Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

27 abr 2021

Sostenibilidad: el compromiso de BBVA por un mundo más verde e inclusivo

BBVA es un banco orientado por un propósito: “Poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”. Un propósito que persigue tener un impacto positivo en la vida de las personas, las empresas y la sociedad en su conjunto. Así, el compromiso de BBVA con la sostenibilidad es posiblemente una de las formas más claras de materializar este propósito y ayudar a sus clientes en esta transición.

Por su parte, los clientes, los mercados y la sociedad en su conjunto, no solo esperan que las grandes compañías creen valor, sino que también esperan que contribuyan de manera positiva a la sociedad. En particular, que el desarrollo económico al que contribuyen con su actividad sea inclusivo.

En 2019, BBVA llevó a cabo un proceso de reflexión estratégica para seguir profundizando en su transformación y adaptarse a las grandes tendencias que están cambiando el mundo y la industria financiera e incorporó la sostenibilidad como una de sus seis prioridades estratégicas, poniendo el foco en la lucha contra el cambio climático y el crecimiento inclusivo.

Acompañar a los clientes en la transición energética frente al cambio climático y apostar por el crecimiento inclusivo son los dos ejes del grupo en materia de sostenibilidad.

Ricardo Laiseca, responsable de la Oficina Global de Sostenibilidad de BBVA: “Una de las seis prioridades estratégicas de BBVA es ayudar a nuestros clientes en la transición hacia un futuro sostenible”.

El impulso de BBVA a la financiación sostenible arrancó en 2007 cuando participó en la primera emisión de un bono verde cuyo emisor fue el Banco Europeo de Inversiones (en adelante, BEI), un año después, la gestora del plan de pensiones de empleados en España fue la primera en el mercado en firmar los Principios de Inversión Responsable.

En 2018, BBVA presentó su Compromiso 2025 para contribuir a la consecución de los ODS y a los retos derivados del Acuerdo de París sobre el clima. Desde entonces, el Grupo avanza en el desarrollo de esta prioridad, integrando la sostenibilidad de forma transversal en la gestión y procesos internos y también en la relación con los clientes y otros grupos de interés. En este proceso destacan hitos recientes  como la aprobación de la Política General de Sostenibilidad, la creación de la Oficina Global de Sostenibilidad (GSO, por sus siglas en inglés, Global Sustainability Office) o la publicación del primer informe TCFD del Grupo.

El 4 de diciembre de 2018 tuvo lugar la firma del Compromiso de Katowice. BBVA se unió a ING, BNP Paribas, Société Générale y Standard Chartered en un compromiso conjunto para ajustar sus carteras de préstamos a los objetivos marcados en el Acuerdo de París contra el cambio climático. En una carta abierta dirigida a los líderes mundiales y jefes de Estado reunidos en la 24º Cumbre climática de las Naciones Unidas en Katowice (Polonia), estas entidades se comprometen a financiar y diseñar los servicios financieros necesarios para apoyar a los clientes en la transición a una economía baja en carbono.

'Podcast': ¿Cómo entiende BBVA la sostenibilidad?

00:00 06:22

El 22 de septiembre de 2019, BBVA firmó junto a otros 206 bancos los Principios de Banca Responsable, un marco de 6 principios para ayudar a cualquier banco a alinear su estrategia con los objetivos de la sociedad, que gestiona más de 53 billones de dólares en activos y representa más de un tercio del sector bancario mundial. Los Principios de Banca Responsable están impulsados por la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI) con el objetivo de  plantar cara a los desafíos de la emergencia climática y la sostenibilidad a los que se enfrenta la sociedad actual.

También en dicha cumbre del clima, celebrada en Nueva York en esos días , BBVA se incorporó al Compromiso Colectivo para la Acción por el Clima (Collective Commitment to Climate Action). Es una iniciativa promovida por UNEP FI que supone un importante paso de cara a trabajar como una auténtica coalición global. En su día y en opinión de los expertos fue el hito más ambicioso del sector financiero con respecto al clima. Fue firmado por 36 bancos.

En 2020, BBVA crea la Oficina Global de Sostenibilidad como unidad responsable de impulsar y coordinar las iniciativas de sostenibilidad en el Grupo. Cuenta con el apoyo de los máximos responsables ejecutivos de las distintas áreas del banco a nivel global y local. La GSO (por sus siglas en inglés) ha establecido con estos responsables reuniones periódicas de revisión de las diferentes líneas de trabajo con el objetivo de acelerar la ejecución de las mismas y garantizar el alineamiento entre las distintas unidades del Grupo.

El 21 de abril de 2021, BBVA se convierte en uno de los 43 miembros fundadores de la alianza bancaria de cero emisiones netas (Net-Zero Banking Alliance: NZBA, por sus siglas en inglés). Los bancos de esta alianza internacional se comprometen a que todas sus carteras de crédito y de inversión sean neutras en emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050 como fecha límite, en línea con la ciencia y los objetivos más ambiciosos del Acuerdo de París. Además, el impacto directo de su actividad también tendrá que ser neutro, algo que BBVA ya ha conseguido en 2020.

Las finanzas en la transición sostenible

La lucha contra el cambio climático supone una de las mayores disrupciones de la historia, con consecuencias económicas extraordinarias, a las que todos los actores de nuestro entorno (gobiernos, reguladores, empresas, consumidores y sociedad en general) tienen que adaptarse. El cambio climático y la transición hacia una economía baja en carbono tienen implicaciones relevantes en las cadenas de valor de la mayoría de los sectores productivos, y pueden requerir inversiones significativas en numerosas industrias. Sin embargo, los avances tecnológicos en torno a la eficiencia energética, las energías renovables, la movilidad eficiente o la economía circular suponen también una fuente de nuevas oportunidades.

La banca tiene el rol de universalizar el acceso a soluciones financieras sostenibles

BBVA es consciente de que tenemos por delante una década (en virtud del Acuerdo de París, el objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40 % hasta 2030 con respecto a las de 1990) crucial para hacer una transformación como sociedad en la que la banca desempeña un papel clave ayudando a personas, empresas e instituciones a acometer la transición hacia un mundo más verde e inclusivo.

bbva-sostenibilidad-cifras-grafico

Consciente del destacado papel de la banca en la transición hacia un futuro sostenible a través de su actividad de financiación y asesoramiento, BBVA se ha comprometido a alinear paulatinamente su actividad conforme a los objetivos marcados en el Acuerdo de París y ayudar a los clientes en dicha transición.

Para BBVA son prioritarios los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en los que puede tener un mayor impacto positivo aprovechando el efecto multiplicador de la banca, por lo que pretende acompañar a sus clientes con un doble foco en Acción Climática y Crecimiento inclusivo.

Así, en Acción Climática entran en la hoja de ruta del Grupo acciones destinadas a fomentar la eficiencia energética, la economía circular y la reducción de la intensidad de carbono. Y en términos de Crecimiento Inclusivo, movilizar inversiones hacia infraestructuras inclusivas y fomentar el emprendimiento y la inclusión y salud financiera.

Transparencia y compromiso en la divulgación de información no financiera

BBVA anunció los avances en su estrategia frente al cambio climático con la publicación de su política de sostenibilidad y su primer informe sobre los riesgos y oportunidades del cambio climático de acuerdo al estándar del Grupo de Trabajo de Divulgaciones Financieras sobre el Clima (TCFD, Task Force Climate-related Financial Disclosure, en sus siglas en inglés).

