoteca recurso bbva

Dudas, incertidumbre, inquietud…  son muchos los adjetivos que está provocando el Brexit en los mercados. La decisión de los ingleses de abandonar la Unión Europea está tocando de lleno en las economías europeas. Dada la relevancia de la demanda extranjera en el sector inmobiliario español este hecho hay que empezar a seguirlo de cerca. En esta ocasión, esto se suma a los principales datos que cada mes recoge el Flash Inmobiliario. Repasamos algunos de ellos.

El Brexit introduce una nueva dosis de incertidumbre en el sector inmobiliario por el posible cambio de comportamiento de los compradores ingleses. En 2015 el 17,3% de las compras de viviendas fueron realizadas por extranjeros, según datos del Ministerio de Fomento. De todas estas compras, el 21,3% las efectuaron ciudadanos de Reino Unido, el 8,7% de Francia y el resto ciudadanos de otras nacionalidades, según los datos de la estadística registral inmobiliaria. De hecho, regiones como Murcia tienen un 12,5% de viviendas vendidas en 2015 compradas por ingleses. Junto a  los murcianos, las otras regiones donde más compran casa los ingleses son Valencia, Andalucía, Canarias, Baleares y Cataluña.

Pero, ¿estamos seguros de que cambiará esta tendencia de compra por el Brexit?. Varios son los factores de riesgo que podrían dar lugar a una reducción de la compra de viviendas en España de este segmento de la demanda. Por un lado, la caída de la riqueza de los ciudadanos de Reino Unido. Todas las previsiones apuntan a que la salida del país de la Unión Europea provocará una caída del PIB que, junto con la depreciación de la libra respecto al euro, supondría una reducción de la capacidad de compra de los ingleses. Por otro lado, la incertidumbre ante este cambio estructural generará una mayor cautela en las decisiones de consumo e inversión de los ingleses.

Sin embargo, los últimos datos de venta de vivienda nacionales correspondientes al mes de abril siguen siendo positivos: se vendieron 39.461 viviendas según los datos del Consejo General del Notariado (CIEN), un  18,7% más respecto a marzo. Unos resultados mejores aún de lo que se esperaba.

Los factores que influyen en el comportamiento de la demanda también han experimentado una evolución positiva: mayo y junio han arrojado cifras muy esperanzadoras para el mercado de trabajo, sobre todo en junio, mes en el que la contratación aumentó en 70.000 personas y el desempleo se redujo en 45.000. En el 2T16 el mercado de trabajo fue de menos a más: el crecimiento del número de afiliados se aceleró hasta el 0,9% y el paro disminuyó el 2,4%. Además, aunque algo más moderado, sigue manteniéndose la confianza de los consumidores en mejores niveles que antes de la crisis y la política monetaria mantiene los tipos de interés en mínimos.

Las operaciones de crédito para la adquisición de vivienda siguieron aumentando en mayo. En total, en los cinco primeros meses del año ha habido un incremento del 34,3% respecto al mismo periodo de 2015. La firma de hipotecas también ha seguido en la misma dirección, siendo un 32,6% superior en los cuatro primeros meses del año respecto a 2015.

Por último, los precios de la vivienda han seguido con su tendencia al alza en el 1T16, al tiempo que  la firma de visados de obra nueva han experimentado un crecimiento más moderado que en meses anteriores.

Otras historias interesantes