Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Comercio 30 jul 2019

Productos comprados en rebajas que puedes devolver (y los que no)

Un viaje que llevamos tiempo planeando, esa chaqueta a la que le echamos un ojo hace meses o aquella televisión de pantalla curva para ver mejor nuestras películas favoritas. Las rebajas de verano pueden ser el momento adecuado para darnos un capricho después de tantos meses de trabajo y, también, para comprar artículos que necesitemos pero que queramos adquirirlos a un precio inferior del que tienen en otros momentos del año. Sin embargo, antes de realizar ningún desembolso, además de otras cosas como nuestros derechos como consumidores o las políticas comerciales de las tiendas que vamos a visitar, conviene que analicemos los productos que, en su caso, podremos devolver o no.

Según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, en España todos los productos nuevos tienen garantía de, al menos, dos años, estén o no rebajados, y con independencia de la época del año en que se compren. Del mismo modo, deben contar con el mismo servicio postventa que cualquier otro que haya sido adquirido en su pvp (precio de venta al público) habitual. Por otro lado, si el bien que hemos comprado y pretendemos devolver se encuentra en perfecto estado, el establecimiento no está obligado a cambiarlo salvo que así lo anuncie expresamente. A pesar de ello, muchos comercios, como buena praxis hacia sus clientes ofrecen la posibilidad a sus clientes de recibir un vale o poder escoger otro producto similar.

Este mismo texto legal también reconoce que cualquier tara, anomalía o defecto que tenga un producto en los seis primeros meses desde su entrega será considerado como un problema de fabricación o de origen. En este caso, cuando el bien que hemos adquirido sí que tiene alguna anomalía, el establecimiento tiene obligación de cambiarlo y reintegrar el dinero, ya que el objeto no está conforme al contrato con la tienda y cuyo máximo aval es el ticket de compra que nos han tenido que dar en el momento de la venta.

Aunque muchos locales anuncian que admiten la devolución de sus productos, es importante que nos cercioremos de que lo hacen en todos los casos, ya que, en muchas ocasiones, excluyen algunos por circunstancias especiales, como los artículos de higiene, la ropa interior o los objetos que son susceptibles de ser copiados, como un libro o un disco.

El caso especial de las compras ‘online’

Para las ventas a distancia, como, por ejemplo, aquellas que se realizan vía telefónica o a través de Internet, existe legalmente la figura del derecho de desistimiento, que consiste en que el consumidor puede devolver cualquier artículo durante los 14 días posteriores al que recibió dicho objeto por razones como que no le ha convencido la compra que ha hecho o que no era exactamente lo que esperaba. El vendedor tiene entonces la obligación de devolver el dinero en un plazo de 14 días desde que recibe la comunicación y, si no lo hace, la ley le sanciona con indemnizar al consumidor con el doble de la cantidad pagada por el artículo.

En cualquier caso, a la hora de hacer compras en la Red lo más aconsejable es ir siempre a páginas seguras y, a ser posible, que tengan su sede social o alguna delegación comercial en España. Para cerciorarse, lo mejor es visitar su política comercial que debe aparecer en alguna pestaña de la web.

El máximo aval es el ticket de compra que nos han tenido que dar en el momento de la venta.

Cómo reclamar en el caso de no estar satisfecho

  • Lo primero de todo, es fundamental pedir y conservar el tique de compra ya que es nuestro máximo documento legal para llevar a cabo cualquier posible reclamación. De todas maneras, si por cualquier motivo se ha extraviado hay que conservar la calma: la ley establece que el cliente debe presentar un documento de compra, por lo que una factura o el extracto de la tarjeta de crédito deberían ser también válidos.
  • Antes de formalizar una compra, conviene preguntar al establecimiento acerca de su política comercial en cuanto a, por ejemplo, si aceptan devoluciones o el plazo para efectuarlas. En el caso de que ofrezcan vales para la propia tienda, es muy importante comprobar el tiempo del que disponemos para canjearlos.
  • En caso de creer que se están vulnerando nuestros derechos (por ejemplo, si el vendedor intenta modificar unilateralmente un precio), es obligatorio que el establecimiento disponga de hoja de reclamaciones, que tendríamos luego que tramitar conforme a las instrucciones de la propia hoja.

Otras historias interesantes