En noviembre de 2020, BBVA ha publicado su primer informe TCFD, que  refleja dichos progresos en la incorporación del riesgo climático en la gestión de todos los negocios de BBVA y el compromiso de la entidad para acompañar a sus clientes hacia un futuro más sostenible. Las recomendaciones del grupo TCFD están impulsadas por el Consejo de Estabilidad Financiera (‘Financial Stability Board’) con el objetivo de orientar a las empresas a la hora de gestionar e informar sobre riesgos y oportunidades de negocio relacionados con el cambio climático.

Los ratings de sostenibilidad miden el desempeño de las empresas en materia ESG y determinan su presencia en los índices de sostenibilidad. Así, la permanencia y posición en estos índices bursátiles depende de la demostración de los progresos constantes en cuestiones de sostenibilidad de las compañías, e influyen en la elegibilidad de dichas empresas en las carteras de inversión.

BBVA participa anualmente en los principales análisis de sostenibilidad, que realizan las agencias de rating no financiero. En base a las evaluaciones obtenidas en estos análisis, las empresas son elegidas para formar parte en los índices de sostenibilidad.

Algunos de los índices más reconocidos son el Dow Jones Sustainability Index (DJSI), el FTSE4Good o los índices MSCI ESG. En 2020, BBVA ha obtenido la primera posición entre los bancos europeos en el DJSI, que mide el desempeño de las mayores compañías por capitalización bursátil en materia económica, ambiental y social. A nivel mundial, el Grupo ha ocupado la segunda posición, consiguiendo la máxima nota (100 puntos) en los apartados de inclusión financiera, reporting medioambiental, reporting social, ciudadanía corporativa y filantropía, salud y seguridad laboral; estrategia fiscal y ‘policy influence’. Así, BBVA ha alcanzado una puntuación global de 87 puntos, 5 puntos más que en 2019.

BBVA ha sido incluido, por cuarto año consecutivo, en el Índice de Igualdad de Género de Bloomberg (Bloomberg Gender-Equality Index), mejorando la nota de 72,32% a 77,29%, lo que supone un reconocimiento a su apuesta para crear entornos de trabajo de confianza, en los que estén garantizados el desarrollo profesional y la igualdad de oportunidades de todos los empleados con independencia de cuál sea su género.

Cintillos__sostenibilidad_bbva_Compromiso 2025
gif-sostenibilidad-compromiso-2025-bbva

Compromiso 2025: el objetivo de financiación sostenible de BBVA

En 2018, BBVA presentó su Compromiso 2025 para alinear progresivamente su actividad con el Acuerdo de París. En el capítulo de financiación sostenible, BBVA ha alcanzado 50.154 millones de euros a cierre de diciembre de 2020. Esto supone lograr la mitad de su objetivo de financiación sostenible previsto para el periodo 2018-2025 (100.000 millones de euros), un año antes de lo previsto. El ritmo de crecimiento en la financiación de este tipo de operaciones sostenibles por parte de BBVA supone un 33% más de lo planeado.

El ‘Compromiso 2025’ de BBVA está basado en tres líneas de actuación: financiar, integrar e involucrar.

  1. Financiar: BBVA se compromete a movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sociales y agroindustria sostenible, emprendimiento e inclusión financiera.
  2. Gestionar los riesgos ambientales y sociales asociados a la actividad del Banco, para minimizar sus potenciales impactos negativos directos e indirectos.
  3. Involucrar a todos los grupos de interés para impulsar de forma colectiva la contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

La transición hacia una economía baja en carbono tienen implicaciones relevantes en las cadenas de valor de la mayoría de los sectores productivos, y pueden requerir inversiones significativas en numerosas industrias. Sin embargo, los avances tecnológicos en torno a la eficiencia energética, las energías renovables, la movilidad eficiente o la economía circular suponen una fuente de nuevas oportunidades para todos.

En este contexto, BBVA ha definido un conjunto de valores, principios, criterios recogidos en la Política de Sostenibilidad del Grupo para conseguir crear valor de manera sostenida para los accionistas, empleados, clientes y para el conjunto de la sociedad.

Cintillos__sostenibilidad_bbva_Acción climatica

Acción climática: la contribución de BBVA para frenar el calentamiento global

Tal y como destaca el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando y son un 50% superiores al nivel de 1990. Además, el calentamiento global está provocando cambios permanentes en el sistema climático, cuyas consecuencias pueden ser irreversibles si no se toman medidas urgentes ahora. Conforme establece el ODS 13 de la Agenda de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, para limitar el calentamiento a 1,5°C, las emisiones mundiales de CO2 deben disminuir en un 45% entre 2010 y 2030, y alcanzar el cero alrededor de 2050.

En este contexto, BBVA ha incorporado la acción climática como uno de los pilares que sustentan su estrategia de sostenibilidad con el objetivo de movilizar los recursos oportunos para gestionar el desafío del cambio climático y abordar los ODS relacionados con este reto.

Para entender el aumento de las temperaturas y la concentración de gases de efecto invernadero (GEI) hay que analizar la evolución de la actividad productiva de la humanidad. Uno de los factores que más contribuyen al calentamiento global es el incremento de las concentraciones de GEI (gases de efecto invernadero) generados directamente por la actividad humana, sobre todo por las emisiones derivadas de la producción de energía de origen fósil.

'Podcast': Comienza la cuenta atrás para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

00:00 21:60

BBVA, neutro en emisiones netas en 2050

En la Junta General de Accionistas celebrada el 20 de abril de 2021, el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, anunciaba el compromiso de la entidad de convertirse en neutro en carbono en 2050.

BBVA se ha incorporado, como uno de los 43 miembros fundadores, a la alianza bancaria de cero emisiones netas (Net-Zero Banking Alliance: NZBA, por sus siglas en inglés). Los bancos de esta alianza internacional se comprometen a que todas sus carteras de crédito y de inversión sean neutras en emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050 como fecha límite, en línea con la ciencia y los objetivos más ambiciosos del Acuerdo de París. Además, el impacto directo de su actividad también tendrá que ser neutro, algo que BBVA ya ha conseguido en 2020.

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA: “Ya somos neutros en emisiones de CO2 por nuestra propia actividad y queremos serlo también en emisiones indirectas, teniendo en cuenta las de nuestros clientes”.

Mediante esta alianza, cada banco se compromete a fijar metas intermedias de descarbonización para 2030 en línea con el objetivo de cero emisiones netas en 2050. A finales de este año -y tras anunciar que dejará de financiar el carbón-, BBVA completará sus planes y objetivos en los sectores más intensivos en emisiones de CO2: petróleo, gas, automoción, siderurgia, cemento y transporte.

 

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA: “La sostenibilidad es parte esencial de nuestra estrategia, incluida la lucha contra el cambio climático, que es una de las mayores disrupciones a las que se ha enfrentado la humanidad”.

