Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 05 abr 2019

La financiación sostenible, clave para el futuro europeo

Si bien el Plan Juncker, puesto en marcha en 2004, ha contribuido a reducir la brecha de inversión causada por la crisis económica y financiera, Europa debe centrarse ahora en dos ejes, de cara a la próxima década: adaptarse a un modelo de inversión más sostenible e invertir en capacidades estratégicas digitales clave. En opinión de José Manuel González-Páramo (consejero ejecutivo de BBVA), es fundamental que Europa promueva un modelo de financiación sostenible que mire hacia el futuro.

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA, ha participado en el foro financiero Eurofi, celebrado en Bucarest. Aquí ha dialogado, entre otros, con Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, sobre los retos para mejorar la capacidad de inversión a largo plazo en Europa. Entre otras cosas, ha recordado que se necesitan alrededor de 180.000 millones de euros al año en inversiones para alcanzar los objetivos de la UE de cara a 2030, dentro del Acuerdo de París.

Así, ha hecho hincapié en la necesidad de acelerar la adopción de nuevas tecnologías sostenibles tanto a nivel público como privado, para mejorar la competitividad de las empresas europeas en este campo. Las compañías de mayor tamaño, en general, disponen de los recursos necesarios para afrontar este cambio. Por eso, a su juicio, los esfuerzos deben centrarse en las pequeñas y medianas empresas para fomentar, por ejemplo, la mejora de la eficiencia energética de sus edificios.

Según datos de la Comisión Europea, en la actualidad el consumo por parte de los edificios aglutina el 40% del total del consumo de energía y el 36% de las emisiones de gas. Alrededor del 75% de los edificios no cuentan con un consumo de energía eficiente.

Teniendo en cuenta estos datos, el sector financiero podría poner su granito de arena de dos maneras: asesorando a las pymes, por ejemplo, ayudando a calcular su huella de carbono de modo que tengan conciencia y puedan tomar decisiones en base a la sostenibilidad; y dando apoyo financiero, a través de productos minoristas como hipotecas que liguen la eficiencia energética con unas condiciones de financiación más ventajosas, fomentando de esta manera su inversión.

José Manuel González-Páramo - consejero ejecutivo de BBVA

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA - BBVA

Asimismo, recalcó la necesidad de invertir en capacidades digitales tales como inteligencia artificial o ciberseguridad para conseguir una infraestructura digital robusta. En este sentido, José Manuel González-Páramo ha dado la bienvenida al ambicioso programa de financiación Europa Digital, que se pondrá en marcha en 2021. Esta iniciativa de la UE aportará financiación para proyectos en cinco ámbitos: la supercomputación, la inteligencia artificial, la ciberseguridad, las competencias digitales avanzadas y la extensión del uso de las tecnologías digitales en toda la economía y la sociedad.

José Manuel González-Páramo ha resaltado que a pesar de todas las iniciativas que la Comisión Europea ha promovido para la inversión a largo plazo mediante la financiación de proyectos e infraestructuras aún persisten desafíos. Destacó entre otras, la implementación de los estándares de contabilidad IFRS 9, el marco regulatorio de Basilea III y la finalización de la unión del mercado de capitales.

Entonces, ¿cómo puede el sector financiero y asegurador jugar un mejor papel? El consejero ejecutivo de BBVA ha apuntado iniciativas, como que la inversión en infraestructuras se considere  un tipo de activo a través de la estandarización de los contratos, el desarrollo de un lenguaje común y, enfatizar la distribución de riesgos realzando el papel de los bancos multilaterales como el BEI a través de garantías extendidas y cofinanciación de proyectos.

Otras historias interesantes