Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 22 jul 2019

La actividad constructora se mantiene ante la atonía de la demanda

La venta de viviendas inició el 2T19 con un tímido ascenso pese a que los determinantes de la demanda continúan siendo favorables. El mercado hipotecario mostró un mayor dinamismo que las ventas y el tono de la iniciación de viviendas se mantiene ante una recuperación de la percepción sobre el sector por parte de los empresarios.

En mayo se vendieron 52.600 viviendas en España, según el Centro de Información Estadística del Notariado (CIEN), el 5,2% menos que en el mismo mes de 2018. Tras corregir la serie de factores estacionales y efecto calendario (CVEC), la transacciones subieron el 0,8% CVEC respecto a abril. A falta del dato del mes de junio, se constata un escaso dinamismo de la venta de viviendas en la primera mitad de 2019. Así, en los cuatro primeros meses del año las operaciones se mantuvieron prácticamente constantes respecto al mismo periodo de 2018.

La evolución de varios de los determinantes clave de la demanda fue sólida. El empleo conservó el ritmo de crecimiento en el mes junio en el 0,2% m/m CVEC, según los datos de afiliación a la Seguridad Social. Así, en el 2T19 el empleo creció el 0,6% t/t CVEC y el paro se redujo el 0,8% t/t CVEC. Los salarios pactados en convenio continuaron creciendo y hasta junio mostraron un incremento del 2,2%, lo que siguió favoreciendo a la renta de los hogares. Por su parte, el nivel de confianza de los hogares en junio mejoró respecto al mes anterior mantuvieron el optimismo respecto a la evolución de la economía durante los próximos doce meses.

Las nuevas operaciones de crédito para compra de vivienda crecieron 13,0% a/a en mayo, por encima del promedio interanual del 6,9% registrado en los primeros cuatro meses del año en curso. Por su parte, el número de hipotecas volvió a crecer por encima del número de transacciones de viviendas. De acuerdo con los datos de CIEN, en mayo se firmaron casi 26.650 préstamos hipotecarios destinados a compra de vivienda, lo que se tradujo un incremento interanual del 11,2%, por encima del promedio del primer cuatrimestre del año (8,6%). El importe medio se situó en torno a los 130.000 euros, ligeramente por debajo del promedio de los cuatro meses anteriores.

Todo ello en un contexto financiero que podría ser algo más beneficioso para el sector. Tras las últimas decisiones de política monetaria del Banco Central Europeo, el principal tipo de interés de referencia en el mercado hipotecario, el euribor 12 meses, ha experimentado un nuevo descenso hasta situarse en el -0,19% en el mes de junio, muy próximo al mínimo histórico del -0,191% de mar-18. De prolongarse esta marcha, el tipo de interés asociado a nuevas operaciones de crédito podría poner freno a la tendencia alcista de los últimos meses.

La actividad constructora mantiene el dinamismo. Según los datos del Ministerio de Fomento, en abril se visaron 9.708 viviendas de obra nueva, un 36,6% a/a más, y un aumento del 11,3% m/m CVEC, lo que compensó los débiles registros de los dos meses anteriores. Pese al avance, el nivel de permisos sigue siendo relativamente bajo, si se compara con el máximo registrado en el ciclo anterior, alcanzando tan sólo el 13,7% de esa cota.

El resto de las variables relacionadas con la actividad constructora mostró tendencias favorables. El mercado de trabajo en el sector retomó la senda de crecimiento interrumpida el pasado mes de mayo, por primera vez en los últimos 39 meses. Así, los afiliados a la Seguridad Social en la construcción en junio crecieron el 0,1% m/m CVEC. Además, el indicador de clima de la construcción residencial mostró una notable recuperación en el mes de junio debido, sobre todo, a una mejora de la tendencia del empleo. Por su parte, el mercado de suelo volvió a retroceder. El número de transacciones en mayo cayó el 5,9% m/m CVEC, el volumen de suelo se contrajo algo más del 40% m/m CVEC.

Otras historias interesantes