BBVA deja de financiar el carbón

En marzo de 2021, BBVA se comprometía a reducir a cero su exposición a actividades relacionadas con el carbón, dejando de financiar así a empresas en esas actividades, antes de 2030 en los países desarrollados y antes de 2040 en el resto de países en los que está presente. Esta decisión, recogida en la actualización del Marco Medioambiental y Social de BBVA, está alineada con la propuesta del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), consistente en limitar la subida de las temperaturas a un máximo de 1,5ºC y con la ambición de conseguir una economía neutra en carbono en 2050.

BBVA dejará de financiar aquellos clientes cuyas actividades basadas en carbón representen más del 5% de sus ingresos. Las empresas que superen este umbral solo podrán recibir financiación para proyectos de energías renovables y sostenibles. La definición del umbral está en línea con el criterio de Science-Based Target Initiative, una iniciativa que propone una aproximación metodológica para fijar objetivos de descarbonización basados en la ciencia.

Según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, la generación de electricidad a base de carbón debe reducirse a casi cero para lograr una economía neutra en carbono en 2050.

El Marco Medioambiental y Social de BBVA establece líneas rojas claras de financiación a determinados sectores  con un mayor potencial de impacto ambiental y social, así como los de mayor exposición en la transición a una economía baja en carbono: energía, minería, infraestructura, agroindustria y defensa.

BBVA apuesta por el hidrógeno verde y limpio en Europa

BBVA se ha adherido a la Alianza Europea del Hidrógeno Limpio, organismo que pretende fomentar la extensión y el desarrollo en el uso del hidrógeno verde para una Europa neutra en carbono en 2050. BBVA es el único banco español en esta alianza, impulsada por la Comisión Europea. Esta alianza trabaja para que el hidrógeno limpio (también conocido como verde) sea accesible en toda la UE y promueve el establecimiento de un mercado de hidrógeno verde que contribuya al crecimiento económico y creación de empleo.

 

Riesgos asociados al cambio climático

El aumento de las temperaturas en la Tierra provoca efectos de magnitudes que no están claras todavía, lo que añade un grado adicional de incertidumbre. Se hace evidente que la respuesta más racional es intentar mitigar el incremento de las temperaturas mediante la adopción urgente de políticas globales, planificadas en su implementación, predecibles y creíbles.

En este proceso, BBVA ha establecido una clasificación que divide sus riesgos en: físicos, que son consecuencia directa del cambio climático provocados o favorecidos por los fenómenos meteorológicos extremos y el potencial daño físico a los activos de la entidad a largo plazo; y de transición, que son aquellos riesgos consecuencia del viraje hacia una economía baja en emisiones de carbono (como los cambios legislativos, variación de patrones de consumo, etc.), que implican la incorporación del cambio climático a la planificación de riesgos del negocio. 

BBVA ha incluido el cambio climático en su evaluación anual de riesgos y ha incorporado la sostenibilidad a su Marco de Apetito de Riesgo. Para ello, ha desarrollado una taxonomía interna de riesgos de transición para clasificar sectores en función de su sensibilidad al riesgo de transición, e identifica así métricas a nivel de cliente.

Impacto directo de la actividad del Grupo BBVA

Aunque por el tipo de actividad que desempeñan, los bancos no son grandes emisores directos de CO2 en comparación con otros sectores (1,02% de las emisiones en Europa, según Eurostat), BBVA se ha propuesto reducir el impacto de su actividad sobre el medioambiente como parte de su estrategia para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible. Así, a través del Plan Global de Ecoeficiencia (PGE), y en línea con los objetivos marcados en su Compromiso 2025 sobre cambio climático, BBVA se ha convertido en neutro en carbono en 2020 en relación a los impactos ambientales directos de sus operaciones y ha anunciado que también lo será en cuanto a los impactos indirectos (sus clientes) en 2050.

BBVA cumple su objetivo de ser neutro en emisiones de carbono en 2020

En paralelo a la reducción de emisiones, BBVA anunció, en el marco de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP 25) en 2019, la incorporación de un precio interno a las emisiones de CO2 que además generen un impacto positivo a las comunidades locales donde se desarrollan.

BBVA ha compensado toda la huella de carbono con proyectos mitigadores de CO2, que además generan un impacto positivo en las comunidades locales donde se desarrollan. Así, el banco ha compensado 120.562 toneladas de CO2 durante 2020 en siete proyectos en países en los que opera. Es un avance más en el marco de su compromiso de alinear su actividad al Acuerdo de París y reducir emisiones, tanto directas como indirectas.

Además, en el caso de España y Portugal, el 100% de la energía consumida  es ya de origen renovable; y en México, Estados Unidos, Argentina, Colombia, Perú y Turquía alcanza ya un porcentaje representativo, contribuyendo a que el dato del Grupo esté en un 65% de consumo de energía renovable. En Turquía, Uruguay y España se ha apostado también por la autogeneración de energía renovable en los edificios, mediante la instalación de placas fotovoltaicas y termosolares.

De cara a 2025, BBVA se ha fijado el objetivo de reducir un 68% sus emisiones de CO2 con respecto a 2015 y que el 70% de la energía contratada por el Grupo en todo el mundo sea renovable.

La estrategia del Plan Global de Ecoeficiencia (PGE) de BBVA se desarrolla en tres ámbitos: reducción del impacto directo, concienciación de los empleados y compensación de la huella de carbono.

BBVA ha batido todos los objetivos de su Plan Global de Ecoeficiencia en el periodo 2016-2020 y su huella ambiental presenta unos datos muy positivos con respecto a 2019. Un 65% de la energía que consume en sus instalaciones procede de energías renovables, superando ampliamente el objetivo para 2020, que era un 48%.

Con independencia del impacto que la crisis de la Covid-19 haya podido tener en los indicadores ambientales, la huella ambiental del Grupo presenta unos datos muy positivos con respecto al año anterior, con reducciones del 58% en emisiones de CO2 (según el método market based), del 9% en consumo de electricidad, del 6% en consumo de agua y del 42%  en  papel (todos  ellos  por  persona).

Eficiencia de los edificios corporativos gracias a la inteligencia artificial y los algoritmos ‘verdes’

BBVA ha renovado y ampliado las certificaciones de los Sistemas de Gestión Ambiental basados en la Norma ISO 14.001 en Argentina, Colombia, España, Perú, Uruguay, México y Turquía. Un total de 80 edificios y 1.034 sucursales cuentan con esta certificación. Asimismo, 21 edificios y 10 oficinas del Grupo cuentan con la certificación LEED de construcción sostenible, entre los que se encuentran las principales sedes del banco en España, México, Estados Unidos, Argentina y Turquía. De todos ellos, hay cuatro que han recibido la más alta categoría de certificación, LEED Platino, reconociendo así el esfuerzo de BBVA por tener los mejores estándares ambientales y energéticos en sus edificios.

Reducir el impacto de su actividad sobre el medioambiente es uno de los objetivos de la estrategia de BBVA para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible. Con este objetivo se optimiza también el diseño y construcción de las sedes corporativas del Grupo, como el complejo Ciudad BBVA (Madrid) que actualmente consume al año entre un 12% y un 15% menos que cuando se inauguró en 2015, evitando así la emisión de  1.430 toneladas de CO2 anuales.

Para la construcción de la actual sede BBVA en Madrid, se siguieron criterios que permitieran lograr la máxima eficiencia energética y el menor impacto ambiental como el uso de materiales reciclados y sostenibles, zonas verdes o un sistema de aprovechamiento de agua de lluvia. Además, en Ciudad BBVA se colocaron 50.000 sensores que recogen datos sobre el estado de las instalaciones.

