Francisco González, presidente

  • Transformación: “Hemos alcanzado un punto de inflexión. En seis países, más del 50% de nuestros clientes son digitales”
  • Dividendo: “Los resultados de 2017 permiten seguir manteniendo una corriente muy sólida de dividendos, dentro de una política clara, predecible y sostenible”
  • Principios: “Hemos atravesado una profunda crisis financiera y BBVA ha salido de ella con una enorme reputación”

Carlos Torres Vila, consejero delegado

  • Balance: “En 2017 hemos acelerado nuestra transformación, logrando grandes avances en la digitalización de nuestro negocio, con gran impacto en las ventas, en la satisfacción y en la fidelidad de nuestros clientes”

Igual te interesa…

Any questions BBVA

Este viernes, los accionistas de BBVA han tenido la oportunidad de escuchar a sus principales directivos acerca de la estrategia de la entidad, los hitos logrados y qué esperar en adelante. Francisco González se mostró confiado en “un futuro brillante” para el banco, porque “nunca había visto a BBVA tan fuerte, tan comprometido, tan unido en torno a este proyecto”.

El presidente de BBVA dividió su discurso en tres partes. Primero, se refirió al contexto económico y financiero; después, comentó los resultados del ejercicio pasado; y, finalmente, se centró en la estrategia del banco.

Declaraciones de Francisco González, presidente de BBVA, en la Junta General de Accionistas 2018

En relación al escenario global, recordó que la incertidumbre de comienzos de 2017 se fue disipando y el PIB llegó a crecer finalmente un 3,7%. En 2018, “las perspectivas son positivas” y se espera un crecimiento mundial del 3,8%. Sobre España, apuntó que el PIB podría crecer un 2,5%, tasa superior a la europea. Y lanzó un mensaje más: “Estamos posponiendo las cuestiones clave para nuestro futuro. Necesitamos un consenso amplio para promover una ambiciosa agenda de reformas”.

Tras repasar la cuenta del año pasado, afirmó que “estos resultados nos permiten seguir manteniendo una corriente muy sólida de dividendos, dentro de una política clara, predecible y sostenible”. BBVA ha propuesto a la Junta de Accionistas pagar el 10 de abril un dividendo complementario de 15 céntimos de euro por acción, en efectivo. Los accionistas percibirán en total 37 céntimos de euro por acción en dividendos con cargo a 2017. Esto supone un ‘pay-out’ en efectivo del 38% del resultado, sin el ajuste contable de Telefónica, y un incremento de la remuneración en efectivo por acción del 36% respecto a 2016. “En adelante, el dividendo crecerá de la misma forma que los resultados del Grupo BBVA y se pagará 100% en efectivo”, recordó Francisco González.

Finalmente, presentó los avances en la estrategia. “En BBVA llevamos muchos años trabajando para entender bien y aprovechar el avance tecnológico y del conocimiento”, señaló.

Con la mirada en 2017, destacó que “hemos dado pasos decisivos en nuestro proyecto de transformación”. Los resultados tangibles han sido, a su modo de ver:

  • Reconocimiento: La aplicación de banca móvil ha sido reconocida por la consultora Forrester como la mejor aplicación mundial de banca de 2017.
  • Clientes: Los clientes del banco cada vez optan más por canales digitales. A cierre de 2017, el banco contaba con 22,6 millones de clientes digitales, un 25% más. Y de estos, 17,7 millones eran clientes móviles, un 44% más. En enero, se han sumado 600.000 clientes digitales más.
  • Punto de inflexión: En seis países (España, Estados Unidos, Turquía, Argentina, Chile y Venezuela), más de la mitad de los clientes son digitales. En 2018, la mitad de los clientes del Grupo BBVA serán digitales y, en 2019, más de la mitad del total serán móviles.
  • Satisfacción: Los clientes digitales están más satisfechos y recomiendan más el banco. BBVA alcanzó el primer puesto del índice de recomendación neta (NPS, por sus siglas en inglés) en ocho países.
  • Crecimiento exponencial: Estos clientes interaccionan más y las ventas digitales crecen rápidamente. Hace dos años, una de cada 10 ventas era digital; en diciembre, una de cada 2,7.

Francisco González, presidente de BBVA, y Carlos Torres Vila, consejero delegado, en la Junta General de Accionistas celebrada en Bilbao.

Igual te interesa…

En definitiva, “BBVA se está convirtiendo, de forma acelerada, en una empresa que procesa y gestiona los datos con las metodologías más avanzadas y los convierte en conocimiento. Conocimiento que devolvemos al cliente, en forma de mejores experiencias, más sencillas y personalizadas”, explicó el presidente. A modo de ejemplo, mencionó nuevas aplicaciones y funcionalidades, como ‘Bconomy’ y ‘Baby planner’ en España; la herramienta de ahorro ‘BBVA plan’ en México; y el asistente de voz ‘MIA’ en Turquía.

