Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sostenibilidad 10 oct 2019

La digitalización, clave para acelerar las finanzas sostenibles

“El cambio que necesitamos es masivo y la digitalización puede acelerar radicalmente no solo la movilización de fondos para un desarrollo sostenible sino también puede mejorar el uso de esos fondos mediante una mejor gestión de su impacto social”, ha explicado Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA, durante la Cumbre Bancaria Europea, celebrada en Bruselas los días 2 y 3 de octubre.

Antoni Ballabriga, que preside el grupo de trabajo sobre Finanzas Sostenibles de la Federación Bancaria Europea, ha subrayado la importancia de “conectar digitalización y sostenibilidad para desplegar todo el potencial del sector bancario y del sistema financiero a la hora de contribuir a los ODS y al Acuerdo de París”. En este sentido, señaló el relevante paso dado por la Comisión Europea al unir ambas agendas en la misma unidad en DG FISMA (la dirección general responsable de la política de la UE sobre banca y finanzas).

Durante su intervención, ha destacado las principales áreas en las que la digitalización es fundamental para que la banca pueda impulsar el desarrollo sostenible. En primer lugar, se ha referido a “la inclusión financiera a través de la identificación digital, el uso de big data y la inteligencia artificial”. También, se ha referido a la integración de la sostenibilidad en la toma de decisiones de las personas y las empresas a través de un asesoramiento basado en datos, así como al uso de las tecnologías de `blockchain´ “no solo para mejorar la eficiencia de los procesos sino también para conectar los datos de impacto social con los inversores reforzando así la transparencia”.

Además, ha señalado la importancia del “uso de datos vinculados a sostenibilidad para una progresiva integración de los riesgos ambientales y sociales en la gestión de riesgos de los bancos”. Por último, a su juicio, la digitalización es fundamental para la construcción de ecosistemas y alianzas con otros actores de otras industrias conectando las nuevas tecnologías y creando nuevos modelos de negocio. “Además el uso del big data resulta crítico puesto que, de forma agregada, puede ponerse a disposición de iniciativas sociales para abordar retos de nuestras sociedades”, ha concluido.

Sin embargo, estas oportunidades, según ha afirmado Ballabriga, también conllevan unos desafíos que es importante afrontar, como son la posibilidad de aumentar la brecha digital que excluya a los grupos sociales menos privilegiados o la amplificación de sesgos que favorezcan situaciones injustas. “En este nuevo escenario es necesario trabajar en una mayor educación financiera y digital, una mejora de las infraestructuras y un marco regulatorio adecuado”, ha señalado.

El director global de Negocio Responsable de BBVA ha aprovechado este foro bancario europeo para mostrar su reconocimiento tras las reciente firma en Nueva York de los Principios de Banca Responsable, promovidos por la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI).  “Unos principios que comprometen a alinear el negocio bancario con objetivos que integran los desafíos sociales y medioambientales de nuestra era, y que han sido firmados por 130 entidades financieras, entre las cuales se encuentran 67 europeas”, ha explicado.

European_banking_summit_group

Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA compartió panel con la directora de Tecnologías de Transformación de Microsoft, Natalie Pullin y la directora de Sustainable Digital Finance Alliance, Marianne Haahr.

En el mismo panel también participaron la directora de Tecnologías de Transformación de Microsoft, Natalie Pullin y la directora de Sustainable Digital Finance Alliance, Marianne Haahr. Esta última compartió algunas de las conclusiones del reciente informe sobre `blockchain´ y bonos verdes en el que se reconoce la innovadora experiencia de BBVA con su bono emitido para Mapfre, entre otras innovadoras operaciones en el mercado.

En su intervención, Marianne Haahr destacó algunos casos de éxito y señaló la importancia de crear más políticas que aseguren unas finanzas digitales sostenibles tanto en el marco europeo como en el internacional. “Creo que la banca del futuro será la que permita a todo el mundo tener acceso a activos verdes”, señaló Haahr.

Por su parte, Natalie Pullin de Microsoft analizó desde el punto de vista tecnológico cómo la banca se puede apoyar en la innovación para asegurar una actividad más segura y comprometida con la sociedad. Pullin ha asegurado que “ya se están aplicando tecnologías como `blockchain´ o el reconocimiento facial para asegurar un mejor uso de los datos de forma ética y transparente”.

La Cumbre Bancaria Europea es el principal evento de la Federación de Banca Europea, que se celebra anualmente. Más de 300 expertos, representantes políticos y otros actores clave del sector se reúnen en Bruselas para debatir sobre los principales problemas de la industria así como para identificar nuevas tendencias.

Además de la sostenibilidad y la digitalización, han sido protagonistas de esta edición otras áreas de referencia para el sector como la ciberseguridad, la armonización de la regulación financiera o las medidas para luchar contra el blanqueo de capitales.

Otras historias interesantes