El complejo madrileño, por ejemplo, utiliza un ‘software’ de analítica energética e instalaciones basado en tecnologías de inteligencia artificial (IA) para reducir el consumo energético. La herramienta funciona mediante una conexión al sistema de control del edificio y, a través de algoritmos matemáticos programados de tratamiento de datos, permite detectar y diagnosticar incidencias en las instalaciones. Para un mejor aprovechamiento de los recursos naturales, se ha duplicado la instalación fotovoltaica.

Podcast: Edificios sostenibles de BBVA, arquitectura con ahorro energético

00:00 15:55

Con todas las medidas de eficiencia implantadas, Ciudad BBVA ha alcanzado en 2020 unos ahorros anuales equivalentes a lo que consumen 2500 hogares en todo un año, un 50% más que en 2019

Medir la huella de carbono de individuos y empresas

Además de reducir su impacto directo, BBVA también ayuda a terceros a calcular la cantidad de gases de efecto invernadero que emiten a la atmósfera con su actividad diaria. Para ello, BBVA ha desarrollado One View, una herramienta pionera para que las empresas puedan calcular su huella de carbono gracias a la analítica de datos.

BBVA, primer banco del mundo que usa analítica de datos para calcular la huella de carbono de las empresas.

Para hacer este cálculo, se estudian los movimientos que se producen en las cuentas agregadas de la empresa relacionados con los gastos de electricidad, gas o combustible. Con esta información, One View convierte los gastos derivados del consumo de energía en toneladas de CO2 emitidos a la atmósfera por la actividad empresarial. 

Además, la aplicación ya permite al cliente definir un objetivo de ahorro energético para el siguiente periodo anual o hacer comparativas con otras empresas. Usando los parámetros del sector de actividad (CNAE), la facturación declarada por la empresa y el número de empleados en plantilla, BBVA proporciona al cliente una visión de cómo se comporta (percentil de gasto mensual) con respecto a empresas muy similares a él.

Cintillos_sostenibilidad_bbva_Finanzas sostenibles

La recuperación económica tras la crisis sanitaria supone un desafío mayúsculo, uno de los mayores retos, también desde el punto de vista empresarial, a los que jamás se haya enfrentado la humanidad, que traerá como consecuencia trasvases masivos de valor entre actividades y sectores, que se producirán a gran velocidad.

BBVA entiende el desarrollo sostenible como la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Así, el desarrollo sostenible emerge como el principio rector para el desarrollo mundial a largo plazo, tratando de lograr, de manera equilibrada, el desarrollo económico, el desarrollo social y la protección del medioambiente.

En este escenario, las finanzas sostenibles se presentan como una propuesta fundamental, y una oportunidad económica, especialmente como salida de la crisis económica de la Covid-19. Naciones Unidas ha cuantificado que son necesarios entre cinco y siete billones de dólares de inversión al año para poder cumplir con los ODS, una hoja de ruta en la que los bancos tienen un rol crucial, en palabras del presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, “el futuro de la banca está en financiar el futuro”.

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA: “El futuro de la banca está en financiar el futuro”.

Entre 2018 y diciembre de 2020, BBVA movilizó un total 50.200 millones de euros en finanzas sostenibles, de los cuales 30.100 millones de euros se dedicaron a finanzas verdes, 6.200 millones a infraestructuras sociales y 6.600 millones fueron destinados a proyectos de inclusión financiera y emprendimiento. Además, 7.300 millones de euros se han invertido en gestión de activos y soluciones verdes.

En lo relativo al cliente mayorista, BBVA ha comenzado a integrar factores de sostenibilidad en sus evaluaciones y programas financieros de clientes. En 2020, el mercado de bonos verdes, sociales y sostenibles casi dobla las cifras del año anterior (con un aumento del 97% de volumen emitido a finales de septiembre de 2020 frente a la misma fecha en el ejercicio de 2019). De acuerdo con Bloomberg, BBVA es el octavo banco más activo en el mercado de deuda a nivel global, el cuarto en Europa y el primero en España.

BBVA se ha convertido en un asesor con amplia experiencia en el mercado de los bonos sostenibles (participando en 2007 en la emisión del primer bono verde por parte del Banco Europeo de Inversiones).

Así, en 2020, BBVA fue el intermediario líder, con una cuota del 16,4%, tanto por número de operaciones (15), como por volumen colocado, 2.454 millones de euros. El crecimiento del segmento de bonos sostenibles ha atraído en España a más entidades financieras en la intermediación, con 34 de ellas participando en alguna colocación, frente a las 25 de 2019. Desde 2018, BBVA avanza en su objetivo de apoyar a sus clientes corporativos en sus estrategias de financiación sostenible a través de un innovador marco de producto transaccional sostenible pionero en la industria. La financiación sostenible creció un 45% en España durante  2020, hasta alcanzar los 33.026 millones de euros, en un año marcado por la crisis del coronavirus, según los datos del Observatorio Español de la Financiación Sostenible (Ofiso).

El Grupo ha desarrollado una metodología que permite clasificar las operaciones de banca transaccional de sus clientes como verdes, sociales o sostenibles. Así, se emite un bono social si los proyectos que se van a financiar son sociales; y un bono verde si son proyectos relacionados con recursos naturales y medioambiente. Para adquirir la categoría de verde, es necesario que el fin de un producto financiero sea promover la sostenibilidad ambiental y que esté calificado como tal por un consultor medioambiental.

Durante el año 2020, BBVA ha liderado 43 emisiones de bonos verdes, sociales y sostenibles de clientes en Estados Unidos, Latinoamérica y Europa que han supuesto un volumen desintermediado por BBVA de 4.180 millones de euros como parte de la estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible del Grupo para alinear su actividad con los ODS y el Acuerdo de París.

En paralelo, BBVA Asset Management (BBVA AM) ha puesto en marcha un plan de sostenibilidad que afecta de manera transversal a toda la gestora. Este plan tiene como objetivo incorporar los criterios de  sostenibilidad al proceso de inversión de todos los vehículos gestionados y se apoya en cuatro pilares: compromiso, exclusión, integración y estrategia de impacto.

Cintillos__sostenibilidad_bbva_Productos y soluciones

BBVA impulsa la sostenibilidad, prioridad estratégica de la entidad, en cada una de sus operaciones y productos. Actualmente, cuenta con un catálogo de alternativas sostenibles para todos sus productos en España y continuará este camino en el resto de las zonas geográficas en las que opera. La amplia gama de soluciones sostenibles pretende dar así respuesta a una creciente demanda de la sociedad y ayudar a sus clientes a tomar mejor decisiones financieras a la vez que contribuyen con el medioambiente.

productos-sostenibles-BBVA-sostenibilidad

De esta manera, BBVA quiere acompañar a sus clientes en la adopción de hábitos más sostenibles que favorezcan la reducción de emisiones de forma proactiva, apostando por herramientas y soluciones basadas en datos que les ayuden a controlar su consumo.

