Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis Regional 04 dic 2019

BBVA Research: “Andalucía, la región que creará más empleo en el bienio 2019-2020, con 150.000 nuevos ocupados”

BBVA Research estima que la economía andaluza podría crear 150.000 puestos de trabajo entre el final de 2018 y el de 2020. Esto permitiría situar el empleo en niveles cercanos al máximo alcanzado en 2007. Además, las previsiones de crecimiento del PIB para Andalucía, del 2,0% en 2019 y del 1,6% en 2020, son coherentes con una recuperación del empleo más intensa que en el resto de España.

  • Según el último informe ‘Situación Andalucía’, presentado hoy por el economista jefe para España y Portugal de BBVA Research, Miguel Cardoso, y José Ballester, director de la Territorial Sur de BBVA, en el primer semestre de 2019 la región continuó creciendo a un ritmo similar al de 2018, en torno al 0,5% trimestral (2,0% en tasa anualizada). Sin embargo, la última información disponible apunta a que la actividad se desacelera ligeramente en la segunda parte del año, en la que el crecimiento trimestral se podría situar en el 0,4%. Por ello, BBVA Research prevé que el PIB de la comunidad crezca un 2,0% en 2019, para desacelerarse hasta el 1,6% en 2020. Con ello, la región enlazaría siete años de recuperación.

El menor ritmo de crecimiento de la economía andaluza para este bienio se debe a diversos factores. Por un lado, la demanda interna se desacelera  más de lo esperado, principalmente, por la ralentización del gasto de los hogares andaluces. Esto se debe al agotamiento de la demanda embalsada durante la crisis y de los efectos de las políticas expansivas, elementos que actuaron de soporte en años anteriores. No obstante, esta desaceleración del gasto de las familias está siendo menos intensa que en el resto de España. Como consecuencia, el consumo privado mantiene un diferencial positivo de crecimiento con el promedio nacional. Asimismo, el turismo nacional y la inversión residencial continúan avanzando. Por el contrario, la inversión en maquinaria y equipo ha mostrado una mayor debilidad en 2019, afectada por el aumento de la incertidumbre.

Por el lado de la demanda externa, durante los primeros meses de 2019, las exportaciones andaluzas experimentaron un fuerte retroceso, que se explica principalmente por la mayor debilidad de las materias primas y de las semimanufacturas. Sin embargo, la fuerte caída de las importaciones se traduce en un saldo comercial que se duplica con respecto al registrado hace un año. Por el contrario, el turismo en la región mostró mayor dinamismo que en otros destinos de playa tradicionales en España, favorecido por el buen ritmo de crecimiento del turismo nacional y la recuperación de la entrada de extranjeros. Por zonas, la Costa del Sol, la Costa de la Luz de Cádiz y la Costa de la Luz de Huelva registraron fuertes incrementos, mientras que la Costa de Almería y la Costa Tropical presentaron una evolución menos favorable. Además, las ciudades de Sevilla y Granada mostraron un fuerte dinamismo, mientras que en Córdoba el avance fue más contenido.

Andalucía será la región con mayor crecimiento del empleo

De cumplirse el escenario previsto, entre el final de 2018 y el de 2020 el Servicio de Estudios de BBVA prevé la creación de 150.000 nuevos puestos de trabajo en Andalucía. Con ello, a finales de 2020, el empleo casi habría recuperado su nivel máximo precrisis. Sin embargo, la tasa de paro, continuará todavía 7,1 puntos porcentuales por encima del nivel mínimo precrisis de 2007, alcanzando el 20% promedio en 2020.

En los primeros diez meses de 2019,  Andalucía se posiciona como la cuarta región más dinámica en términos de afiliación, tras Madrid, Murcia y Comunidad Valenciana. Sin embargo, se observan diferencias territoriales. Así, las provincias de Málaga, Huelva, Cádiz y Almería, así como las áreas urbanas de Sevilla mostraron una mayor fortaleza, mientras que en Jaén, Granada y Córdoba la afiliación creció de forma más moderada.

Factores de incertidumbre

En el escenario global, las dudas sobre el ‘brexit’ siguen representando uno de los riesgos más evidentes. Andalucía sería la cuarta comunidad, tras Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana, más afectada por su elevada exposición, ya que el gasto turístico británico representa el 1,8% del PIB regional y Reino Unido es un importante socio comercial.

Además, hay que añadir el aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos, China y la UE, que también condiciona la evolución del sector exportador. La región podría verse más afectada por este contexto, dado el mayor peso de los productos alimenticios (que se han visto afectados por aranceles recientemente) en el total de sus exportaciones.

A nivel doméstico, la incertidumbre de la política económica se mantiene elevada y podría estar afectando a las decisiones de gasto de familias y empresas, lo que ha contribuido al aumento de la tasa de ahorro de los hogares y al debilitamiento de la inversión por parte de las empresas. A esto han contribuido los cambios en la regulación que afectan al sector del automóvil, a la vivienda o que han incrementado el coste del factor trabajo.

Con todo, según BBVA Research, la economía andaluza se encuentra mejor preparada para afrontar un escenario de menor crecimiento. Por un lado, se han reducido algunos desequilibrios, como el endeudamiento privado con el sector bancario, que ha disminuido desde un 158% del PIB en 2009 hasta el 88% en 2018.  Asimismo, Andalucía ha mejorado su competitividad por encima del promedio nacional, lo que la posiciona algo mejor ante la debilidad que se prevé en el sector exterior y podría contribuir a que la corrección observada en el primer semestre de 2019 en las ventas exteriores sea temporal. Finalmente, el Banco Central Europeo mantendrá los tipos de interés en niveles similares a los actuales por un período prolongado de tiempo, lo que debería favorecer el crecimiento del consumo y ayudar a que el deterioro que se observa en algunos indicadores de inversión se revierta pronto.

Otras historias interesantes