Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas

Finanzas

Desde que se desató la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 en España, BBVA recomienda el pago de las compras esenciales con tarjetas sin contacto o con el teléfono móvil, para minimizar el contagio en los establecimientos, como supermercados o panaderías. Sin embargo, para aquellos que deban disponer de efectivo, BBVA ha creado un proceso de gestión de todos los cajeros en funcionamiento en España, para garantizar que los clientes pueden retirar efectivo durante los próximos días festivos en el caso de que lo necesiten, y que además puedan hacerlo con las mayores garantías sanitarias.

La crisis sanitaria del coronavirus está poniendo de manifiesto lo importante que es la gestión y la planificación financiera para poder afrontar episodios negativos como el que se está viviendo. En un difícil momento como el actual, en el que el estado de alarma limita los desplazamientos en algunos países como España, es muy importante poder continuar gestionando los presupuestos familiares, los recibos, o anticiparse a desembolsos imprevistos de una manera fácil, sencilla y rápida. Para acometer estos retos, BBVA pone al alcance de sus clientes en España diferentes funcionalidades para gestionar y monitorizar sus finanzas en remoto y así ayudar a hacer frente a esta situación.

Las entidades de crédito integradas en la AEB y la CECA se unen y ponen en marcha de manera voluntaria una nueva medida para ayudar a los clientes afectados económicamente por la crisis del coronavirus, según han informado este lunes en un comunicado. Se trata de un aplazamiento de hasta doce meses en la amortización del capital, para aquellas personas afectadas económicamente por la situación generada por el COVID-19 con una hipoteca sobre primera vivienda que así lo soliciten. Asimismo, se difiere el pago del principal en contratos de préstamos personales ligados a consumo para un periodo de hasta seis meses. Esto supone que los clientes sólo pagarán los intereses correspondientes de dichos préstamos, lo que reducirá sensiblemente la cantidad que venían pagando hasta ahora.