Por último, describió el impacto de la Cuarta Revolución Industrial en la banca, a través de tecnologías exponenciales, nuevos competidores y regulación digital como PSD2 en Europa. En este contexto, considera que “cobran una especial relevancia los principios” y se mostró satisfecho por haber mantenido siempre “altos estándares éticos y un gobierno corporativo de vanguardia”. “Hemos atravesado una profunda crisis financiera y BBVA ha salido de ella con una enorme reputación”, afirmó. Para concluir, Francisco Gonzalez se dirigió a los accionistas con un mensaje optimista: “Hoy tengo más confianza que nunca en un futuro brillante para el Grupo BBVA”.

A continuación, el consejero delegado tomó la palabra. Carlos Torres Vila comenzó su intervención con una mención al propósito de la entidad: “Poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”. En su opinión, ilustra bien “la ocasión de crear oportunidades para nuestros clientes, aprovechando la tecnología y los datos para aportarles mucho más valor”. Para ello, el banco pasa de ser un proveedor de infraestructuras en torno al dinero a tener un impacto positivo en la vida de las personas y las empresas, “ayudándoles a cumplir sus objetivos vitales, a mejorar sus decisiones de negocio”, señaló.

En este sentido, aseguró sentirse “orgulloso” de los logros conseguidos en el proceso de transformación de BBVA. Algunos ejemplos:

  • Las ventas digitales se han acelerado gracias a la mayor disponibilidad de productos en autoservicio (cerca del 90% del total del Grupo). El número de unidades vendidas casi se ha duplicado, al pasar de 7 millones en 2016 a 14 millones en 2017 (de las que 5 millones se vendieron a través del móvil).
  • Las ventas digitales impulsan las ventas totales. En España, las ventas totales aumentaron un 31% en el último año, con crecimientos del 120% en canales digitales y del 13% en el resto.
  • El diseño de las aplicaciones mejora las ventas. Desde que lanzamos el nuevo diseño de la aplicación móvil en España en septiembre, las ventas de productos crecieron significativamente, con subidas superiores al 50% y, en algún caso, del 100%, en ventas medias diarias.
  • La digitalización de los clientes impulsa los ingresos y disminuye los costes. En México, una cartera de clientes recién digitalizados generó un crecimiento del 10% en el margen bruto. Además, el coste de abrir una cuenta corriente digital representa un tercio de la misma operación por canales tradicionales.
  • Los clientes digitales están más satisfechos y son más fieles. La tasa de fuga es un 50% menor en este tipo de clientes.

Francisco González, presidente de BBVA, durante su intervención en la Junta General de Accionistas.

Igual te interesa…

JGA-BBVA-2017-FRANCISCO-GONZALEZ

En resumen, “en 2017 hemos acelerado nuestra transformación, logrando grandes avances en la digitalización de nuestro negocio, con gran impacto en las ventas, en la satisfacción y en la fidelidad de nuestros clientes, poniendo en sus manos soluciones que les ayudan a tomar mejores decisiones financieras”, afirmó.

Asimismo, repasó los resultados de cada área de negocio y avanzó qué espera en 2018.

En España, espera que finalice el desapalancamiento del crédito y el área bancaria retome el crecimiento de los ingresos recurrentes. “Mejoraremos aún más la eficiencia y continuaremos teniendo sólidos indicadores de riesgo”. Por su parte, la actividad inmobiliaria conseguirá “una reducción significativa de las pérdidas”.

En Estados Unidos se presentan “muy buenas perspectivas”, con los tipos de interés en aumento y las menores tasas fiscales, por lo que el resultado crecerá de manera importante.

En México, ve “solidez en toda la cuenta”, en línea con los últimos años. En Turquía, 2018 también será “un año de sólido crecimiento” económico (por encima del 4,5%). “Mantendremos el foco en el control de los costes, para seguir siendo más eficientes”. En América del Sur, prevé “un fuerte crecimiento”, especialmente en países como Argentina.

El consejero delegado concluyó su discurso con estas palabras: “Tenemos por delante un proyecto apasionante y pueden estar seguros de que seguiremos trabajando para ser un mejor banco para ustedes, para nuestros clientes y para el conjunto de la sociedad”.

Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA, durante su intervención en la Junta General de Accionistas.

Acerca de BBVA

BBVA es un grupo financiero global fundado en 1857 con una visión centrada en el cliente. Tiene una posición de liderazgo en el mercado español, es la mayor institución financiera de México y cuenta con franquicias líder en América del Sur y la región del Sunbelt en Estados Unidos. Además, es el primer accionista de Garanti, en Turquía. Su negocio diversificado está enfocado a mercados de alto crecimiento y concibe la tecnología como una ventaja competitiva clave. La responsabilidad corporativa es inherente a su modelo de negocio, impulsa la inclusión y la educación financieras y apoya la investigación y la cultura. BBVA opera con la máxima integridad, visión a largo plazo y mejores prácticas.

Descargables

Francisco González y Carlos Torres Vila en la Junta General de Accionistas 2018

JPG
Descargar 11,41 MB

Comunicación corporativa