Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Entorno general de menos crecimiento y rentabilidades esperadas moderadas

Crecimiento económico potencial en la próxima década inferior a la media histórica y rentabilidades esperadas reales de los activos financieros moderadas. El ángulo positivo y lleno de oportunidades descansa en la sostenibilidad. Así lo ha señalado Joaquín García Huerga, director de Estrategia Global de la división Asset Management & Global Wealth de BBVA, en una charla a clientes del banco en Uruguay.

En la primera parte de la exposición, García Huerga comentó la situación de más corto plazo de la economía y los mercados financieros. Destacó que hay varios frentes abiertos en el panorama económico global, como son el ciclo maduro, la contracción manufacturera y la incertidumbre que genera la guerra comercial.

Este ciclo económico todavía tiene la posibilidad de rearmarse y continuar, pero es condición necesaria que disminuya la incertidumbre política y se recupere el comercio internacional. La política monetaria está exhausta y debe dar paso una política fiscal enfocada en mejorar el crecimiento económico.

El nivel tan bajo de los tipos de interés en los países desarrollados, y especialmente en Europa, hace poco atractiva la inversión en sus bonos soberanos. Sin embargo, en emergentes sí es posible comprar bonos soberanos con rentabilidades significativamente superiores, tanto en divisa local como en dólares, que además se pueden beneficiar de las bajadas de tipos sus bancos centrales, como está sucediendo en México y Brasil.

Las bolsas se mantienen cerca de los máximos del año, muy dependientes de la evolución de la guerra comercial entre EE.UU. y China. Y dado el entorno general, el directivo de BBVA pronosticó cierta presión sobre las estimaciones de beneficios de los principales índices.

Joaquín García Huerga en evento en Uruguay

Joaquín García Huerga, director de Estrategia Global de la división Asset Management & Global Wealth de BBVA, ha presentado el panorama de la economía mundial para los próximos años a un grupo de clientes del banco en Uruguay.

García Huerga centró la segunda parte de la charla en cómo ven desde AM&GW la economía y los mercados en los próximos diez años. Aunque el panorama a priori no parece muy alentador, porque se vislumbra menos crecimiento potencial (escasa demografía y baja productividad), se abre un abanico de oportunidades en el mundo de la sostenibilidad (lucha contra el cambio climático y crecimiento inclusivo), donde se van a movilizar ingentes recursos que contribuirán a mejorar las perspectivas económicas.

La inversión registra ya una clara transición desde activos fijos a activos intangibles tales como I+D, formación, patentes y software, que es donde se acumula el nuevo valor añadido en las empresas. Por tanto, se acentuará el peso del sector servicios en las economías frente a las manufacturas, algo que contribuirá a restar volatilidad al crecimiento económico.

La inflación seguirá estructuralmente baja, especialmente en los países desarrollados, pero a medida que pasen los años, y como consecuencia de la política monetaria ultralaxa, la posible política fiscal, y la paulatina convergencia en precios entre el mundo desarrollado y emergente, podemos encontrarnos con un panorama que ahora nadie espera, la aparición de cifras de inflación superiores a los objetivos actuales de los bancos centrales.

Por tanto, García Huerga expuso como conclusiones de la conferencia que tenemos por delante una década con rentabilidades esperadas reales bajas. En deuda soberana prefieren la de países emergentes a la de desarrollados. En renta variable esperan rentabilidades positivas, pero inferiores a décadas pasadas, y se decantan también por las bolsas emergentes frente a las desarrolladas, porque tienen mayor potencial de generación de beneficios y en muchos casos la valoración es más atractiva.

Otras historias interesantes