Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro> Consejos de ahorro 15 dic 2022

Cuánto han subido los platos más típicos en Navidad y alternativas de menús más asequibles

Cuánto han subido los platos más típicos en Navidad y alternativas de menús más asequibles

Todos los años, durante las semanas previas a la Navidad, se disparan los precios de algunos alimentos como consecuencia del incremento en la demanda. En 2022 esa subida de precios viene a sumarse a una inflación que ha afectado especialmente al sector alimentario. Pero hay algunos trucos para elaborar menús más asequibles y cuidar de la economía doméstica: desde comprar algunos productos con antelación hasta evitar platos preparados, recuperar la cocina de aprovechamiento o optar por alternativas menos típicas y prepararlas con una receta original.

Casi el 50% de los españoles adelanta sus compras navideñas (productos de alimentación, bebidas, droguería y perfumería) a principios de diciembre, según los datos de la asociación de fabricantes y distribuidores AECOC Shopperview. Una buena alternativa teniendo en cuenta que los precios de algunos de los alimentos más típicos en el menú de estas fechas, como los percebes. el besugo o la merluza, se disparan en Navidad.

“Más allá de las subidas habituales de los productos por las fiestas, los costes de la dieta han aumentado en los últimos meses, con una inflación de los precios de los alimentos superior al 5% en muchos países como resultado de la pandemia de COVID-19, la guerra en Ucrania, huelgas de transportistas y las crisis climáticas, entre otros factores”, afirma Anna Bach, directora del Máster de Nutrición y Salud de la Universidad Abierta de Cataluña.

Según los datos detallados (noviembre 2022) por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la subida anual del IPC del grupo de alimentos se sitúa en el 15,4%, la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994. Destacan las subidas anuales que anotan alimentos como el azúcar (50,2%), las legumbres y hortalizas (25,7%), los huevos (25,5%), la leche (25%), el aceite (23,9%), los cereales y derivados (22,1%), las patatas (19,9%), el pollo (18,3%), el pan (14,9%) o la carne de vacuno (14,9%).

Esta inflación, que suele afectar sobre todo a los más vulnerables, puede provocar cambios en la cantidad y el tipo de alimentos adquiridos, tal y como señala Bach: “Puede generar un consumo menor de alimentos y la sustitución de alimentos más caros por otros de menor costo que, por lo general, son menos nutritivos”.

Las subidas de precios en Navidad

Cada año, durante las cuatro semanas antes de Navidad, el precio de los alimentos aumenta entre un 3 y un 30%. Un estudio realizado por la OCU para la Navidad de 2022 determina que los alimentos más típicos de estas fechas habían subido ya a finales de noviembre —cuando todavía faltaban cuatro semanas para Nochebuena— un 5,2% con respecto al año pasado.

Pero la inflación no afecta a todos los productos por igual. El estudio de la OCU destaca que los incrementos más llamativos se han producido en productos como la lombarda (un 32%), la merluza (16%), el pavo (un 14% más que el pasado año), redondo, piña y percebes (13%) o los langostinos (11% más).

Mazapanes, turrones , roscones de reyes y polvorones no se escapan de los efectos de la inflación.  El azúcar, la leche y los huevos son ingredientes básicos de la mayor parte de las recetas de repostería y, como veíamos más arriba, son tres de los productos más afectados por la inflación. Entre los postres más saludables, “curiosamente, la piña es el artículo que experimenta el mayor aumento en la sección de frutas y verduras durante la Navidad”, destaca Bach. A pesar de que ha dejado de ser un producto de lujo y es posible comerla en casi cualquier época del año, lo cierto es que esta fruta originaria de América del Sur sigue siendo un clásico navideño.

La buena noticia es que también se han producido bajadas de precio significativas en dos productos muy presentes en los menús navideños: las angulas (un 23% más baratas) y las ostras (un 17% menos). Tambien el jamón ibérico de cebo y la pularda han reducido su precio respecto a las mismas fechas del año pasado.

Aumento de precio en el menú navideño

Tomando como referencia los datos de la OCU, esta es la evolución de los alimentos más típicos en los menús de Navidad durante los últimos años:

Cómo conseguir menús más asequibles

Si de media en otros años los precios subían algo más de un 10% respecto al año anterior, se espera que ahora sean un 15% más caros que el año pasado, según Bach. Pero hay algunos consejos que se pueden seguir para optar por menús más asequibles. La Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (FECIC) aconseja, por ejemplo, comprar los productos y congelarlos semanas e incluso meses antes de la Navidad. “De lo contrario, cuando llegue esta festividad los precios se incrementarán todavía más”, comentan. Además, sugieren elegir productos alternativos en función del precio, ya que hay una gran variedad tanto de carnes como de pescados y ser flexible puede ayudar a conseguir productos más económicos.

Como los pescados habituales de Navidad pueden duplicar su precio, Bach coincide en que congelarlos es una gran idea. Lo ideal sería hacerlo “en recipientes que puedan hacer el vacío para que se conserven mejor y no cojan el olor de otros alimentos”. Con grandes crustáceos frescos como las langostas, es recomendable “cocinarlos antes de congelarlos”. Otros trucos para que la celebración salga más económica son planificar el menú de antemano para ir aprovechando las ofertas que vayan surgiendo, evitar los productos preparados —incrementan notablemente el coste de la cesta de la compra y no siempre son saludables—, comprar productos frescos, fijarse en el precio del kilo —y no del paquete— para evitar la reduflación y recuperar la cocina de aprovechamiento. Es decir, “preparar caldos a partir de restos de carne, pescado y verduras…”. “Evita a toda costa el desperdicio”, aconseja la experta.

Para tener una dieta equilibrada con un presupuesto reducido, es necesario seleccionar alimentos con una muy buena relación entre calidad nutricional y precio. En general, según Bach, suele ser el caso de las legumbres, los frutos secos, los aceites y los cereales integrales. Entre los productos de origen animal, la leche, los huevos, las aves, las vísceras, la caballa o las sardinas también son buenas alternativas.

Cuánto han subido los platos más típicos en Navidad y alternativas de menús más asequibles

Unas Navidades más saludables y sostenibles

Si se quiere optar por platos típicos de Navidad más sostenibles y saludables, desde FECIC recomiendan dar prioridad a pescados a la plancha o carnes magras, guarniciones de verdura y postres no muy azucarados, además de no abusar de salsas y condimentos grasos. Priorizar la fruta de zona y temporada en vez de optar por frutas tropicales que vengan de fuera también ayuda a reducir la huella de carbono en los menús navideños.

También hay otros consejos que pueden servir para reducir el impacto ambiental general de la Navidad, según Bach. Por ejemplo, algo tan simple como no comprar productos que se usarán y desecharán de inmediato y compartir la Navidad con amigos y familiares. Es mucho más eficiente energéticamente cocinar una comida y calentar una casa en lugar de dos, tres o cuatro. Una vez en la mesa, lo ideal sería que los comensales “se sirvieran la cantidad que quisieran en lugar de repartirla”. Si hay sobras, se pueden repartir entre los comensales para que las reaprovechen los días posteriores.

Además, los hermanos Roca, en colaboración con BBVA, ofrecen la opción de un menú compuesto por tres platos, elaborados con productos sostenibles de temporada. Así, es posible disfrutar de de un menú de lujo utilizando productos asequibles como el calabacín, la caballa o las setas. Todas las recetas, que cuya elaboración está al alcance de cualquiera, forman parte de ‘Gastronomía Sostenible’, la propuesta del Celler de Can Roca y BBVA que apoya a las pymes y promueve un consumo responsable para cuidar el planeta.