Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación 17 oct 2018

Exbecario de Fundación BBVA Bancomer, primer lugar en el encuentro del Taller Luis Barragán

El apoyo de la Fundación BBVA Bancomer a la educación de niños y jóvenes mexicanos rinde frutos. Marco Antonio Díaz, ex becario del programa ‘Por los que se quedan’, es hoy un agente de cambio tras representar a la Universidad Iberoamericana en la 21ª edición del Encuentro Plástico Espacial del Taller de Luis Barragán con el tema ‘Vivienda Provisional’. Díaz forma parte del equipo que obtuvo el primer lugar entre ocho facultades y escuelas de Arquitectura con un proyecto sobre las personas que perdieron su vivienda a causa de los sismos de septiembre de 2017 en México.

Año con año, el Taller Luis Barragán de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) convoca a los estudiantes que cursan el segundo semestre de arquitectura a participar en el planteamiento de un proyecto que se base en la filosofía del espacio arquitectónico, apoyado en la tecnología constructiva actual y alimentada de la evolución histórica del espacio arquitectónico y urbano construido en México. Todo ellos sin dejar de lado la tendencia, trabajo, pensamiento y escuela del arquitecto mexicano Luis Barragán.

En esta edición, el tema ‘Vivienda Provisional’ estimuló la confluencia entre la arquitectura y la conciencia social de los alumnos, al pensar en las personas que pierden su hogar y que fueron impactadas negativamente por los sismos de septiembre de 2017, lo que lleva a crear y diseñar proyectos reales enfocados a las necesidades básicas de la sociedad. Al respecto, Díaz destacó: “El proyecto surgió como una propuesta que no tuviera que ver tanto con lo artístico o lo plástico, sino con algo funcional que pudiera ayudar a las personas que perdieron sus hogares en los sismos y que hoy se encuentran en condición de extrema pobreza”.

El estudiante de arquitectura comentó que  se consideran criterios muy estrictos para escoger a los estudiantes que concursan en esta convocatoria y añadió que es un orgullo representar a la Ibero, donde actualmente estudia, y quedar en primer lugar frente a equipos de otras instituciones de educación superior como el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) campus Ciudad de México y Estado de México; la UNAM; la Universidad La Salle; el Instituto Politécnico Nacional (IPN); la Universidad Westhill; la Universidad Intercontinental (UIC); y el Instituto Tecnológico de la Construcción (ITC) campus Pachuca.

Díaz comentó que los jóvenes que participaron en este proyecto crearon una vivienda ecológica y con materiales reciclables, compuesta de una estructura ligera, segura, resistente a cualquier clima, de fácil transportación y construcción en sitio, además de ser apta para montarse en cualquier tipo de espacio. “Adicionalmente —añadió—, diseñamos el proyecto en plano y maqueta, posteriormente realizamos el planteamiento del programa de calendario de obra, generamos el plan de costos y, por último, ejecutamos despieces, es decir, la forma como están cortados y dispuestos los elementos de la construcción. Al mostrar este diseño arquitectónico en el concurso, comentamos la forma en que ayudaría a una familia de cuatro a seis personas, demostrando las ventajas con respecto a otros proyectos participantes”.

Díaz enfatizó: “La diferencia de nuestro proyecto versus los otros participantes fue la accesibilidad y seguridad del diseño arquitectónico, el cual fue donado para albergar a familias damnificadas tras un sismo. El manual de este espacio se entregó junto con la casa desmontada para que la propia familia pueda armarla”.

La Fundación BBVA Bancomer brinda un apoyo económico  y de acompañamiento a sus becarios

Para finalizar, el ex becario del programa de becas ‘Por los que se quedan’ de la Fundación BBVA Bancomer destacó que para que México siga la ruta del desarrollo la clave es la educación: “Las grandes potencias han tenido una educación de excelencia para sus profesionales, quienes benefician a su nación como una retribución a lo que ésta les ha brindado. Agradezco a la Fundación BBVA Bancomer por el apoyo económico que me brindó y, sobre todo, por el acompañamiento incondicional de un mentor, quien se preocupó por lo que me pasaba en lo académico y en lo personal. Esta ayuda integral repercutió mucho en mí. De la misma forma, ahora yo quiero contribuir al desarrollo y bienestar de la sociedad mexicana”.

Otras historias interesantes