Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Gastronomía sostenible: Frutos de cáscara fibrosa con corazón dulce

En Villahermosa, el pueblo más bonito de Castilla-La Mancha en 2018, se encuentran los terrenos familiares de Finca La Melonera, donde su dueño y gerente Hugo García Torres cuenta con pasión su dedicación al cultivo, envasado y comercialización de frutos secos ecológicos.

Consulta aquí los detalles para suscribirte

Finca La Melonera, tal y como se conoce ahora, nace en 2015 pero la historia viene de mucho más atrás. Los terrenos que hoy ocupa la empresa antiguamente se destinaban al cultivo de cereales y una vez heredados a las generaciones más recientes, se reinventaron y lo que fueron cereales son a día de hoy frutos de cáscara. Hugo García, dueño de La Melonera, confiesa que inicialmente lo vieron como entretenimiento. Por no quedarse atrás, ese mismo año quisieron dar el paso y sumergirse en la agricultura ecológica. Una vez consiguieron la certificación no dudaron ni un segundo en crear la marca.

Situados en Villahermosa (Ciudad Real) son los responsables del cultivo, envasado y la comercialización de frutos secos ecológicos. Sin necesidad de ningún tipo de intermediario, manipulan con mucha dedicación sus productos desde el principio, hasta llegar a la mesa de sus clientes.

En Finca La Melonera aportan un valor añadido especial que hace que sus frutos secos sean inigualables: trabajan bajo pedido, así se aseguran que el producto mantiene su frescura y todas sus propiedades hasta llegar a su destino final. Omega 3, alto contenido en fibra y vitaminas son algunas de las cualidades de estos alimentos que los hacen imprescindibles en una dieta saludable y equilibrada.

Campos de cultivo de Finca La Melonera - Finca La Melonera

Pero la singularidad de esta compañía no acaba aquí, según cuenta su dueño y gerente, tras obtener la certificación ecológica “estamos supeditados a cumplir las pautas marcadas a nivel europeo y nacional, con rigurosos controles en cuanto a la restricción en el uso de fitosanitarios y a la trazabilidad de nuestros productos en cada paso de la cadena”. Además, cuenta, “incorporamos medidas adicionales, como la utilización de cubierta vegetal en nuestras fincas fomentando los beneficios de un suelo bien cuidado (disminución de la erosión, aumento de la biodiversidad, desarrollo de materia orgánica…), el riego por goteo mediante bombeo solar y la ayuda en el desbroce de nuestras ocas”.

Los hermanos Roca, que cada mes seleccionan los mejores productos de temporada y cercanía para las cestas de ‘Gastronomía Sostenible’, han elegido en diciembre las avellanas de Finca La Melonera para mezclar con cacao y elaborar un turrón de la mano del especialista en repostería del clan, Jordi Roca. Al igual que la receta, el formar parte del proyecto lo visualizan como una oportunidad única y una apuesta segura. “Nos parece un proyecto muy necesario, ya que creemos que el camino hacia la sostenibilidad para fomentar la proximidad entre productor y consumidor en la medida de lo posible”. Con los hermanos Roca como referente culinario, recibieron la noticia de formar parte de ‘Gastronomía Sostenible’ casi como un regalo de Navidad.

Los productos de Finca La Melonera se pueden encontrar en su tienda online o mediante contacto directo a través de redes sociales o teléfono.

Otras historias interesantes