Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Restaurantes 16 abr 2020

Jordi Roca: "En estos días estoy imaginando cómo será el escenario que nos espera"

Un mes antes de que la crisis por la pandemia del coronavirus le recluyera en casa, el chef Jordi Roca abría las puertas de la nueva propuesta del mundo Roca. Casa Cacao ha sido uno de sus proyectos más personales motivado por su pasión por el chocolate. Un hotel-boutique con obrador, ubicado en el centro de Girona, que ha visto empañado su reciente estreno. El menor de los Roca aprovecha este tiempo de aislamiento para reflexionar sobre los problemas a los que se enfrentará la hostelería en su vuelta a la normalidad.

“En estos días estoy imaginando cómo será el escenario que nos espera”, explica Jordi. La hostelería se enfrenta a una situación complicada. Los restaurantes no podrán volver a ser como antes y las futuras medidas y recomendaciones condicionarán espacios físicos y rutinas. El cocinero y sus hermanos, propietarios de un conglomerado empresarial con El Celler de Can Roca en el centro, estudian diferentes soluciones que permitan asegurar el trabajo de todos sus colaboradores y el bienestar de los clientes. Medidas que pasan por “adaptar procesos para poder reabrir en las nuevas condiciones que encontraremos, pensando en cómo será la dinámica en nuestras tiendas de Rocambolesc o en la recién inaugurada Casa Cacao”, subraya.

Aunque el mundo ha parado de golpe, la mente curiosa de Jordi sigue pensando en nuevas recetas de postres para El Celler que no dejen de sorprender. “Marcar una rutina ayuda mucho, y sobre todo cocinar en casa con Ale (su mujer y responsable de las heladerías Rocambolesc)”. Tiempo para dedicar a la familia en un momento muy especial de su vida: “Estoy disfrutando mucho de mi familia: mi pequeña ha empezado a caminar en estos días y vivir ese proceso es una bendición”.

Durante estas semanas de confinamiento y como muchas personas estos días, ha aprovechado para investigar. “La inspiración me llega sobre todo cuando estoy trabajando, ahora aprovecho para hacer estudio de fondo de libros de colegas que aún no había podido leer”. El repostero ha encontrado tiempo para compartir algunas de esas recetas con sus seguidores en redes sociales. Jordi lanzó el reto del ‘soufflé’ de chocolate y cientos de personas han seguido sus instrucciones con mayor o menor fortuna.

El de Girona ve el parón como un punto de inflexión. “Estoy viviendo esto con resignación y una sensación de energía contenida, con ganas de reencontrarme con el equipo y seguir con otra mirada y otras fórmulas donde lo dejamos”, concluye.

Otras historias interesantes