Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cómo cambiará la empresa la llamada generación Z

La generación Z cambiará de forma radical la manera de concebir los métodos de trabajo, la estructura de los equipos y la empresa en general. Estos sí que sí son nativos digitales, han crecido en plena crisis y sabrán buscarse las habichuelas mejor que nadie.

Los miembros de la generación Z aún están estudiando pero ya se empieza a intuir cómo será su irrupción en el mundo laboral. Su minoría de edad parece muy palpable en algunos aspectos de sus vidas pero en otros, sobre todo en lo relacionado con la tecnología, pueden darnos lecciones magistrales.

Nunca antes habíamos visto tanto talento durante la adolescencia, incluso tenemos ejemplos de emprendedores de 15 años que ponen en marcha empresas solventes, por tanto deberíamos tenerles en cuenta como futuros empleados pero también como futuros jefes o ‘partners’.

Incluso tenemos ejemplos de emprendedores de 15 años que ponen en marcha empresas solventes

Según los estudiosos de la materia, lo que verdaderamente preocupa a estos jóvenes no será tener un trabajo fijo, sino encontrar un empleo acorde a su personalidad, en un empeño sin precedentes por trabajar sólo en lo que a uno le apasiona. Para ello, cuentan con habilidades y conocimientos con los que las generaciones pasadas no contaban. Ni siquiera los ‘millennials’.

¿Cómo cambiarán el mundo laboral los nacidos en el tercer milenio?

Cómo son y qué quieren

Los ‘millennials’ son las personas que nacieron entre 1975 y 1995 según algunos estudios, y entre 1980 y 2000 según otros, por ello algunos autores consideran que la siguiente, la generación Z, comienza con el actual milenio y otros lo adelantan hasta el año 1995. Año arriba, año abajo, los sociólogos coinciden en que entre una y otra generación existen importantes diferencias. ¿Cuáles son? ¿Son tantas como para hablar de una nueva generación? La respuesta es que sí; no hay más que ver cómo ha cambiado el mundo en estas últimas tres décadas:

La generación Z comienza con el actual milenio y otros la adelantan hasta el año 1995

Una generación madurada en la crisis. Los ‘millennials’ vivieron el comienzo de una importante revolución tecnológica que les hizo creer que no existían límites, que si se esforzaban tal y como les pedían sus padres, podrían llegar a donde quisieran. Sin embargo, la generación Z está madurando en tiempos mucho más inseguros, donde el mercado laboral es, si cabe, aún más competitivo. Ellos no forman parte, todavía, de este mercado aunque ya tienen clara la necesidad de adquirir la mejor preparación para salir adelante. Pero no a cualquier precio.

Emprendimiento sí o sí. La generación Z será -ya lo está siendo- más emprendedora que los ‘millennials’. Su notable individualismo no tiene precedentes. Tienen una necesidad de satisfacer sus necesidades personales mucho más marcada que sus predecesores. Pero que nadie se confunda: este rasgo no les hace egoístas, sino hedonistas. Su máxima será trabajar en lo que les gusta y, además, mejorar el mundo en el que les ha tocado vivir. Eso sí, emprendiendo o dentro de compañías adaptadas a los nuevos tiempos.

Deberíamos tenerles en cuenta como futuros empleados pero también como futuros  jefes o partners

Cara a cara pero en línea. Si los ‘millennials’ crecieron bajo una disminución de la interacción directa cara a cara (‘emails’, mensajería de texto…), la generación Z ha vivido desde que tiene conciencia con vehículos digitales ‘face-to-face’ como Skype, Facetime y los Hangout de Google. Esta es su forma de verse, de reunirse y no habrá otra de manera para ellos de trabajar, de momento.

Dependencia tecnológica. Aunque todos nos consideramos dependientes en cierto modo de las nuevas tecnologías, la generación Z lo es en un mayor grado. No conciben el mundo analógico porque, sencillamente, no lo han conocido. Para ellos, un entorno sin conexión a internet, sin redes sociales o móviles inteligentes es, sencillamente, impensable.

Globalización total. Aunque la generación anterior es la primera que se considera como global, por la aparición de internet principalmente, son los miembros de la generación Z los primeros que cumplen los requisitos de una tribu global. Nunca antes en la historia, los niños y adolescentes de todo el planeta se habían parecido tanto entre sí. Tienen más en común que ninguna generación anterior.

jovenes generacion z niños tecnologia recurso

Multitarea al extremo. Una de los grandes interrogantes en el tema generacional es cómo la generación Z impactará en el mercado laboral cuando este momento llegue. Desde luego, las cosas cambiarán de lleno cuando la plantilla esté repleta de individuos habituados a cambiar de plataforma, tarea y formato de forma inmediata y natural, haciendo varias tareas al mismo tiempo sin despeinarse. ¿Estamos ante una generación de empleados que padecerá aún más estrés o su innata digitalización permite superar esta barrera sin consecuencias negativas?

‘Fast information’. Sin duda, el único mundo que conocen es uno en el que la información caduca a los pocos minutos y se hace imposible asimilar el ingente volumen de datos que proceden de los dispositivos a los que viven conectados. ¿Cómo afectará esto en los métodos de trabajo de las empresas? ¿Tiene sentido para esta nueva generación, por ejemplo, una larga presentación en PowerPoint o un curso presencial de varias horas?

No conciben el mundo analógico porque, sencillamente, no lo han conocido

Una empresa renovada

No cabe duda de que la llegada de la generación Z al mercado laboral obligará a las compañías a ser más flexibles e incorporar la tecnología de forma definitiva. Lo que las empresas están implementando hoy puede que no sea suficiente cuando ellos lleguen.

Las corporaciones deben prepararse ya, al menos empezar a conocer, la mentalidad de los más jóvenes para poder así adaptarse a lo que estos van a solicitar en unos pocos años. Este reto pasará por cambiar la manera de hacer las cosas en el sentido más profundo. Seguramente habrá que elaborar una normativa más laxa e implementar horarios flexibles para entrar definitivamente en el tercer milenio. También habrá que escuchar a estos jóvenes con atención para que ellos mismos den a las empresas las claves para aumentar su productividad y para generar, al mismo tiempo, el ambiente de trabajo agradable que para ellos será imprescindible.

Si te interesan estas temáticas y otras relacionadas con talento, sigue a BBVA en LinkedIn. Si estás interesado en buscar nuevas oportunidades profesionales, accede aquí a la página de BBVA Careers.

Otras historias interesantes