Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Universidad 22 ene 2020

Estas son las mejores universidades del mundo en ciencias de la computación y programación

Según los resultados del Ranking Académico de las Universidades del Mundo de 2019, las universidades mejor posicionadas y reconocidas en el ámbito de las ciencias de la computación vuelven a ser las estadounidenses, con 13 centros universitarios dentro del top 20 mundial. Se trata de un ámbito tecnológico en pleno auge, donde la demanda de talento especializado, por ejemplo en el campo de la inteligencia artificial, se ha disparado más de un 400% desde 2010.

Este ‘ranking’, más conocido como ‘ranking’ de Shanghai, clasifica cada año las mejores universidades del mundo en diferentes disciplinas, entre ellas la de ciencias de la computación. Esta categoría incluye especialidades como la informática, la ingeniería de ‘software’, la inteligencia artificial (IA) o la arquitectura de datos y ‘hardware’.

Para llevar a cabo la valoración, la organización utiliza una metodología que tiene en cuenta indicadores como el número de publicaciones científicas, su relevancia (por número de citaciones y por relevancia de la publicación), o el grado de internacionalización de las universidades, así como los premios concedidos a sus docentes e investigadores.

Durante el último año, las universidades estadounidenses han vuelto a alcanzar el mejor posicionamiento y reconocimiento en el campo de la ciencia computacional con 13 centros universitarios dentro del top 20 mundial, encabezado por el MIT (Massachusetts Institute of Technology), la Universidad de Stanford y la Universidad Berkeley de California. Reino Unido mantiene las dos que ya tenía en 2018, University of Oxford y University College London, mejorando ambas sus posiciones, a diferencia de Singapur, que mantiene también la Nanyang Technological University y la National University of Singapore, pero ambas bajan de posición. Entre las primeras posiciones también se hacen hueco una universidad suiza (Swiss Federal Institute of Technology), una china (Tsinghua University), y una canadiense (University of Toronto).

universidades-computacion-BBVA

La Unión Europea, ante la nueva configuración política después del ‘brexit’, ha perdido presencia en lo alto de esta clasificación, y, sin tener en cuenta las universidades británicas ya mencionadas, no figura en el ‘ranking’ hasta llegar al puesto 25, perteneciente a la Universidad de Copenhague (Dinamarca). Alemania (17,1%), Francia (14%), Italia (12,4%) y los países escandinavos (12%) concentran los mayores pesos en puntuación del ‘ranking’ en esta categoría dentro de la Unión Europea.

España, que alcanza un peso por puntuación del 11,4% respecto al total de países de la UE, cuenta con 18 universidades en el top 500 de esta disciplina –más que países como Japón o Rusia–. La Universidad de Granada figura la primera en el ‘ranking’, en la posición 97.

Pese a la ausencia de la Unión Europea entre los primeros puestos del listado, el viejo continente continúa liderando a nivel global el ‘ranking’ por número de universidades entre las 500 principales del mundo en esta categoría. Del mismo modo, también aparece como líder frente al resto de regiones si se considera la puntuación global de las universidades, en lugar de considerar únicamente el número de instituciones académicas dentro del top 500.

Un sector con futuro

Este ‘top’ resulta de gran atractivo si se tiene en cuenta el momento de oro que viven actualmente las salidas profesionales del sector tecnológico, que lleva décadas encabezando la creación de nuevos puestos de trabajo. En este sector han surgido puestos que no existían al entrar en el siglo XXI, y esto volverá a ocurrir con los que vayan apareciendo a medida que avanzan las nuevas tecnologías.

Según el último informe elaborado por el HAI (Human-centered Artificial Intelligence Institute) de la Universidad de Stanford, el número de empleos relacionados con  inteligencia artificial en Estados Unidos se ha disparado más de un 400% desde 2010, hasta representar el 1,32% del total de trabajos. En el país norteamericano, el talento en IA se concentra mayoritariamente en la industria frente a la academia. El cambio en tan sólo 15 años es notable: a principios de siglo la industria sólo registraba el 20% de los doctorados en la materia.

En España, las empresas están siguiendo los mismos pasos, ofreciendo cada vez más empleos relacionados con estas disciplinas pero, sin embargo, la formación en estas ramas del conocimiento sigue sin despegar en nuestro país. Por ejemplo, las matriculaciones en titulaciones de ingeniería y arquitectura bajaron dos puntos porcentuales entre 2010 y 2016 según la CRUE, tanto en universidades públicas presenciales como universidades privadas, aunque aquí hay que tener en cuenta que también se incluyen ámbitos no relacionados directamente con la computación o la programación, como la arquitectura. En cambio, los estudiantes de ciencias sí aumentan en las universidades públicas presenciales de nuestro país (del 8,7% al 9,5% del total de estudiantes entre el 2010 y el 2016), mientras en las universidades privadas presenciales se mantienen estables y con un peso total mucho menor que en la universidad pública (3,8%).

Pero la industria no sólo demanda ingenieros y científicos de datos, sino que, al mismo tiempo, busca nuevos perfiles de diverso tipo para trabajar en el sector de la tecnología. Aspectos como el uso ético de la inteligencia artificial, la privacidad y acceso a los datos, o incluso el rol de las grandes compañías tecnológicas, plantean retos que apelan a diversos campos del conocimiento y al trabajo conjunto de perfiles de diferentes disciplinas.

Otras historias interesantes