'Podcast': Las soluciones financieras sostenibles de BBVA

00:00 07:52

Aunque el mercado de productos financieros vinculados a la sostenibilidad es relativamente nuevo, está creciendo a un ritmo acelerado, lo que permite a las empresas y sectores que buscan formas de iniciar una trayectoria sostenible o ampliarla, acceder a una financiación sostenible. Entre las soluciones promovidas por BBVA centradas en identificar las oportunidades que surgen del cambio climático, así como en crear propuestas de valor y ofrecer asesoramiento para clientes particulares y empresas, destacan las siguientes según geografías:

En España, BBVA ofrece distintas variantes de préstamos: el préstamo coche ecológico, destinado a particulares y autónomos que deseen adquirir vehículos eléctricos e híbridos para fomentar la movilidad sostenible. Con el fin de reducir la contaminación y promover la conservación del medioambiente, BBVA se ha unido a Hyundai ofreciendo financiación a clientes que deseen adquirir vehículos eléctricos.

En paralelo, la línea de préstamos promotor destinada a la construcción de viviendas de alta eficiencia energética ofrece a los compradores financiación a través de una nueva línea verde.

Además, BBVA es la primera entidad bancaria europea en lanzar tarjetas de plástico reciclado, que estarán disponibles para todas las geografías en 2021. Entre los productos sostenibles más recientes se encuentra también el primer plan de pensiones individual (PPI) gestionado con criterios de inversión socialmente responsable (ISR).

En México, BBVA ofrece a sus clientes particulares beneficios para la financiación de coches de bajas emisiones y seguros para dichos vehículos.

En 2020, BBVA México se unió al programa C Solar, una iniciativa coordinada por la Secretaría de Energía para impulsar la transición energética de las pymes mexicanas a través de financiación con garantía NAFIN (Nacional Financiera, la institución de banca de desarrollo en México) para la generación de energía solar fotovoltaica.

BBVA México estableció una importante alianza de cooperación y vinculación con los organismos más importantes en el ámbito de la sostenibilidad: la Corporación Financiera Internacional (IFC), la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable en México (GIZ) y el Centro Mario Molina. Estos reconocidos organismos con profundo conocimiento sobre diversos temas sostenibles ayudarán a fortalecer los objetivos sostenibles del banco en el país.

Operaciones

BBVA actuó en México como agente sostenible único de la primera línea de crédito en formato RCF sostenible firmada en América Latina con un importe de 21.350 millones de pesos mexicanos con la compañía FIBRA UNO. Así mismo, BBVA también formalizó en esta misma geografía un crédito vinculado a indicadores de sostenibilidad por 51 millones de dólares con el Grupo Hotelero Valetín, el primer préstamos vinculado a indicadores de sostenibilidad que otorga el Grupo al sector hotelero mexicano.

BBVA también ha participado en la emisión del primer bono social de género del país, donde actúa como intermediario en la emisión del primer bono verde dolarizado de Fibra Prologis. Y fue intermediario colocador en la emisión del primer Bono Social de Género de BID Invest. Este organismo multilateral escogió a México como el primer mercado local en el cual emitir este bono temático, convirtiéndose en el segundo bono social de género en el país.

La institución bancaria a través de su  Banca Transaccional, otorgó un crédito en cuenta corriente por 10,6 millones de dólares al Grupo Altex. Se trata de un crédito líquido en el que al menos el 80% será destinado para financiar actividades sostenibles.

En Colombia, BBVA ofrece créditos para viviendas sostenibles y da al cliente como beneficio una tasas preferencial y ahorros en servicios públicos de hasta del 20%. En este país, la entidad ha dado un impulso a la sostenibilidad lanzando en el último trimestre de 2020 tanto una línea de financiación para coche eléctrico e híbrido, como una hipoteca para vivienda certificada como sostenible. También se incluye en su portafolio de producto los seguros para este tipo de coches y viviendas.

En términos puntuales durante 2020, en financiación de vehículos híbridos y eléctricos se destinaron 34.937 millones de pesos; para vivienda sostenible el monto fue de 1.036 millones de pesos. Además, se adelantaron garantías de crédito a empresas con proyectos cuyo fin era la sostenibilidad en carácter ambiental y social, es esa línea empresas como Metro de Bogotá y Colombia Móvil SA se vieron beneficiadas con garantías por más de 350.000 millones de pesos entre ambas.

Operaciones

Entre las operaciones sostenibles, destacan un `Leaseback´ con el Grupo BIOS por 39.568 millones de pesos; y el confirming social en alianza con la multinacional del retail Jerónimo Martins por 26.000 millones de pesos. Además, se dispuso una línea de capital de trabajo para la empresa Nestlé Colombia por 115.000 millones de pesos. El año cerró con la financiación a largo plazo (KPI Link Loan) a la compañía de alimentos Colombina por un monto de 45.000 millones de pesos. 

En cuanto a movilidad sostenible, BBVA otorgó a la compañía de financiamiento RCI Colombia una línea de financiación de 7.000 millones de pesos dirigida a la colocación de créditos para la financiación de vehículos eléctricos y lanzó el Fondo Páramo, con el que la entidad busca facilitar de manera directa la conservación de los páramos del país. Con esta iniciativa, la entidad destina el 25 % del recaudo por comisiones de administración de este fondo a la preservación de los ecosistemas.

También BBVA otorgó a Colombina un segundo préstamo sostenible a cinco años por valor de 20.000 millones de pesos. Por último, BBVA ha cerrado también  la primera financiación a largo plazo a través de un crédito sostenible en formato ESG Linked otorgado en Colombia, para  Argos (Cementos Argos) por 160.000 millones de pesos.

Entre los productos sostenibles en Perú, actualmente, ofrece “Mi vivienda verde”, un crédito hipotecario con subsidio del Estado para la compra de una vivienda certificada como proyecto verde.

Operaciones

BBVA firmó la primera línea de factoring sostenible por 15 millones de dólares con la pesquera peruana TASA y ha otorgado una línea de ‘factoring’ social por cinco millones de dólares con la empresa peruana Pesquera Exalmar para financiar a armadores pesqueros y apuesta por aumentar la oferta hipotecaria para viviendas de buena calificación energética.

Por otro lado, BBVA ha formalizado una línea de crédito social para capital de trabajo con Financiera Compartamos. Este  fondo de 35 millones de dólares se destinará a pymes y a mujeres emprendedoras para favorecer la bancarización de un colectivo de personas que, particularmente durante la pandemia, necesita mayor apoyo para salir adelante.

En Argentina, BBVA se ha consolidado como el primer banco privado en lanzar una nueva línea de préstamos personales llamada ‘eco préstamos’ y es la primera entidad del país en conceder préstamos certificados como sostenibles bajo el marco de la banca transaccional sostenible, como el que se entregó a la empresa Medicus para la adquisición de equipamiento para combatir la Covid-19.

En cuanto a pymes, BBVA desarrolla una línea de préstamos verdes con un plazo de cuatro años y una tasa preferencial de 35% TNA, para ser destinados a actividades sociales  y sostenibles. Por último, en el sector de automoción, BBVA en Argentina financia la compra de vehículos 100% eléctricos en alianza con VOLT motors. 

Además,  BBVA ha sido el primer banco en Argentina en lanzar tarjetas de plástico reciclado, realizadas en un 85,5% en PVC (policloruro de vinilo), que procede de desechos de otros materiales plásticos. Los materiales reciclados proceden de diferentes industrias como el embalaje, la impresión, la automoción o las ventanas.

