Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Publicidad 04 oct 2017

Cómo evitar el 'spam' telefónico

Todo el mundo ha sido alguna vez víctima de llamadas telefónicas comerciales indeseadas. El llamado ‘spam’ telefónico es uno de los desagradables signos distintivos de la vida diaria de este siglo. El teléfono sonando a horas intempestivas, las llamadas que se repiten un día y otro pese a dejar muy claro que no se está interesado en el servicio ofertado, números ocultos que siguen apareciendo contraviniendo la ley… El ‘spam’ telefónico se ha convertido en una plaga a la que resulta muy complicado poner coto pero que se puede, al menos, tratar de limitar.

Llamadas sin descanso

El problema de las llamadas comerciales no solicitadas no solamente tiene que ver con esta citada condición sino que por lo general se producen continuamente aunque el destinatario pida que cesen. No resulta sencillo conocer de dónde se ha obtenido el número de teléfono al que llaman las empresas de telemarketing, pero su procedencia puede ser tanto ilegal, como ocurre en el caso de las bases de datos que se venden en el mercado y cuyos números han sido recopilados rastreando internet, como legal, cuando el destinatario de la llamada es ya cliente de la empresa que realiza la llamada ofreciéndole otro producto o servicio. Para que una empresa contacte legalmente con un particular por teléfono, deberá extraer su número de una base de datos pública o tendrá que haber sido el propio destinatario de la llamada quien haya consentido de manera voluntaria previamente la posibilidad de ser contactado.

Sea como fuere, la repetición y el acoso que sufren los destinatarios de esta manera tan agresiva de venta han propiciado que en los últimos tiempos la legislación haya sido modificada para tratar de que se respeten sus derechos. Así, por ejemplo, la Ley de Competencia Desleal señala como una práctica ilegal “realizar propuestas no deseadas y reiteradas por teléfono, fax, correo electrónico u otros medios de comunicación a distancia, salvo en las circunstancias y en la medida en que esté justificado legalmente para hacer cumplir una obligación contractual”.

Derechos del titular de la línea

Las empresas que realizan labores comerciales telefónicas deberían respetar escrupulosamente los derechos que asisten a los ciudadanos, y en ese sentido la Ley Orgánica de Protección de Datos fue objeto de una nueva puesta al día en 2016 con el fin de incrementar la protección del usuario ante la abusiva realidad imperante. Estos son algunos de los derechos que protege la citada ley:

  • No está permitido realizar llamadas comerciales o promocionales a través de un número oculto. Cada llamada deberá mostrar en el terminal del destinatario un número reconocible.
  • Las empresas no pueden realizar llamadas en el intervalo que va de las nueve de la noche a las nueve de la mañana. Asimismo, queda prohibido que se produzcan en fin de semana y días festivos.
  • Solamente se podrán realizar llamadas a teléfonos fijos si estos aparecen en las guías telefónicas y siempre que no vayan precedidos de una ‘U’, indicativo de que el propietario de la línea no desea ser contactado por razones de índole comercial.
  • No se pueden realizar envíos de SMS, MMS, de aplicaciones de chat para móviles o correo electrónico si no existe un consentimiento previo del usuario receptor.
  • Las empresas comerciales tienen que disponer de un sistema gratuito y sencillo para que quien lo desee se pueda dar de baja de la lista de contactos publicitarios.
  • Las empresas con las que el usuario mantenga una relación contractual comercial podrán contactar con su cliente para realizarle ofertas que tengan que ver estrictamente con el producto o servicio contratado.

La posibilidad del bloqueo

Como quiera que la legislación no es capaz de disuadir a algunas empresas de realizar prácticas abusivas, el usuario puede intentar reducir el impacto del ‘spam’ telefónico bloqueando los números que detecte como origen del abuso.

  • Móviles

Los sistemas operativos iOS y Android permiten desde hace algunos años bloquear los números de teléfono no deseados y realizarlo es posible en la mayoría de los terminales disponibles en el mercado. La operativa es tan sencilla como añadir a Contactos el número molesto y una vez guardado en la memoria seleccionar desde el perfil de ese número la opción Bloquear este contacto. Desde ese momento, el número indeseado no volverá a poder contactar con el usuario. El problema, en muchos casos, es que las compañías que realizan prácticas de spam telefónico cambian continuamente los números desde los que llaman con lo que la efectividad no siempre está asegurada aunque se puedan realizar tantos bloqueos de número como se precise.

Consumo Móviles

Los sistemas operativos iOS y Android permiten desde hace algunos años bloquear los números de teléfono no deseados.

  • Fijos

Los terminales fijos más recientes del mercado ofrecen la posibilidad de crear listas negras o de números indeseados para no recibir llamadas de acoso comercial, pero la mayoría de los teléfonos de los hogares no están aún preparados para tal efecto. Sin embargo, los router que se utilizan para la conexión a internet que son compatibles con el estándar DECT evitan la entrada de llamadas no deseadas si previamente se han bloqueado desde el menú de configuración del router.

Las Listas Robinson

Las Listas Robinson son ficheros de exclusión del envío de comunicaciones comerciales y están gestionadas por la Asociación Española de la Economía Digital. Son listas en las que se puede dar de alta voluntariamente cualquier ciudadano y que forman una base de datos de personas y entidades que no desean recibir publicidad. La mayor parte de las empresas respetan estas listas y no contactan con el usuario siempre y cuando no estuvieran enviando publicidad al mismo antes de que éste se apuntase a las listas.

Se habla de listas y no de lista porque son distintas según la posible vía de contacto publicitario: correo ordinario, SMS, correo electrónico y llamadas telefónicas. Darse de alta en las Listas Robinson resulta muy sencillo y útil y se puede hacer a través de la dirección web www.listarobinson.es.

Denuncias

Si transcurridos tres meses desde el alta en las Listas Robinson, se sigue recibiendo publicidad, conviene denunciarlo en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) a través de su Canal del Ciudadano.

De igual manera, las distintas asociaciones de consumidores disponen de formularios para denunciar prácticas de spam telefónico que son remitidas posteriormente a la autoridad competente en la Comunidad Autónoma correspondiente y en la AEPD.

Por último, no se debe descartar el uso de las redes sociales para denunciar públicamente las situaciones tan injustas como molestas que se puedan estar viviendo por acoso telefónico. La sensibilidad de las empresas ante la posibilidad de que su nombre salga mal parado públicamente de un caso como estos puede hacer que se preocupen por poner fin a las prácticas telefónicas abusivas denunciadas.

Otras historias interesantes