Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguros 05 dic 2017

La importancia de sentirse seguro en casa

Sin duda, una de las mayores preocupaciones de los españoles es sentirnos tranquilos y seguros en casa, como le ocurre a Marta Nida en el cuarto capítulo de la web serie ‘Anidando’. De nada sirve tener un hogar con todo tipo de comodidades sin tener unas coberturas amplias, ya que en caso de que se produzca un siniestro, los problemas y preocupaciones estarían asegurados.

Qué medidas podemos tomar

Además de un buen seguro para el hogar, hay muchos otros factores que influyen a la hora de tener una casa en la que estemos totalmente relajados. Por ejemplo, para evitar robos o atracos, podemos tomar algunas medidas como colocar rejas en las ventanas, una puerta blindada o acorazada u optar por una alarma de seguridad. El uso de cámaras de seguridad o la contratación de un portero físico en la comunidad son también medidas muy prácticas.

¿Estás pensando en una reforma?

Si tú también estás en esta situación aprovecha la ocasión para revisar la instalación eléctrica. Se trata de uno de los aspectos que más problemas suele dar en las viviendas de segunda mano o antiguas. También hay que considerar el estado de las tuberías, es importante que un fontanero compruebe si las cañerías, cisternas y la calefacción están en buen estado. Por último, no olvides repasar la instalación del gas y confirmar con la compañía que todo funciona correctamente. Así, evitarás sustos.

Seguridad en el hogar, nuevo capítulo de Anidando

El baño y la cocina: los lugares donde más ocurren los accidentes

En las viviendas de los españoles, la cocina y especialmente el baño son las estancias donde más siniestros se registran. Lo más habitual es que en la cocina se produzcan quemaduras o problemas con algunos electrodomésticos, etc. En el baño, es donde más accidentes caseros se producen. Son frecuentes las caídas o resbalones, además de problemas con las cañerías o tuberías. Por eso, todas las precauciones son pocas: quizá ha llegado el momento de cambiar la bañera por una ducha, o cambiar el suelo por uno antideslizante, también podemos poner unas asideras en la pared para que —si vive alguna persona mayor en el hogar— se pueda mover con mayor facilidad. Pero lo más importante es ser precavidos y, si percibimos que algo no funciona correctamente, avisemos a un profesional cuanto antes.

¿Niños en casa? No te la juegues

Cuando hay niños en casa, es imprescindible no dejarles solos en ningún momento y mucho menos, a la hora del baño.

A la hora de elegir los juguetes, evita las piezas pequeñas ya que cuando son muy bebés se lo meten todo en la boca. Hay que evitar también los juguetes que pinchen o que sean puntiagudos.

Protege los enchufes con protectores. Es frecuente que los niños pequeños metan los dedos en cualquier lugar, como los enchufes. También puedes poner unos protectores en los cajones que están cerca del suelo, así no podrán abrirlos y evitarás que se pillen las manos o tiren su contenido.

Si tienes medicinas en algún cajón o productos de limpieza al alcance de los niños, retíralos o colócalos a una altura a la que no puedan acceder. Solo así estarás plenamente tranquilo de que no puedan intoxicarse.

Otras historias interesantes