Operaciones

BBVA en Argentina actuó como banco organizador y colocador del primer bono verde de Petroquímica Comodoro Rivadavia por una emisión total de 50 millones de dólares, una operación muy relevante para la entidad, por ser la primera emisión que realiza con estas características y de tal envergadura.

En su papel como agente financiero para la construcción de un futuro sostenible, BBVA lanzó recientemente un préstamo automotor para la compra de vehículos eléctricos.

BBVA emitió el primer bono sostenible en el mercado uruguayo. El banco recibió la asesoría de BID Invest, organización que pertenece al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Es un bono sostenible a diez años por un monto de hasta 15 millones de dólares.

En Estados Unidos se puso en marcha una línea de financiación para la compra de vehículos híbridos y eléctricos para particulares en 2020 y una oferta verde para hipotecas de viviendas con certificación sostenible.

BBVA en Turquía cuenta con hipotecas verdes, comercializadas en el marco de un acuerdo con el IFC y  líneas de préstamos para vehículos eléctricos e híbridos por el lado de la financiación. También ofrece a sus clientes la posibilidad de invertir en un plan de pensiones formado por acciones de empresas cotizadas “BIST Sustainability Index” como resultado de su concienciación por el calentamiento global y la inclusión social.

Cintillos_sostenibilidad_bbva_Crecimiento inclusivo

El segundo pilar de la estrategia de sostenibilidad de BBVA es el crecimiento inclusivo. Una mayor inclusión financiera impacta favorablemente en el bienestar y el crecimiento económico sostenido de los países. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), “el crecimiento inclusivo es un crecimiento económico que se distribuye equitativamente entre la sociedad y crea oportunidades para todos”. Por tanto, la lucha contra la exclusión financiera es coherente con el compromiso  social de BBVA, así como con sus objetivos de negocio.

A cierre de 2020, BBVA ha movilizado 2.148 millones de euros en clientes del ámbito de la inclusión financiera y emprendimiento.

BBVA fomenta el acceso a la financiación para todos a través de soluciones digitales de fácil uso, especialmente en mercados emergentes y ofrece programas de educación financiera más de 15 millones de personas desde 2008. En el terreno de la inclusión financiera, la tecnología permite a BBVA grandes avances que vienen de la identificación digital, el uso de big data y la inteligencia artificial.

inversion-comunidad-infografia-bbva-sostenibilidad

La educación financiera en BBVA

BBVA ha invertido 91,4 millones de euros en programas de educación financiera que han beneficiado a 29,2 millones de personas (casi el equivalente a la población de Perú) desde 2008, año del lanzamiento de su Plan Global de Educación Financiera. En 2020 destinó 2,7 millones de euros a estas iniciativas que promueven la salud financiera entre la población.

El compromiso de la entidad con la formación en finanzas es a largo plazo. En 2008, la entidad puso en marcha dicho Plan Global de Educación Financiera con el objetivo de mejorar la salud financiera de las personas mediante la capacitación en habilidades y competencias financieras en canales presenciales y digitales, a través de tres líneas de actuación: educación financiera para la sociedad, educación financiera en soluciones de cliente y promoción de la educación financiera y difusión de contenido divulgativo.

Iniciativas de inclusión financiera en distintas geografías

BBVA México ha establecido una alianza con la plataforma Zolvers para que las empleadas del hogar accedan a servicios bancarios. Esta alianza abre la oportunidad de bancarizar a más de 25.000 empleadas domésticas. Gracias al uso de APIs BBVA, las empleadas inscritas en esta plataforma podrán abrir de manera ágil y sencilla desde la aplicación de Zolvers, una cuenta digital de BBVA México. Las APIs son un conjunto de comandos, funciones y protocolos informáticos que permiten a los desarrolladores crear programas específicos para ciertos sistemas operativos.

También en México, BBVA y Saeko, mantienen una alianza para impulsar la inclusión financiera. A través de Open Banking y la utilización de APIs, la entidad bancaria pone en manos de terceros sus productos y servicios. Con esta alianza se busca ofrecer servicios bancarios a cerca de 20.000 estudiantes que actualmente no tienen acceso a los servicios financieros.

BBVA Argentina ha desarrollado una Plataforma digital de Educación Financiera  gratuita y de libre acceso, con el objetivo de mejorar la salud financiera de los argentinos aportando conocimientos y habilidades financieras a través de talleres 100% online para brindar nociones financieras y administrativas que ayuden a sus clientes y a la comunidad en general  a aprender a pensar ‘económicamente’.

Además, ha puesto al alcance de clientes y no clientes un blog de educación financiera con el objetivo de que aprendan a tomar mejores decisiones en este campo. En esta línea, BBVA Argentina continúa impulsando el Programa de Educación Financiera para jóvenes, con un formato totalmente digital, adaptado a la situación de pandemia. En alianza con ‘Junior Achievement’ se desarrolla también el Programa Finanzas Personales destinado a alumnos de entre 16 y 18 años. Los talleres tienen como objetivo brindar a los estudiantes las nociones básicas de planificación y herramientas financieras, para que aprendan a tomar decisiones inteligentes en el contexto de sus finanzas personales.

Con el mismo objetivo de ayudar a tomar mejores decisiones financieras, BBVA desarrolla en Perú el programa de Educación Financiera ‘Tu dinero, tu amigo’, supervisado por la Fundación BBVA. En este programa participan colaboradores de empresas e instituciones a quienes se llega a partir de la oferta del área de pago de nóminas y que reciben información sobre ahorro, tarjetas de crédito y crédito hipotecario. Dadas las condiciones creadas por la pandemia en 2020, los talleres pasaron a desarrollarse en formato digital. En total, se realizaron 32 talleres del programa para 1.001 participantes, así como una ponencia dirigida al segmento pyme, en la que participaron 890 representantes de pequeñas empresas.

La pandemia de Covid-19 también ha condicionado el desarrollo del programa de Educación Financiera de BBVA en Colombia, que en 2020 ha tenido lugar en dos escenarios. El primero, que se realizó de manera presencial entre los meses de enero y marzo, permitió recorrer con un aula móvil varias zonas del país formando a clientes y no clientes en finanzas personales. Después, para cumplir con las normas de seguridad se pasó a un formato de talleres virtuales con el que se pudo involucrar a 17.842 personas más, logrando formar a 22.742 personas en 2020.

En Uruguay, BBVA ha continuado con la actividad de dos programas de educación financiera en 2020. El primero, ‘Adelante con tu futuro’, que promueve la educación financiera desde su lanzamiento en 2012, y que ya ha logrado que más de  5.600 personas reciban la capacitación en los talleres de ahorro, crédito y salud crediticia. Además, con Junior Achievement orienta su actividad a jóvenes y adultos con el objetivo de brindarles nociones básicas de planificación y herramientas financieras para una mejor gestión de sus finanzas personales.

Data y sostenibilidad: inteligencia de datos para el bien común

La digitalización es un movilizador de las finanzas sostenibles. Además, en el terreno de la inclusión financiera, la tecnología pone en nuestra mano grandes avances que vienen de la identificación digital, el uso de big data y la inteligencia artificial.

