Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 27 ene 2016

Jordi Roca y Neil Harbisson presentan el 'tocaplatos': una nueva dimensión a la cocina de El Celler de Can Roca

Jordi Roca ha presentado en ‘Madrid Fusión‘ el ‘tocaplatos’. Un cromáfono, creado con la ayuda del artista y primer cíborg del mundo, Neil Harbisson, que traduce a música los sabores. “Esto dará una nueva dimensión distinta a la cocina de El Celler de Can Roca. Un plato ahora puede generar una armonía auditiva”, afirma el embajador BBVA. Un invento que llevará a la gastronomía a una nueva esfera sensorial.

Mezcla la magia de la cocina, la sonoridad de los acordes musicales y lo visual de la paleta de colores. Estos mundos tan diversos se fusionan gracias a Jordi Roca y Neil Harbisson. El mejor repostero del mundo y el artista y primer cíborg del mundo -reconocido por el gobierno británico en 2004- han inventado el ‘tocaplatos’ para traducir a música cada sabor.

Por extraño que parezca, Neil puede escuchar los colores. “Hay platos que suenan bien y platos que suenan mal. Desde que escucho el color me ha cambiado la forma de percibir la vida. Por ejemplo ahora hay verduras que me gustan más porque  me gusta como suenan“, afirma un Harbisson que solo podía ver tonalidades blancas, grises y negras por lo que se colocó un sensor en la cabeza que escanea colores para transformarlos en sonidos.

Un novedoso proyecto que hoy ha sido presentado en el certamen gastronómico Madrid Fusión. La idea primaria era elegir un tema musical para después convertirlo por Jordi en un plato de colores bien ordenados donde la armonía ha de estar bien presente.

Todo ello para traducir los sabores a música con el invento anteriormente mencionado. Ese ‘tocaplatos’ que se convierte en artilugio que fusiona notas y alimentos. “Por ejemplo, un comensal puede diseñar su propia música con los ingredientes que le gusten. Esta tecnología nos permite abrir una puerta muy interesante a nivel creativo”, afirma Jordi en Madrid.

El tocaplatos, invento presentado en Madrid Fusión por Jordi Roca y Neil Harbisson

Jordi Roca lo explica así: “Estoy como un niño con un juguete nuevo. Esto nos permite recrear canciones en forma de platos. Aún estamos trabajando en crear canciones que sepan, o recrear platos a partir de canciones”.

El otro gran protagonista del invento, el artista español residente en Nueva York Neil Harbisson, también relata su puntos de vista: “Esto es una nueva forma de interpretar la cocina, ofreciendo a los cocineros trabajar con nuevos sentidos, más allá de los que tenían a su disposición hasta ahora”.

 

 

 

Neil Harbisson, explicando en Madrid Fusión el tocaplatos en una ponencia realizada junto a Jordi Roca

Una ópera de doce platos

Una ópera en doce platos, ciencia —física y química—, orfebrería, música clásica, la necesidad de saber y seguir aprendiendo. El año 2013 fue un año clave para El Celler de Can Roca cuando, blandiendo sus tres estrellas Michelín, se consolidó como el Mejor Restaurante del Mundo; poco después llegó El Somni, una propuesta del director Franc Aleu que buscaba crear una experiencia multisensorial en el espectador.  Para ello, Aleu planteó una obra audiovisual a través de la que trascender hacia las emociones que habían llevado a los tres hermanos hacia el mayor reconocimiento que la revistaRestaurantspodía hacer a su establecimiento. Sin advertirlo, surgió la creatividad como pilar básico de todo lo que Joan, Josep y Jordi hacían y creían, y las columnas y los contrafuertes que sostenían el proyecto se centraban en la transversalidad del mismo.

Así, no fue difícil encuadrar la imagen de los Roca como artistas verticales —pese a que ellos, con modestia, se reconocen como artesanos curiosos— cuyo camino les mueve hacia el conocer, saber, experimentar y crecer como acto de vida. Asumimos que la obra perfecta no existe, pero hay que buscar ese plato que todavía falta, resonaban las palabras entre las luces y el montaje de una ópera prima en el sector gastronómico y cinematográfico.

Otras historias interesantes