Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciencia y tecnología 28 sep 2017

'Fintechs', bancos y Google, entre la competencia y la colaboración

La ya clásica cuestión de si las ‘fintechs’ y los bancos son competidores o colaboradores volvió a centrar el debate en la mesa redonda dedicada a la digitalización del VIII Encuentro Financiero Expansión-KPMG. Entre las opiniones de quienes creían que compiten y los que defiendieron que ‘startups’ e instituciones se necesitan mutuamente, la respuesta de Google afirmando que no le interesa el negocio bancario resaltó sobre todas.

”NO QUEREMOS SER UN BANCO. Lo digo claro y en mayúsculas”, afirmaba Fuencisla Clemares, directora general de Google España y Portugal, quien desterró con estas palabras una extendida idea de la industria financiera que prevé desde hace años la irrupción en su negocio del gigante digital. “Sin duda es un sector muy atractivo, pero nuestro objetivo es trabajar con la industria para ayudarles en su transformación”, aclaraba Clemares, que definió a Google como una plataforma tecnológica y de servicios; y como el socio con el que afrontar la digitalización del negocio bancario.

Pero que Google no quiera ser un banco no significa que la banca no vaya a competir con empresas digitales, y más cuando ya ha empezado a ofrecer servicios que van mucho más allá de la pura transaccionalidad de la banca ‘online’. “En BBVA, creemos que los bancos del futuro no serán como los de ahora”, aseguraba Beatriz Giménez, directora de Estrategia en Nuevos Negocios Digitales de BBVA. “La disrupción del negocio pasa por buscar otros clientes, más allá de la banca. En BBVA, nuestro en objetivo es aportar valor, no solo hacer banca ‘online’, sino ayudar a la gente a tomar decisiones y hacerles la vida más fácil. Incluso, para que se olviden de sus finanzas y puedan centrarse en lo que realmente es importante”, insistía Giménez.

Como ejemplo de estos nuevos servicios, que pueden entenderse como no puramente bancarios, Giménez citaba BBVA Valora, que ayuda a calcular el precio de una vivienda y un alquiler; pero también se podría añadir el recién anunciado BConomy, para calcular la salud financiera de los clientes, o Commerce 360 que ayuda a los comercios a entender mejor su negocio y poder compararse con su competencia.

Beatriz Gimenez, directora de Estrategia de Nuevos Negocios Digitales de BBVA

Beatriz Gimenez, directora de Estrategia de Nuevos Negocios Digitales de BBVA

Algunos de estos servicios ya compiten con algunas ‘fintech’ que, como se recordaba en la mesa, se caracterizan por especializarse en un nicho de mercado muy específico con servicios muy verticales y soluciones muy bien diseñadas que engachan al usuario. Y aquí es donde la banca tradicional sabe que los nuevos jugadores pueden ser una gran ayuda y no tienen ningún problema en colaborar con ellos. “Vivimos un momento de ‘coopetition’ (colaboración y competición) que se va a traducir en beneficios para el usuario final”, aseguraba Marta Plana, presidente de ‘Foro Fintech’ y fundadora de Digital Origin.

Colaboración

El sector financiero no solo está invirtiendo en ‘fintech’, comprando empresas o usando sus plataformas o desarrollando proyectos conjuntos, también está empezando a colaborar entre sí. “Bizum es un gran ejemplo de colaboración con el que el usuario final percibe que el sector financiero está haciendo esfuerzos conjuntos para proveer soluciones globales”, recordaba Ignacio Cea, director de Estrategia e Innovación de Bankia. “Colaboramos con las ‘fintech’ cuando tiene sentido. No es necesario que nos pongamos a desarrollar un nuevo teclado de pagos o un sistema de ‘onboarding’, cuando hay alguien ya lo tiene”, añadía.

Sin duda, la colaboración forma parte de todo el proceso transformación que vive la industria. La mayoría de las organizaciones ya trabajan por proyectos, como remarcaba Maria Vicens, directora de Innovación de Caixabank, y han adoptado metodologías Agile o de Design thinking más propias de las ‘startups’ con las que ahora compiten y colaboran. Todo un cambio de cultura que no siempre es fácil. “Es fundamental que la organización entienda realmente lo que está sucediendo y que todos participen en el proceso de una forma real”, aseguraba Adolfo Ramírez, director de IT y de Operaciones de Santander España.

Hasta Google admitió que vive en una transformación constante. Su nuevo reto, “incluir una capa de inteligencia artificial a todos nuestros productos”, comentaba su directora en España.

Pero sí algún signo ponía en evidencia que en el terreno de las ‘fintech’ algo está cambiando es el hecho de que fue esta fue la única mesa con mayoría de ponentes femeninas. De los seis participantes, cuatro fueron mujeres. Más incluso que la suma de las que participaron en el resto de la jornada. Y esto también es parte de la transformación.

Otras historias interesantes