En el último año, marcado por la pandemia, la apertura y compartición de datos se ha consolidado como una herramienta para el bien común. BBVA, Iberdrola y Telefónica unieron esfuerzos para analizar las consecuencias de la primera ola de la Covid-19 compartiendo análisis basados en registros diarios y anonimizados del uso de tarjetas y TPV, de consumo eléctrico de las empresas y de movilidad en el territorio nacional. El estudio, publicado en diciembre de 2020, muestra que el uso continuo de datos en tiempo real permitirá calibrar en cada momento futuros escenarios de confinamiento y ayudar en la toma de decisiones, minimizando así las repercusiones sociales y económicas de las restricciones adoptadas para combatir la pandemia. Además, BBVA está colaborando en el Observatorio de la Covid-19 del MIT Media Lab, un equipo de trabajo del MIT (Massachusetts Institute of Technology) que reúne científicos y líderes de la industria para la obtención de conocimiento colectivo sobre la pandemia a partir del análisis de datos que reúne el sector privado.

La sostenibilidad también es el telón de fondo de la actividad más innovadora del grupo. Así, en 2019, BBVA ya introdujo por primera vez el “Reto AgroTech Sostenible”, un desafío para los programadores inscritos en el Hackathon BBVA organizado por BBVA México, propuesto por la Corporación Financiera Internacional. En  la edición de 2020, el Hackathon BBVA incluía por segundo año consecutivo el reto de sostenibilidad ‘Green Challenge’,que buscaba orientar, apoyar y concientizar a clientes sobre la huella de carbono que generan y cómo podrían mejorar en ese sentido a través de la eficiencia energética. La edición Hackathon 2020 fue la primera competición de programación organizada a nivel mundial en formato 100% digital. 

Siguiendo la estela de esta competición, el equipo de Talento & Cultura y Engineering de BBVA en Perú, desarrolló su primer ‘Hackathon’ 100% virtual en 2021: la ‘Space Hackathon‘, centrada en la temática de videojuegos, un encuentro con el que el banco pone a prueba la capacidad resolutiva de los más jóvenes.

En el mercado de banca mayorista, la combinación de sostenibilidad e innovación permitió a BBVA desarrollar el primer bono verde estructurado utilizando tecnología ‘blockchain’ para Mapfre, una operación pionera por su doble carácter sostenible y tecnológico.

BBVA Open Innovation es la unidad encargada de forjar conexiones y alianzas con emprendedores ‘fintech’ de todo el mundo, y encontrar soluciones innovadoras que permitan a la entidad aportar soluciones para los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Así, el Programa de Aceleración de ‘startups’ de BBVA Open Innovation también permite impulsar nuevas iniciativas y proyectos innovadores que tengan un firme compromiso con la sostenibilidad. Este es el caso de Fundeen, la ‘fintech’ que “permite a particulares invertir en proyectos de energía renovable” bajo el lema de “Rentabilidad sostenible, sostenibilidad rentable”. De este mismo programa se beneficia la ‘startup’ Creando Redes, que ayuda a que las empresas incorporen en sus decisiones el capital natural, es decir, las existencias de recursos naturales de un territorio.

Además, BBVA colabora en la edición de SDGs Global Startup Competition, el concurso internacional para ‘startups’ y emprendedores, organizado por la Organización Mundial del Turismo para promover el turismo sostenible.

BBVA Open Summit es el evento que conecta a impulsores, innovadores y otros actores del ecosistema fintech para cambiar el panorama de la banca tradicional y crear el futuro de la industria financiera. La agenda de Open Summit cubre las materias más disruptivas para analizar los desafíos del futuro, con especialistas en temas como el ‘machine learning’, el ‘open banking’ o los pagos, y donde cobra la sostenibilidad cobra especial relevancia.

Cintillos__sostenibilidad_bbva_Fundacion microfinanzas

La Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA) ha sido reconocida por la OCDE como la primera fundación en América Latina en contribución al desarrollo, y la segunda en el mundo sólo tras la Fundación Bill & Melinda Gates.

Además, según las últimas conclusiones presentadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es la primera fundación del mundo en contribución al desarrollo para la igualdad de género.

Tal y como recoge el informe ‘Development finance for gender equality and women’s empowerment: A 2021 snapshot’, entre 2018 y 2019, la FMBBVA , a través de sus entidades en América Latina, desembolsó, de media, 595 millones de dólares para atender tres cuestiones básicas de las mujeres más vulnerables en la región: la independencia económica, la autoestima y el sentimiento de pertenencia e integración social.

En 2020, la Fundación Microfinanzas BBVA apoyó a 2,6 millones de emprendedores en situación de vulnerabilidad en Colombia, Perú, República Dominicana, Chile y Panamá, un 57,2% de los cuales son mujeres. En dicho año, las entidades de la FMBBVA facilitaron 764.669 créditos por valor de 944 millones de euros (1.055 millones de dólares), con un crédito medio de 1.235 euros (1.380 dólares).

Desde su creación en 2007, ha desembolsado a través de sus entidades 15.224 millones de dólares (12.654 millones de euros) en créditos a cinco millones de emprendedores de bajos recursos.

A pesar de las dificultades derivadas de la pandemia, en 2020, la FMBBVA ha impartido educación financiera a un total de 396.601 personas. En Colombia, en colaboración con el gobierno, ha incluido financieramente a cerca de 270.000 beneficiarios de las ayudas públicas, el 69% mujeres. En Perú, ha llevado el llamado “Bono Familiar Universal” a cerca de 200.000 de sus emprendedores.

La FMBBVA ha reforzado su estrategia de sostenibilidad medioambiental con iniciativas que contribuyen a fortalecer la resiliencia de los emprendedores a los que atiende, que además tienen un mayor riesgo de vulnerabilidad frente al cambio climático. Además, integra la digitalización en su día a día para transformar los servicios financieros, impulsando así una inclusión financiera más sostenible.

La FMBBVA ofrece una amplia gama de productos y servicios financieros (crédito, ahorro, seguros, remesas…), junto con un servicio integral de asesoramiento y apoyo continuo, orientado a mejorar las capacidades empresariales y los conocimientos financieros de las personas con las que trabaja, herramientas fundamentales para ayudarles a superar la pobreza.

La FMBBVA integra la digitalización para transformar los servicios financieros impulsando una inclusión financiera más sostenible.

Entre sus logros se incluye la implantación de un sistema bancario estandarizado y robusto en todos los países donde está presente, la automatización de la gestión documental, aplicaciones móviles para emprendedores, sus asesores y agentes, y el refuerzo de las comunicaciones multicanal. En un entorno en el que las relaciones personales son clave, poner a disposición de sus clientes servicios de forma más sencilla y menos costosa (tanto en términos de tiempo como de dinero para el emprendedor) se convierte en un aspecto crucial. Además, esta infraestructura tecnológica también está contribuyendo a mejorar la sostenibilidad medioambiental.

La FMBBVA utiliza estas infraestructuras para incorporar los datos como un activo estratégico, lo cual permite implementar su sistema de medición de impacto social con eficiencia, y, sobre todo, poner a disposición de los emprendedores a los que sirve una mejor oferta de valor.

Durante la pandemia, la prioridad para la FMBBVA ha sido reforzar el apoyo y  mantener la cercanía con los 2,6 millones de personas a las que atiende. Esto ha sido posible gracias al proceso de transformación digital que había iniciado años antes, y que ha demostrado todo su potencial y efectividad en los momentos más críticos de la pandemia.

