Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca 27 sep 2018

La banca europea se prepara para el quinto examen de transparencia

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) ha lanzado su ejercicio de transparencia a la banca europea para 2018. Ésta es la quinta vez que el supervisor europeo realiza este examen a los bancos de la zona euro. En diciembre de este año dará a conocer 900.000 datos sobre 130 bancos de la UE.

El ejercicio de transparencia anual de la EBA ofrece a los ciudadanos europeos una amplia cantidad de datos sobre los bancos de la zona euro. En concreto, cubre aspectos como su posición de capital, su exposición a deuda soberana, la calidad de sus activos y su exposición a otros riesgos. Se publicará junto a los resultados del Informe de Evaluación de Riesgos (RAR, por las siglas en inglés de Risk Assessment Report) también de la EBA.

Este examen, indica la propia Autoridad Bancaria Europea, “es un importante componente de su responsabilidad de monitorear riesgos y vulnerabilidades y fomentar la disciplina en el mercado”.

Asimismo, la EBA señala que los datos que se darán a conocer van en la línea de los ejercicios anteriores, si bien reconoce que la entrada en vigor de la nueva normativa contable, conocida como IFRS9, ha requerido una revisión de las plantillas que las entidades tienen que rellenar. Además, la información sobre la exposición de deuda soberana de las entidades se completará con información adicional respecto a los ejercicios de transparencia de otros años.

La EBA analizará datos de las entidades correspondientes a diciembre de 2017 y junio de 2018. En los resultados, la autoridad supervisora espera dar a conocer más información que en ocasiones anteriores. De hecho, según informa en un comunicado, espera publicar hasta 900.000 datos, 300.000 más que en el ejercicio de 2017.

En paralelo, la EBA publicará previsiblemente el próximo 2 de noviembre los resultados de los test de estrés que se realizan este año a la banca europea. Una de las principales novedades que se esperan es que el supervisor fijará un umbral mínimo de capital para cada entidad, en función de sus características, en lugar de un mismo requisito para todas.

Otras historias interesantes