Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fondos de inversión Act. 14 may 2019

‘Factor investing’, en busca de nuevas fuentes de rentabilidad

El ‘factor investing’ o la búsqueda de primas de riesgo alternativas es un concepto que ha ido ganando terreno en la gestión de carteras en los últimos años. A raíz del entorno de tipos bajos y rentabilidades esperadas modestas de los activos, los gestores de carteras de asignación de activos (‘asset allocation’) han buscado nuevas fuentes de rentabilidad para sus carteras.

El ‘factor investing’ es relativamente reciente en el mundo de la inversión. Fue en 2009 cuando el fondo soberano de Noruega encargó a un grupo de académicos que analizaran en profundidad cuáles eran las fuentes de rentabilidad de una serie de carteras que habían mandatado para su gestión a diferentes gestores. El estudio de los académicos descubrió que las rentabilidades provenían de un número determinado de fuentes o ‘factores’, como por ejemplo, el tamaño de las compañías en cartera, la apuesta por compañías baratas (‘value’) o la baja volatilidad. Los académicos sugirieron hacer más eficiente la inversión en estos factores a través de la creación de índices que invirtieran específicamente en ellos.

El ‘factor investing’ se ha ido generalizando entre los gestores de asignación de activos, sobre todo a raíz del descenso de los tipos de interés por debajo de cero —con motivo de la crisis financiera que estalló en 2008— y, en consecuencia, de las bajas rentabilidades esperadas en la mayoría de los activos.

Básicamente, el ‘factor investing’ consiste en aislar de los movimientos de mercado esas fuentes de rentabilidad alternativas. “La idea consiste en invertir en primas de riesgo distintas a las tradicionales (bolsa, bonos, crédito), que generen una rentabilidad ajustada al riesgo que sea barata, transparente y que se haya demostrado históricamente que funciona”, explica Jaime Martínez, director de Asset Allocation en BBVA Asset Management.

La gestora del Grupo BBVA lleva varios años incorporando fuentes de rentabilidad alternativas en sus carteras de asignación de activos a través de la incorporación del ‘factor investing’. El equipo de ‘asset allocation’ de BBVA Asset Management ha identificado seis fuentes de rentabilidad alternativas o factores:

  • ‘Carry’. Comprar entre activos (divisas o bonos) con elevados tipos de interés y vender aquellos con tipos bajos.
  • ‘Momentum’. Comprar activos que se estén apreciando y vender los que se estén depreciando.
  • ‘Value’. Comprar compañías baratas en bolsa y vender compañías con valoraciones caras.
  • Tamaño. Apostar por compañías pequeñas por capitalización (‘small caps’) frente a las grandes (‘blue chips’).
  • Baja volatilidad. Apostar por compañías con volatilidades inferiores a la media del mercado.
  • Calidad. Apostar por compañías con calidad en la generación de beneficios, generación de ingresos y flujos de caja estables, y poco endeudamiento.

Con estos seis factores, BBVA AM ha identificado 13 estrategias que incorpora en sus carteras de asignación de activos a través de un vehículo de gestión pasiva, con pasaporte europeo UCITS  (el vehículo de inversión que se puede comercializar en toda la Unión Europea).

Un proceso basado en el ‘behavioural finance’

El ‘factor investing’ que aplica BBVA AM en sus carteras de asignación de activos es uno de los principios de inversión del equipo de 'asset allocation'. Pero no el único. Destacan además una gestión activa; un perfil de rentabilidad asimétrico (es mejor no perder que ganar), y eficiencia en la gestión, es decir, invertir de la manera más barata, apoyándose en la gestión pasiva.

Este proceso de inversión está basado en el ‘behavioural finance’ o las finanzas del comportamiento. “Se trata de evitar los sesgos emocionales y aprovechar los errores comunes del resto de inversores”, explica Jaime Martínez. “Para ello aplicamos un proceso disciplinado en el que objetivamos lo máximo posible las decisiones y diversificamos el proceso de inversión apostando por diversas fuentes de rentabilidad”.

Premio a la Mejor Gestora de ‘Asset Allocation’

Este proceso de ‘asset allocation’ ha recibido el reconocimiento de la industria de fondos, que el pasado mes de abril eligió a BBVA Asset Management como Mejor Gestora de Asset Allocation en los premios que entregan AllfundsBank y el diario Expansión. También ha recibido el reconocimiento de los inversores: el equipo de ‘asset allocation’ de BBVA AM gestiona más de 45.000 millones de euros.

imagen de BBVA Asset Management premios Expansión 2019

El equipo de BBVA Asset Management durante la ceremonia de entrega de los premios Allfunds Expansión.

Otras historias interesantes