Fundación-BBVA_sostenibilidad_bbva_cintillos

Por su parte, la Fundación BBVA ha generado en torno a su actividad una red de expertos que aporta un relevante capital social a la estrategia de BBVA en materia de sostenibilidad. Así, BBVA, a través de esta fundación ha tenido un papel pionero y esencial en el apoyo a la investigación y las actuaciones alrededor del medioambiente en España y a escala global.

Desde su nacimiento, los Premios Fronteras se han convertido en un sello de excelencia científica a escala global, reconociendo a los investigadores que se encuentran en la vanguardia mundial de la lucha contra el calentamiento global y la crisis de biodiversidad. Precisamente para proteger la diversidad biológica nacieron también los Premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, que reconocen las actuaciones en defensa de la naturaleza en España y Latinoamérica, y las iniciativas de sensibilización medioambiental en el territorio español.

Asimismo, desde 2001, se han promovido y apoyado proyectos de investigación en las ciencias del medioambiente, a través de los programas de Ayudas a Equipos de Investigación Científica y desde 2014 con las Becas Leonardo.

En 2008, la faceta de la investigación pasó a integrarse en los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, con la creación de dos categorías que reconocen contribuciones científicas fundamentales para abordar los dos mayores desafíos ambientales de nuestro tiempo: Cambio Climático y Ecología y Biología de la Conservación. Desde su nacimiento, los Premios Fronteras se han convertido en un sello de excelencia científica a escala global.

Teniendo en cuenta que los desafíos ecológicos de nuestro tiempo no tienen fronteras, desde 2017 los Premios a la Conservación de la Biodiversidad han incorporado una categoría mundial para distinguir actuaciones de preservación de especies, hábitats y ecosistemas en cualquier lugar del planeta.

Además, desde el convencimiento de que el abordaje efectivo de los desafíos ambientales requiere de la difusión de la información y la concienciación ecológica a escala global, en 2019 la Fundación BBVA creó el Premio Biophilia de Comunicación Medioambiental para reconocer a los mejores comunicadores ambientales del planeta.

Gastronomía sostenible

En el marco de la concienciación y el consumo responsable, BBVA trabaja de la mano de El Celler de Can Roca en el desarrollo del proyecto de ‘Gastronomía Sostenible’, que cuenta con su propio manifiesto y que nace con el propósito de ayudar al consumidor en la transición hacia una vida sostenible donde la la alimentación es la primera medicina.

Productos locales comprometidos con el medioambiente y la alimentación saludable

00:00 18:55

BBVA apoya a los productores locales (ya han colaborado cerca de 80) y sus productos de calidad para favorecer el equilibrio económico, social y medioambiental. Además, en un momento en el que la sociedad demanda nuevas formas de consumo, BBVA favorece la difusión de un conocimiento culinario tan relevante a nivel social, cultural y medioambiental, a través de sencillas recetas de la mano de los hermanos Roca, referentes internacionales de gastronomía.

Cintillos_sostenibilidad_bbva_Responsabilidad social

Responsabilidad social frente a la Covid-19

BBVA puso en marcha en 2020 su plan ‘Respuesta Social a la COVID-19’, dotado con 35,7 millones de euros para ayudar a la sociedad en su conjunto. Los fondos se han destinado fundamentalmente a la compra de equipamiento médico para apoyar a los sistemas públicos de salud. Además, el banco ha colaborado con diversas organizaciones para apoyar a colectivos vulnerables y ha impulsado la investigación sobre la enfermedad y sus consecuencias desde la Fundación BBVA.

Más de 3,5 millones de personas se han beneficiado directamente de estas iniciativas, adicionales a las medidas para apoyar a los clientes, como las moratorias y los créditos con aval público.

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA: “Tenemos que dar un paso al frente. Podemos hacerlo y, además, debemos hacerlo”.

El 81% de la contribución, se ha dedicado a la compra de material sanitario que incluye 2.845 respiradores, 400 oxigenadores, 2.020 test, 9,5 millones de mascarillas, 5.396 EPI o kits de protección, 144.057 gafas y protectores faciales, 8,3 millones de guantes, 26.850 unidades de gel y alcohol, 21.004 mantas y 3,7 millones de unidades de otro material médico. Con este material se ha apoyado a 371 hospitales. Además, se han financiado 3 hospitales de campaña y se han adquirido 780 unidades de equipamiento electrónico para enfermos. Un total de 839.773 personas se han beneficiado del material médico facilitado a hospitales, que representa el 24% de los beneficiarios del plan.

La segunda línea de los fondos, vinculada con el ODS 2 (Hambre Cero) y ODS 10 (Reducción de las Desigualdades) y que representa un 11% de la donación, se ha enfocado a ayudar a colectivos vulnerables. Así, a través de la colaboración con 472 entidades, BBVA ha apoyado a más de 2,6 millones de personas — un 76% de los beneficiarios del plan — . Entre ellas destacan, a nivel global, Cruz Roja en Argentina, España, México y Colombia, y bancos de alimentos en Estados Unidos y Portugal. Los fondos han servido fundamentalmente para cubrir sus necesidades alimentarias y bienes de primera necesidad; apoyo afectivo y psicosocial, y asistencia y formación.

La tercera línea de los fondos, vinculada con el ODS 9 (Industria, innovación e Infraestructura) y que representa un 8% de la donación total, se ha destinado al fomento de la investigación contra la Covid-19, que ha beneficiado directamente a 226 científicos o investigadores. En este apartado destaca el apoyo a 20 proyectos de investigación científica a través de la Fundación BBVA en biomedicina, big data – IA, ecología y veterinaria, economía y ciencias sociales, y humanidades. Además, se ha apoyado un proyecto de investigación en Uruguay.

Los bancos son parte fundamental de la solución ante la crisis de la Covid-19. En concreto, BBVA ha activado iniciativas de ayuda, con foco en empresas, pymes y autónomos, pero también para los particulares más afectados por la crisis del coronavirus, en distintos países. Durante 2020, BBVA ayudó a tres millones de clientes afectados por la pandemia con cerca de 63.000 millones de euros entre líneas de crédito con aval público (25.000 millones) y moratorias (38.000 millones). En concreto, ha ofrecido líneas de crédito a través de programas gubernamentales por 20.000 millones de euros.

La Unión Europea tras la crisis sanitaria: el ‘Plan Next Generation’

Aprobado en julio de 2020, el Plan ‘Next Generation’ de la Unión Europea destinará 1,8 billones de euros a poner en marcha la economía de la región tras la Covid-19 y a seguir avanzando en objetivos sociales claves para la UE, como la transición climática. Sin duda, el plan de recuperación más ambiental de la historia, coherente con el objetivo climático de la Unión.

A la hora de canalizar los fondos del Plan ‘Next Generation’ de la UE, los bancos juegan  un papel clave facilitando que lleguen a su destino final y multiplicando su efecto.  Así, estos fondos se plantean como una oportunidad para corregir deficiencias estructurales de la economía, sentar las bases de un crecimiento sólido y más inclusivo a largo plazo y apostar por la digitalización de empresas y administraciones, además de acelerar la necesaria transición hacia una economía más sostenible.

Otras historias interesantes