Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Jéssica Hernández, a la que apoya la Fundación Microfinanzas BBVA, un año después: coraje, esfuerzo y mucha tela que cortar

No es fácil vivir en Soacha, a pesar de estar cerca de Bogotá. Allí, servicios tan básicos como el agua no llegan todos los días y las calles de este municipio, uno de los más humildes de Colombia, son conocidas por la inseguridad y la falta de infraestructura. Pero con una oportunidad y ganas, todo se puede y el mejor ejemplo de ello es Jéssica Hernández. El presidente de BBVA ha querido conocer en persona a esta emprendedora, cuya historia dio la vuelta al mundo después de su intervención en Naciones Unidas, en un acto de la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA).

“Jéssica es un ejemplo de cómo el apoyo de la Fundación Microfinanzas BBVA contribuye a que personas como ella mejoren sus pequeños negocios”, ha asegurado Carlos Torres Vila. Según le ha contado, Jéssica se pasó años recorriendo las cuestas de Soacha con una lavadora sobre sus hombros para alquilarla a sus vecinos por horas. Un trabajo que, a pesar de dañar su salud e impedirle pasar más tiempo con sus hijos, le permitía vivir.

Con el apoyo de Bancamía, la entidad de la Fundación Microfinanzas BBVA en Colombia, fue progresando y poco a poco, ha podido sustituir ese negocio por un taller de confección de ropa infantil, que espera agrandar pronto. “En el futuro, me imagino estudiando, con un equipo de personas cosiendo conmigo, y dedicando más tiempo a mis hijos, porque esa carrera dura toda la vida”, le ha explicado a Torres Vila.

Fotografía de El presidente de BBVA, director general de la FMBBVA, presidente ejecutivo de Bancamía y Jéssica Hernández

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, junto al director general de la FMBBVA, Javier M. Flores; al presidente ejecutivo de Bancamía, Miguel Ángel Charria; y a Jéssica Hernández, emprendedora de la FMBBVA - Fundación Microfinanzas BBVA

Unos objetivos a los que no le da miedo aspirar si tiene, dice, el apoyo de Bancamía: “Ellos vinieron a mi casa, vieron mis ingresos y gastos y me dijeron lo que podía pedir para no sobreendeudarme, cómo pagar las cuotas y cómo podía progresar”. Ese acompañamiento es una parte fundamental de la metodología de la Fundación Microfinanzas BBVA, que consigue que los más de 2 millones de emprendedores a los que atiende actualmente, la mayoría mujeres, tengan autonomía para tomar las mejores decisiones con sus finanzas.

“Mujeres como Jéssica están impulsando un verdadero cambio en la sociedad, empezando por la educación de sus hijos, que son el futuro de este país”

Al terminar la visita, el presidente de BBVA ha señalado lo importante que es dar a conocer historias como esta, “para que otras emprendedoras como ella vean lo que pueden conseguir con el apoyo financiero adecuado, especialmente cuando casi el 60% de las mujeres colombianas ni siquiera tiene una cuenta corriente”. Según ha dicho, “mujeres como Jéssica están impulsando un verdadero cambio en la sociedad, empezando por la educación de sus hijos, que son el futuro de este país”.

Esta emprendedora, a la que todos admiran por el coraje con el que afronta su día a día, todavía conserva un par de lavadoras en el patio de su casa para no olvidar un pasado que tanto esfuerzo le costó construir. Gracias a él, hoy puede aspirar a más y tejer una vida mejor con toda la tela que le queda por cortar.

Otras historias interesantes