Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 02 nov 2015

Cómo invertir en metales preciosos

Dentro del campo de las inversiones, los metales preciosos están presentando un buen comportamiento por lo que los inversores cualificados y minoristas están dedicando una buena parte de sus carteras a los metales preciosos. En esta tesitura, a nivel de inversores particulares, debemos tener presente que contra todo pronóstico, las inversiones en metales no son inversiones con rentabilidad asegurada y están sujetas a las fluctuaciones del resto de mercados financieros.

Desde algunos frentes ya se está hablando de burbuja inversora en el oro, en todas sus variantes, pero la realidad es que a más volatilidad e incertidumbre en el resto de mercados, la cotización de los metales preciosos sigue al alza. Como siempre recomendamos la prudencia y el análisis pausado de nuestras decisiones de inversión deben ser la directoras de nuestro dinero y para todos los que os interesen los mercados de metales preciosos, os presentamos las cinco formas más usuales de invertir en metales preciosos.

Compra directa de metales preciosos

La fórmula más convencional para invertir en metales preciosos se tiene mediante la compra directa de los lingotes de metal. Se puede comprar oro, plata, platino… Para comprar o vender metales preciosos en lingotes, debemos recurrir a empresas especializadas en estas transacciones. A la hora de comprar o vender metales bajo esta fórmula, debemos comprobar siempre los siguientes aspectos:

  • Pureza del lingote. Debemos buscar el 99,9% aunque existen lingotes de distintos grados de pureza de metal precioso.
  • Certificado internacional en el metal o cuño / sello.
  • Factura de la compra, para hipotéticas reclamaciones. Tengamos presente que el oro de inversión está exento de IVA, por lo que no paga impuestos adicionales.
  • Certificado de la empresa fabricante que tendrá que contener la marca, la ley, el número de identificación, la fecha de fabricación y el peso.

Los metales preciosos en lingotes tienen problemas de seguridad, dado que debemos contar con un lugar seguro para almacenarlo, requieren una logística de envío y no es la forma más útil para operar como inversión. No obstante, a España ya han llegado máquinas autovending que dispensan lingotes de oro, más a título de curiosidad o regalo que a título de inversión futura.

Inversión en metales preciosos mediante fondos de inversión

Si recordamos la clasificación de los fondos de inversión, podemos ver cómo existen fondos de tesorería o fondos de activos de renta variable cuya inversión se destina íntegramente a metales preciosos. Estos metales pueden ser el oro, la plata, platino o combinación de varios metales.

La gestión de fondo puede replicar también un índice de valor de cotización de metales o puede apostar por fórmulas más complejas de inversión en metales operando con contratos de futuros. Para inversores menos especializados o más pasivos que quieren depositar su dinero en metales, el vehículo de los fondos es la mejor alternativa. No obstante, conviene leer bien el folleto del fondo para comprobar el alcance de la inversión y también las comisiones de gestión y tiempos mínimos de permanencia si se exigen.

Inversión directa en empresas mineras mediante acciones

La tercera vía de inversión en metales la tenemos mediante la compra de acciones de empresas mineras, especializadas en yacimientos, explotación y venta de minerales con metales preciosos. En estos casos, más que una inversión directa en metales preciosos, invertimos en un modelo de gestión, en una empresa que explota diferentes líneas de negocio y que requiere un análisis más detallado de la empresa, además de las variaciones de precios de los metales en los que tenga las principales líneas de negocio.

La ventaja de esta vía, la tenemos en el hipotético reparto de dividendos como flujo positivo de tesorería para nuestra inversión, punto que no cubrimos en ninguna de las otras vías de inversión, salvo en los casos que tengamos fondos de inversión que reparten dividendos.

Invertir en metales preciosos mediante otras vías

Dentro de las gamas de inversión más sofisticadas tenemos lo contratos de futuros, los contratos por diferencias y las inversiones en ETF´s que invierten directamente en metales preciosos.

  • Los contratos por diferencias o CFDs nos los explicó magistralmente Pau y tal y como vimos comportan inversiones basadas en el precio y fluctuaciones de muchos activos financieros. En este sentido, los riesgos inherentes a la multiplicación de valores y al apalancamiento en el que se opera, tienen que estar muy controlados y se recomienda esta vía solo para inversores más avanzados.
  • Al igual que los contratos por diferencias, los contratos de futuros son productos financieros complejos y la negociación de estos contratos es muy reducida en España en el segmento de los metales preciosos.

Los mercados financieros en los que se negocian son en Londres y Frankfurt principalmente y por tanto, los costes de gestión son superiores a las inversiones en productos financieros dentro de nuestro país.

Conclusiones

Tal y como podemos apreciar, para invertir en metales preciosos disponemos de múltiples vías de inversión y por tanto, en función de nuestro propio conocimiento de los mercados así como de las proyecciones futuras de los valores de los metales, nos amoldaremos mejor a un mercado u otro.

En esta tesitura, destinar una parte de nuestras inversiones a los metales preciosos es una buena opción pero siempre y cuando tengamos muy presentes los riesgos de mercados con alta fluctuación como es el caso.

Otras historias interesantes