Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad Act. 12 jul 2016

Esta semana toca dormir una hora menos: a las 2 serán las 3

A las dos serán las tres

Este fin de semana cambiamos la hora. Una hora menos para dormir, pero más luz cada día. El llamado ‘horario de invierno’ termina este sábado de madrugada y habrá que adelantar una hora nuestros relojes, pero ¿sabes por qué se realiza el cambio de horario?

Al parecer fue Ben Franklin la primera persona en plantear el concepto de ahorro de luz diurna. Mientras ejercía como embajador de EE UU en Francia, se despertó varias veces a las 6 de la mañana y se dio cuenta de que el sol brillaba antes de lo que él estaba acostumbrado a ver. Y así pensó que se podría ahorrar si se despertaban una hora antes y aprovechaban la luz natural.

Sin embargo tuvo que esperar hasta la I Guerra Mundial para que ese cambio horario se llevase a cabo a gran escala. Alemania fue el primer estado en aprobar el cambio de hora y rápidamente otros siguieron su ejemplo: en Estados Unidos una ley federal estandarizado el inicio y fin del horario de verano se aprobó en 1918.

¿Es verdad que sirve para ahorrar energía?

Según National Geographic, en los últimos años, varios estudios sugieren que con el horario de verano se ahorra energía durante las noches, pero se gasta más durante la mañana, en las horas de oscuridad previas al amanecer. Según la Universidad de California, con el cambio de hora se consiguió ahorrar en luz artificial pero el consumo en aire acondicionado aumentó.

Sin embargo, otros estudios sí han detectado un ahorro energético. El cambio de horario había ahorrado 1,3 teravatios de electricidad durante el año 2011, lo que sugiere que durante el horario de verano se reduce el consumo anual de electricidad de Estados Unidos a un 0,03% y el consumo de energía global en un 0,02%.

En España supondría un ahorro en iluminación del 5% del consumo eléctrico, según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, lo que equivale a unos 300 millones de euros.

Los cambios de hora

Lo que nos pasa a todos cuando toca cambiar la hora

Parece que todos preferimos el cambio de primavera al de invierno, y aunque el cambio horario se realiza en fin de semana para que podamos ajustar el horario de descanso y no sea un cambio tan traumático, la realidad es que el lunes siguiente siempre tenemos sueño.

Has intentado memorizar de todas las maneras posibles que en otoño se retrasa y en primavera se adelanta, pero no conoces a nadie que sepa decirte con seguridad si la hora se adelanta o se retrasa. Con este gráfico no volverás a dudar.

Seguro que alguna vez has perdido un tren o un autobús o te ha tocado esperar porque no contabas con el cambio horario, pero seguro que no sabías que los trenes paran durante la noche para no llegar al destino una hora antes (en el cambio de primavera a invierno). Y ¿sabías que… ?

  • En España el cambio de hora es obligatorio según una directiva comunitaria que deben seguir todos los países miembros de la Unión Europea desde 1981. Pero no todos los países lo hacen: en naciones cercanas al Ecuador no tienen esta costumbre, entre otras cosas porque las estaciones influyen poco en los horarios del amanecer y el anochecer. Solo una minoría del mundo aplica distintos horarios en invierno y en verano, porque en África y en Asia no existen estas variaciones.

  • El fin de la guerra civil española fue a una hora distinta, ya que cada bando se regía por un horario distinto.

  • Aunque ahora casi todos nuestros aparatos electrónicos cambian de hora automáticamente, Windows 95 fue el primero que lo instauró.

  • En el caso de que un niño nazca a las 02:55 del último domingo de octubre y su hermano gemelo diez minutos después, por el cambio horario serían las 02:05 por lo que este bebé sería legalmente el hermano mayor.

  • Hasta principios de este siglo, España se regía por el sol. Cada provincia tenía una hora diferente teniendo en cuenta sus coordenadas.

Otras historias interesantes