Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 10 ago 2022

BBVA permite aplazar pagos de Bizum hasta 12 meses

BBVA permite aplazar pagos de Bizum hasta 12 meses

BBVA continúa ampliando las soluciones de medios de pago que ofrece a sus clientes en España. En este sentido, acaba de incorporar a su oferta la posibilidad de fraccionar los pagos realizados a través de Bizum a partir de 300 euros entre particulares y de 50 euros en comercios. El plazo máximo es de 12 meses y con el límite que cada cliente tiene asignado según sus posiciones.

A la comodidad de pagar a través de Bizum, servicio que ya utilizan cerca de 21 millones de personas en España, de las que BBVA cuenta con casi cuatro millones millones y cerca de 12 millones de operaciones, se une ahora la ventaja de poder fraccionar o aplazar los pagos. El aplazamiento también puede realizarse en compras en comercios en España, donde cerca de 35.000 comercios ya ofrecen la posibilidad de pagar con Bizum.

Esta nueva forma de pago permitirá a los clientes de BBVA pagar de forma flexible pero controlando sus gastos. BBVA quiere ayudar así a sus clientes a hacer frente a sus gastos en el momento en el que les resulte más conveniente, y ofrecerles alternativas para que puedan superar momentos de cierto agobio económico durante su vida.

La compra a plazos puede resultar muy conveniente, ya que facilita el consumo pero dentro de los límites que cada persona tiene asignada de acuerdo a su perfil y capacidad económica, lo que permite evitar el sobreendeudamiento y mantener una buena salud financiera. Por ello, lo fundamental es llevar un buen control de los pagos que se realizan, y ser conscientes en todo momento de la capacidad económica para hacer frente a las deudas que se adquieren.

Esta nueva forma de aplazamiento se une a las ya existentes –ampliando así la oferta de BBVA a sus clientes–, como las compras realizadas con la tarjeta de débito o el pago de impuestos, adeudos, recibos o transferencias.

Además, BBVA lanzó hace unas semanas la nueva tarjeta Aqua, que permite fraccionar el pago hasta tres meses, sin intereses ni comisiones de aplazamiento. De este modo, BBVA ha irrumpido en la nueva modalidad de pago ‘buy now, pay later’ (BNPL, siglas en inglés de compra ahora, paga después) con un producto que ayuda a sus clientes a afrontar sus pagos de una forma cómoda y flexible.