Vídeo: Herramientas para ahorrar sin esfuerzo

Los clientes de BBVA España disponen de tres nuevas soluciones para les permitirán gestionar mejor sus finanzas personales y les facilitará el ahorro: Mi día a día, Mis Presupuestos y Mis Metas. Con estas funcionalidades, integradas en las aplicaciones web y móvil de BBVA, los clientes podrán monitorizar sus ingresos y gastos, crearse un presupuesto o, incluso, marcarse objetivos de ahorro.

El director de Productos Globales en Customer Solutions de BBVA, Manuel Moure, explica que estas herramientas ofrecen al cliente una visión más personalizada de su patrón de comportamiento en consumo.

Conocer la evolución de los gastos

Los clientes de BBVA que accedan a su cuenta a través la web o de la app para conocer la evolución de sus finanzas disponen de estas tres herramientas, con las podrán confeccionar exactamente qué gastos e ingresos quieren seguir y qué importes pueden gastar. Esto les permitirá saber en todo momento cómo están gestionando su dinero, si necesitan ahorrar más o modificar sus hábitos de consumo.

Hasta ahora, un cliente de BBVA España que consultaba su cuenta accedía a los datos de todos los productos contratados. Se daba la circunstancia de que no en todos tenía movimientos, ya que podía utilizar, por ejemplo, sólo una de sus tarjetas o sólo una de sus cuentas.

Igual te interesa…

Fotografía de Renta 2015: novedades y propuestas de BBVA

A partir de ahora el cliente puede configurar lo que quiere ver, eligiendo sólo aquellos productos cuyos movimientos quiere ver reflejados.

¿Cómo seleccionar los productos?

Para diseñar el carrusel de productos, el cliente debe acceder a Mi día a día y asignar aquellas cuentas o tarjetas que le interesen o, por el contrario, eliminar las que no quiera monitorizar.

Una vez configurado, la herramienta despliega un menú con las operaciones realizadas según las diferentes categorías de gastos (ocio, salud, belleza, restauración, etc.). Así, podrá conocer en qué se ha gastado más o qué gastos debe vigilar.

Si accede desde la aplicación, el procedimiento es similar. Al hacer clic sobre el icono de los ingresos y gastos totales del mes, se despliega un menú con todos los productos. Basta con dejar activos sólo aquellos sobre los que se quiere visualizar los movimientos, y el sistema guarda la nueva configuración. Esta modificación realizada desde el móvil se refleja automáticamente en la net.

Manejar un presupuesto

Entre las opciones con que cuenta el cliente de BBVA para administrar su economía también se encuentra Mis presupuestos, disponible tanto en la web como en la aplicación.

Esta opción permite asignar el importe máximo que está dispuesto a gastar en cada categoría de gastos, para llevar de una forma cómoda y visual el control de los mismos.

Los clientes podrán monitorizar sus ingresos y gastos, crearse un presupuesto o, incluso, marcarse objetivos de ahorro

Para crear un presupuesto basta con elegir una categoría de gasto y una cantidad máxima, así como la duración del presupuesto para el mes o para todos los meses a partir de ese momento. Dentro de cada categoría también pueden crearse subcategorías y asignarles presupuestos.

Una vez ordenados los presupuestos, la pantalla muestra una barra de progreso y un porcentaje del gasto real respecto a la cantidad total marcada como límite para el mes. Asimismo, cuando el cliente se encuentra cerca de alcanzar el presupuesto o lo ha alcanzado, la funcionalidad le envía una alerta.

Metas de ahorro

Pero si lo que el cliente quiere es ahorrar para un fin concreto, puede crearse una meta. Para ello, basta con sólo hacer clic en mis metas y crear su objetivo de ahorro (ej: un viaje), marcar el dinero que necesita (ej: 2000 euros) y fijar el plazo para conseguirlo (ej: 11 meses).

Una vez realizado este paso, sólo le queda elegir la forma en la que quiere llevarlo a cabo. Bien destinando dinero de forma puntual a una o varias metas, o programando periódicamente las aportaciones. Si el cliente lo prefiere puede hacer traspasos desde otra entidad a su cuenta en BBVA.

La primera vez que el cliente se marca una meta crea una ‘cuenta ahorro’, independiente a la cuenta que ya tiene el cliente. En esta misma cuenta el cliente puede depositar el dinero que va ahorrando y no tiene ninguna comisión, ya que su objetivo es depositar el dinero ahorrado para facilitar el ahorro.

Igual te interesa…

ahorro metas economia finanzas recurso

La herramienta genera alertas que informan del estado de cumplimiento de cada meta. En concreto, el cliente recibirá tres notificaciones: al llegar al 60% de la meta de ahorro, si ha llegado la fecha que había establecido para conseguirla y al lograr el objetivo.

Una vez alcanzada la meta, el cliente dispone de su dinero para proceder a la compra. Para ello, debe traspasar el importe ahorrado a su cuenta habitual o puede dejarlo en la ‘hucha’ durante el tiempo que considere. El cliente puede disponer del dinero en cualquier momento.

Comunicación corporativa