Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis 30 sep 2016

Garbiñe Muguruza luchará por conservar su corona en Pekín

Vuelve el China Open, el torneo femenino más visto por televisión en 2015 y el último de la temporada. El interés por el tenis femenino aumenta año tras año, especialmente por el crecimiento que está teniendo lugar en el continente asiático, gracias al desempeño de tenistas como Garbiñe Muguruza, Serena Williams, Agnieszka Radwanska o Angelique Kerber, entre otras. A excepción de la estadounidense, todas estarán en la capital china en uno de los torneos más importantes de la gira y de donde saldrán las participantes en el WTA Finals de Singapur. Garbiñe debutará contra la rumana Irina-Camelia Begu.

El Premier Mandatory de Pekín celebrará este año su duodécima edición, después de que se incluyera en el calendario tanto masculino como femenino en 2004. Raquetas de la talla de la bicampeona Serena Williams, Svetlana Kuznetsova, Caroline Wozniacki, Agnieszka Radwanska o Victoria Azarenka se han coronado en el Abierto de China. A esta lista hay que añadir a su última emperatriz en 2015 , Garbiñe Muguruza.

Tras retirarse en la final de Wuhan por una lesión, la española llegó a Pekín con todas sus prestaciones al más alto nivel. Y pasó por la capital china como un auténtico ciclón. Exenta de la ronda inaugural, Garbiñe fue superando fases, dejando por el camino a Irina Falconi, Lucic-Baroni, Mattek-Sands y Radwanska, para colarse en la final contra la suiza Bacsinszky.

Pekín para Garbiñe Muguruza significó la guinda al pastel de una temporada excepcional, no sólo de resultados, sino también desde el punto de vista tenístico. Pero además, allí la española logró los puntos necesarios para meterse en la WTA Finals de Singapur junto a las mejores raquetas del ranking. Era la primera española que lo lograba catorce años después de que Arantxa Sánchez Vicario lo hiciera por última vez.

Fotogalería Garbiñe Muguruza sonríe con el trofeo de campeona del Abierto de China 2015 (Pekín), su primer título Premier Mandatory

Garbiñe Muguruza con el trofeo de campeona del Abierto de China.

Una nueva prueba de fuego para Garbiñe

Tras los pinchazos de Tokio y Wuhan, es una realidad que el China Open es la última oportunidad que tendrá la pupila de Sam Sumyk para repetir torneo de Maestras por segundo año consecutivo. Los aficionados al tenis quieren volver a ver a aquella Garbiñe que deslumbró al mundo de la raqueta cuando su nombre sólo empezaba a sonar por el circuito.

“Sé que mi tenis está ahí y es cuestión de tener paciencia y las cosas funcionarán”, afirmó la española tras su derrota en Wuhan. En Pekín, Muguruza defiende título: “Se trata de un torneo muy especial para mí, y espero que este año también vaya igual de bien”.

Todas las miradas estarán puestas en Garbiñe Muguruza, que debutará en primera ronda del torneo contra la rumana Irina-Camelia Begu (26). La tenista de 22 años afronta este reto con optimismo y confianza en su juego: “Sé que he de seguir mi patrón de juego, ser valiente y seguir luchando y trabajando. Y las cosas se darán. He de ser paciente”, concluye la vigente campeona de Roland Garros.

Garbiñe podría encontrarse en unos hipotéticos octavos de final con Petra Kvitova, o con la estadounidense Madison Keys en cuartos. En semifinales podría verse las caras con Simona Halep o Karolina Pliskova, sus más inmediatas perseguidoras. Angelique Kerber, Venus Williams, Agnieszka Radwanska o Carla Suárez son algunas de las posibles finalistas.

Otras historias interesantes