Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inflación 23 jun 2017

Finaliza aumento de tasas de política monetaria de Banxico

El Banco de México (Banxico) ha realizado un importante trabajo aumentando la tasa de política monetaria, con el objetivo de ayudar al anclaje de las expectativas inflacionarias. Este ciclo de restricción monetaria que dio inicio en 2015, cuando la inflación se ubicaba en 3% y que se ha visto reflejado durante un periodo de dos años y medio con el incremento en la tasa de fondeo de cuatro puntos porcentuales, indica que el anuncio que realizó Banxico el pasado jueves sobre el aumento de 25 puntos base marca el final del alza en la tasa de referencia.

Carlos Serrano Herrera, economista jefe de BBVA Bancomer, explica en su columna quincenal para el diario El Financiero, titulada “Banco de México: Fin del ciclo de subidas” que ante estas acciones de Banxico se puede confirmar la expectativa que coloca la tasa de política monetaria en 7.0% al final de este ciclo alcista, lo que confirma que las acciones del banco central del país han tenido efectos positivos.

Serrano destaca que en primer término esta toma de decisiones por parte de Banxico ha dado como resultado que las estrategias de inversión en activos mexicanos de corto plazo sean más atractivas a las de otros países emergentes, esto sin duda posiciona bien al país de cara al ciclo alcista que está implementando la Reserva Federal de Estados Unidos, con lo que se minimizan las posibilidades de salidas de capital de corto plazo.

No estamos ante un aumento generalizado y sostenido en los precios, sino ante cambios en precios relativos, relacionados con el incremento en precios de energéticos y mercancías importadas”

En segundo término, el economista jefe de Bancomer puntualiza que el ciclo de política monetaria restrictiva ha logrado anclar las expectativas de inflación, fundamental para que la inflación general no aumente ante cambios en precios de algunos bienes. En lo referente a la expectativa inflacionaria de mediano plazo que se observa en bonos ajustados por inflación está en niveles de 3.5%, es decir dentro del intervalo establecido por Banxico.

Serrano hace hincapié en que a pesar de la significativa depreciación del peso que se ha visto desde octubre de 2014, la inflación sigue posicionada en el objetivo pues en otro escenario se ha observado que las depreciaciones del tipo de cambio han sido factores para que se dé un aumento, tanto en la inflación como en sus expectativas. Es notable destacar este anclaje inflacionario, apunta el economista, porque la inflación se encuentra en sus niveles más altos de los últimos años.

El economista jefe de Bancomer señala que, en la primera quincena de junio la inflación anual está en un nivel de 6.3% y recordó que en 2015 fue de 2.1% y la de 2016 de 3.3%. Gracias a las medidas adoptadas por el banco central, se trata de un aumento de la inflación temporal. “No estamos ante un aumento generalizado y sostenido en los precios, sino ante cambios en precios relativos, relacionados con el incremento en precios de energéticos y mercancías importadas”.

Serrano concluye diciendo que la inflación está cerca de alcanzar su punto máximo a un nivel de 6.4% en julio que marcará su descenso gradual y en enero cuando se diluyan los efectos del aumento en gasolinas se ubicará hacía el verano de 2018 menor a 4% dentro del intervalo de tolerancia establecido por Banxico. Estas decisiones en la política monetaria por parte del banco central, además de mantener el control del comportamiento inflacionario, también han permitido que no existan salidas importantes de flujo de capital del país.

La colaboración completa para el periódico El Financiero se publicó el 23 de junio de 2017 y puede consultarse en el siguiente Link

Otras historias interesantes