Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Generación Z: adiós al efectivo para pagar sus compras

Son los jóvenes nacidos entre 1994 y 2010, suceden a los ‘millennials‘, confían en los ‘influencers’ y son los verdaderamente ‘nativos digitales’, estando hiperconectados y sin llegar a conocer un mundo sin internet. La ‘Generación Z’ acaba de aterrizar en el mercado y su papel de nuevos consumidores ya está obligando a que las empresas implanten nuevas estrategias. Pero no solo cambia su forma de consumir, también el modo de pagar: la tarjeta es el método preferido y el móvil gana terreno.

Hasta hace un escaso tiempo, los ‘millennials‘ han sido el foco de atención de las empresas. Comprender lo que les motivaba a comprar y qué hay detrás de sus decisiones de compra. Los departamentos de marketing se han afanado en conseguir llegar a ellos, descubriendo a su vez que se tratan de un grupo complicado, teniendo que aprender sobre la marcha.

Tanto ‘millennials’ como los ‘Gen Z‘ suponen una ruptura con el comprador tradicional, ya que aunque sus recursos económicos son limitados, suponen las primeras generaciones marcadas por las nuevas tecnologías. De hecho, han aprendido a comunicarse por medio de redes sociales. Un cambio que ahora protagonizan los miembros de la generación Z, ya que pese a que comparten cosas con los ‘millennials’ también están dejando su sello.

Definidos como glo­ba­les, mul­ti­ta­rea, hi­per­co­nec­tados y muy pre­coces como consumidores. Una transformación en las empresas que irá a más a me­dida que entren en el mercado laboral y, por tanto, aumenten sus recursos. Sus nuevos valores y sus creencias también impactan de lleno en un nuevo reto que deben afrontar las empresas.

La ‘Gen Z’ mantiene su ‘libertad’ financiera, huyendo así de los sistemas tradicionales de financiación

Para completar esta radiografía, un estudio sociodemográfico publicado por M&CSaatchi  los cataloga como ansiosos, que evitan los riesgos y explica como un 45% admite que “casi constantemente” está en línea. Una generación que se informa de todo principalmente a través de redes sociales, pero que no llega a profundizar en los temas.

Preferencia por la tarjeta de débito

Un estudio realizado por Klik & Pay, plataforma de pagos digitales especializada en PYMEs, llamado ‘5 claves para para entender la forma de comprar de la generación Z‘ muestra como ‘los Z’ tienen una mentalidad cortoplacista y que no compromete su libertad. Además, se decantan por el el uso del débito en sus compras. Y si las cantidades son altas, en lugar de recurrir a un crédito prefieren optar por el pago diferido en lugar del crédito. El estudio refleja como de esta forma mantienen su “libertad” financiera, huyendo así de los sistemas tradicionales de financiación.

Por tanto, las empresas enfocados al sector bancario y de cobros tienen que estar en constante proceso de innovación para conseguir llamar la atención de los jóvenes de la generación Z. Además, reclaman una ‘inmediatez y transparencia‘, “si perciben opacidad en el proceso, se sentirán defraudados”, apunta el informe.

El 95% de los adolescentes cuenta con un teléfono inteligente

Para realizar cualquier compra, buscan, comparan… y se fían mucho de los llamados ‘influencers’. Es bastante receptiva al marketing que se realiza en los canales de estas personas de credibilidad para una comunidad determinada. Nunca lo perciben como una forma de publicidad directa, sino como “consejos de una persona igual a ellos”.

Y es que el 95% de los adolescentes cuenta con un teléfono inteligente, o tiene acceso a uno de ellos. Cifra que supone un importante aumento respecto al 73% de 2014-2015. En esa línea, un estudio de GfK confirma que para el 60% de la Generación Z el ‘smartphone’ se ha convertido rápidamente en una herramienta de compra en el entorno ‘online’.

Sobre la facilidad de las compras en internet, los miembros de la Generación Z son los que más prefieren esta modalidad (49%), con respecto a otras generaciones. Además, en términos de rapidez un 58% considera que el comercio electrónico es un mecanismo directo para efectuar sus compras.

Usando el móvil como método de pago

También comienzan a usar el móvil para pagar en las tiendas. De hecho, un 21% emplea sistemas de pago móviles para realizar compras como un café e incluso el estudio señala que Apple Pay es una de las plataformas preferida por estos consumidores jóvenes. Pero no solo pagan con el ‘smartphone’, un 83% lo utiliza para ir a comprar, siendo la herramienta más usada para comprar directamente e incluso comparar precios y productos antes de comprar.

En esa línea, BBVA ha alcanzado en 2018 un importante hito en la digitalización: el 50% de sus clientes usan canales digitales. De hecho, BBVA es el primer banco en apostar por el desarrollo de productos globales para garantizar que su propósito se materializa en cualquier parte del mundo. Así, puede poner en manos de sus clientes en cualquier momento, y cualquier parte, las mejores soluciones bancarias y las mejores oportunidades a través del uso de datos.

De hecho, BBVA ha sido la primera entidad financiera de España que lanza el servicio de ‘Alta Inmediata’ desde el móvil, con el que cualquier persona puede hacerse cliente, abrir una cuenta en sólo unos minutos y empezar a operar al instante.

Otras historias interesantes