Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 05 feb 2016

Elecciones presidenciales en Perú: la radiografía

Diecinueve candidatos disputarán la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Perú el próximo 10 de abril, lo que refleja el carácter multipartidista del sistema político peruano.

A menos de tres meses para las elecciones en Perú, las últimas encuestas de intención de voto publicadas por las empresas Ipsos, CPI y Datum mantienen en el primer lugar de las preferencias a Keiko Fujimori, representante de Fuerza Popular, con un porcentaje superior al 30%.

Los resultados de las encuestadoras no son tan unánimes al momento de identificar al candidato que ocupa el segundo lugar en los sondeos, por lo que se puede hablar de un empate técnico entre César Acuña, aspirante de Alianza para el Progreso, y Pedro Pablo Kuczynski, líder de Peruanos por el Cambio, con un número de adeptos que ronda el 13%.

Este dato no es menor en las elecciones peruanas porque, en caso de que ninguno de los candidatos obtenga más del 50% de los votos válidamente emitidos, se realizará el 5 de junio una segunda ronda electoral entre los dos aspirantes más votados.

Respecto al ex gobernante Alan García, su candidatura se mantiene con un porcentaje cercano al 8%. Hasta el momento su alianza con Lourdes Flores, figura principal del Partido Popular Cristiano, no ha tenido el impacto esperado por sus partidarios.

Nuevo panorama: aparece un ‘outsider’

Las tres encuestadoras han identificado la aparición de lo que en Perú se conoce comúnmente como un outsider; es decir, un candidato que ha asumido un papel protagónico después de haber estado al margen o fuera de las tendencias iniciales. Se trata de Julio Guzmán, candidato de la agrupación Todos por el Perú, muestra un 5% de intención de voto y ha desplazado del quinto puesto al ex presidente Alejandro Toledo (3,2%). Guzmán ha ingresado en el radar electoral restándole puntos a PPK, mientras que la izquierdista Verónika Mendoza, del Frente Amplio, llega actualmente a poco más del 2% en los sondeos. Los otros 13 candidatos no han logrado hasta ahora despegar en las encuestas y será muy difícil que esa tendencia cambie.

Elecciones Perú: propuestas económicas

En relación a las propuestas económicas de los cinco principales candidatos, todos se han alejado del discurso antisistema y han coincidido en la necesidad de reactivar el crecimiento económico en una coyuntura externa cada vez menos favorable por la caída de los precios internacionales de las materias primas y la desaceleración de la economía china.

Con diferentes matices, los candidatos han resaltado la importancia de la inversión pública para dinamizar la actividad económica. Por ejemplo, Keiko Fujimori ha señalado que utilizaría recursos del Fondo de Reserva Fiscal para promover el crecimiento a través de una ambiciosa agenda de inversión en infraestructura destinada a impulsar la construcción de carreteras y vías de acceso.

En tanto, Pedro Pablo Kuczynski ha ofrecido reducir los plazos para la aprobación de proyectos de inversión pública, así como reducir impuestos para fomentar el consumo y la inversión privada. Ha señalado que en su eventual gobierno se reducirá la pobreza del 23% al 10% a fines de 2021.

El candidato presidencial de Alianza Para el Progreso (APP), César Acuña, adelantó que se preocupará por modernizar el Estado y llevar a cabo una serie de reformas destinadas a impulsar la inversión estatal y privada, así como a elevar la remuneración mínima vital y la pensión de los jubilados.

La principal promesa de Alan García es que el Perú crezca a un ritmo mayor al 6% anual y reducir la pobreza a menos del 10%. Para generar empleo, mencionó que es necesario declarar en emergencia la inversión pública y romper las trabas que impiden la inyección de capitales, agilizando 200.000 obras de gran impacto.

Julio Guzmán, el nuevo protagonista de la contienda electoral, no ha desentonado con el discurso general y ha prometido que grandes proyectos mineros -ahora paralizados- como Tía María y Conga serán viables durante su eventual gobierno.

La experiencia política en el Perú demuestra que no siempre se concretan los programas electorales, pero por ahora parece que la ruta que han tomado los candidatos está bastante clara y que no habrá sorpresas para los agentes económicos cuando el próximo 28 de julio juramente un nuevo presidente.

Otras historias interesantes